Salsa chimichurri. Receta fácil

Salsa chimichurri. Receta fácil

¿Nos votas?

15 m
Calorias: 40
Fácil

El chimichurri es una salsa típica de países como Uruguay, Paraguay y Argentina. De consistencia líquida, se elabora principalmente a base de orégano, ajo, vinagre, perejil, ají molido y sal. El uso de ají hace de esta una salsa de carácter marcadamente picante, que se suele emplear para marinar principalmente carnes y pescados, y para servir como aderezo de ensaladas o carnes asadas. Su principal cualidad es realzar el sabor de las carnes sobre las que se aplica. Es una salsa muy utilizada en el famoso asado argentino.

Hacia finales del siglo XIX, el chimichurri se solía elaborar con una base de salmuera, que posteriormente se fue sustuyendo por vinagre. Además de los ingredientes ya mencionados (ajo, perejil, orégano, etc.), en su elaboración se pueden incluir otros; tomillo, laurel, pimienta, mostaza, etc. Hay que dejar claro que no hay una única receta para esta salsa, ya que tanto los ingredientes empleados como sus proporciones, varían considerablemente de unas zonas a otras.

Como podréis comprobar en el paso a paso que os mostramos a continuación, la elaboración de esta salsa es sumamente sencilla, consistiendo, básicamente, en picar finamente los ingredientes sólidos y mezclarlos con los líquidos. Jugando con la cantidad de ají se pueden obtener versiones con una mayor o menor carácter picante.

Ingredientes para 2 personas

  • Ajo - 2 Dientes
  • Guindilla cayena - 1 unidad
  • Orégano - 1 cucharada
  • Tomillo - 1 cucharada
  • Comino - 1 cucharada
  • Perejil - 1 cucharada
  • Pimentón Dulce - 1 cucharada
  • Aceite de oliva - media taza
  • Vinagre Blanco - 1 cucharada
  • Sal - al gusto

Cómo hacer la receta de Salsa chimichurri. Receta fácil

  1. Para esta deliciosa salsa vamos a necesitar un cuenco de mortero en el que nos quepan todos los ingredientes y no se salga al machacarlo con el mortero.
  2. Picamos el perejil, el ajo a cuchillo para que luego cueste menos picar con el mortero.
  3. Añadimos las especias: la guindilla, orégano, tomillo, comino molido, perejil fresco, pimentón dulce, una cucharada de vinagre blanco y sal al gusto.
  4. Vamos mezclando con el mortero y añadimos el aceite de golpe. Mezclamos bien todo con el mortero.
  5. Esta salsa no tiene que estar emulsionada, es más bien un aspecto de aceite marinado con muchas especias.
  6. Prueba la salsa y corrige de sal en caso de necesitarlo. Sirve con una buena pieza de carne a la plancha y a COMER!

Notas y Consejos

Aunque la mayoría de gente suele usar hierbas aromáticas secas, hay que decir que el aroma y sabor que aportan en fresco es muy superior, por ello, os recomendamos que en la cocina uséis, siempre que estén a vuestro alcance, hierbas recién recolectadas. Tener en el alféizar de la ventana unas macetas con diversas plantas aromáticas está al alcance de cualquiera, solo tenemos que vigilar el riego y darles un abonado cada 15 días para que ellas nos regalen sus deliciosos aromas.

Aunque esta salsa se puede consumir recién hecha, a mí me gusta prepararla varios días antes de su uso. Una vez que se ha enfriado, la transfiero a un recipiente con cierre hermético y la dejo en la nevera durante varios días. A medida que la salsa se enfríe, el aceite solidificará, apareciendo como una capa blanquecina en la superficie de la salsa. Cuando la queramos usar, debemos sacarla de la nevera un par de horas antes para que el aceite vuelva a un estado líquido, lo que nos facilitará volver a mezclarlo con el resto de ingredientes.

La chimichurri suele tener una consistencia líquida, para alterarla, variando la consistencia, podéis jugar con las proporciones los tres líquidos usados y de las hierbas aromáticas.

Si te ha gustado esta receta de Salsa chimichurri. Receta fácil te aconsejamos no te pierdas más Recetas de Salsas y no olvides descargar Gratis Nuestro App. DESCARGAR AQUÍ.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook