Bolas de Queso Fritas o Fried Cheeseballs

Bolas de Queso Fritas o Fried Cheeseballs

¿Nos votas?

30 m
Calorias: 480
Fácil

La técnica del rebozado nos permite disfrutar de deliciosas tapas en contrastes de texturas y sabores, como por ejemplo, las bolas de queso fritas o fried cheeseballs de hoy. En Cocina Casera podéis encontrar múltiples ejemplos de su uso, como en el caso, entre otras, de nuestras recetas de fingers de pollo y bolas de patata y chorizo. Si queréis ver muchas otras elaboraciones podéis hacerlo haciendo uso del buscador que encontraréis en la parte superior derecha de nuestra página, no os perdáis, por ejemplo, nuestra amplia variedad de recetas de croquetas elaboradas con todo tipo de ingredientes.

En esta ocasión os vamos a enseñar a preparar unas deliciosas bolas de queso fritas, o también conocidas por los anglosajones como Fried Cheeseballs, se trata de una elaboración muy sencilla y rápida de preparar, que es ideal para servir como entrante a la hora de la comida o como aperitivo del que disfrutar a media mañana. Servirlas acompañadas de un poco de embutido, y una copa de vino o una cerveza, y preparaos para disfrutar de una experiencia gustativa única.

Para preparar esta receta solo necesitáis queso Camembert, pan rallado, huevo y aceite de oliva. Pocas veces se obtiene un plato tan fantástico con tan pocos ingredientes. ¿Os los vais a perder?

Ingredientes de las Bolas de Queso Fritas o Fried Cheeseballs para 16 unidades

  • Queso Camembert - 250 gramos
  • Huevo - 1 unidad
  • Pan rallado - lo necesario para rebozar
  • Aceite de oliva - lo necesario para freír

Cómo hacer la receta de Bolas de Queso Fritas o Fried Cheeseballs

  1. En primer lugar, cortamos el queso en porciones del tamaño de un bocado. Cascamos un huevo, vertemos su contenido en un plato y lo batimos con la ayuda de un tenedor.
  2. Echamos el pan rallado en otro plato. Ponemos los trozos de queso en el huevo batido y los rebozamos ayudándonos de un par de tenedores o de las manos.
  3. Seguidamente, los pasamos al plato con el pan rallado y los volteamos para que se impregnen por todos lados. A medida que los rebozamos los pasamos a otro plato donde los dejamos reposar durante unos minutos para que se sequen un poco.
  4. Vertemos abundante aceite de oliva en una sartén y lo ponemos a calentar. Cuando esté caliente, freímos los trozos de queso, por tandas, hasta que se doren por todos lados.
  5. Cuando estén dorados, los retiramos de la sartén con la ayuda de una espumadera y los ponemos sobre papel absorbente. Dejamos que se templen un poco y servimos.

Notas y Consejos

Aunque la receta se llama bolas de queso, hemos preferido cortar la pieza en tacos para aprovecharla al máximo. No obstante, si queréis que el plato haga honor a su nombre, podéis hacer uso de un sacabolas.

El queso Camembert es ideal para elaborar este plato porque con él se consigue un delicioso contraste de texturas; crujientes exterior y cremoso interior. Podéis probar a preparar esta receta con otros tipos de queso, como, por ejemplo, queso fresco.

Si queréis obtener un rebozado aún más crujiente, os sugerimos que hagáis un rebozado doble, esto es; tras pasar las porciones de queso por huevo y pan rallado, volvemos a pasarlas de nuevo por huevo y otra vez por pan rallado.

Si te ha gustado esta receta de Bolas de Queso Fritas o Fried Cheeseballs te aconsejamos no te pierdas más Recetas de Tapas y no olvides descargar Gratis Nuestro App. DESCARGAR AQUÍ.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook