Salsa de champiñones

Salsa de champiñones

Danos tu valoracion

Salsa de champiñones

Hoy os traemos una salsa que, por su suave sabor, es ideal para acompañar todo tipo de platos de carne, pasta, pescado o verdura. Se trata de una salsa de champiñones elaborada a partir de unos pocos ingredientes fáciles de encontrar y muy económicos. En gastronomía estas preparaciones jueguen un papel muy importante ya que en numerosas ocasiones son las que marcan la diferencia entre un plato insulso y otro sabroso y apetecible. En Cocina Casera os proponemos numerosas recetas con las que preparar distintos tipos de salsas, es el caso, por ejemplo, de la barbacoa, o de la tradicional salsa romesco típica de Cataluña.

Siempre os decimos que intentéis elaborar los platos con ingredientes de temporada, en ese sentido esta receta es ideal para preparar en cualquier momento del año, ya que en la actualidad, con las modernas técnicas de cultivo del champiñón, lo tenemos a nuestra disposición todo el año, por lo que no se puede establecer una temporada única, salvo que nos refiramos a variedades de champiñón silvestre, que, en países como España, se suelen recolectar en otoño.

Como ya viene siendo habitual desde hace algún tiempo, os compartimos un detallado vídeo en el que os mostramos todo el proceso de elaboración, aunque para los iniciados en el mundo de la cocina hay recetas cuya sencillez puede hacer innecesario este documento gráfico, lo cierto es que en Cocina Casera estamos seguros de que para los que nunca han estado entre fogones estos vídeos son de gran ayuda.

Y dicho esto, ha llegado la hora de meternos en faena. ¡Agarrad vuestro delantal favorito que comenzamos!

Vídeo de la Receta

Ingredientes [Para 4 personas]:

  • Champiñón – 250 gramos
  • Nata – 250 mililitros
  • Cebolla – 1 unidad
  • Dientes de ajo – 2 unidades
  • Vino blanco – 100 mililitros
  • Sal – al gusto
  • Pimienta negra – al gusto
  • Aceite de oliva – 3 cucharadas grandes

Elaboración de la Receta

  1. Pelamos los dientes de ajo y la cebolla y picamos ambos ingredientes finamente.
  2. Calentamos aceite en una sartén, y añadimos el ajo y la cebolla. Cocinamos, a fuego medio, hasta que la cebolla se ablande.
  3. Mientras tanto, limpiamos con un paño la tierra que puedan tener los champiñones y los cortamos en láminas.
  4. Cuando la cebolla esté tierna, añadimos los champiñones a la sartén. Echamos también la sal y la pimienta. Seguimos cocinando para que los champiñones pierdan parte de su agua.
  5. A continuación, vertemos el vino blanco. Cocinamos hasta que prácticamente todo el vino se haya evaporado.
  6. Por último, vertemos la nata líquida y cocinamos durante 2 ó 3 minutos.
  7. Apartamos la sartén del fuego y ponemos su contenido en el vaso de la batidora eléctrica. Con el accesorio batidor, trituramos todos los ingredientes hasta obtener una salsa de textura homogénea. Si la salsa resultante es demasiado espesa, añadimos más nata y volvemos a batir. En cualquier caso, debemos tener en cuenta que cuando la salsa se enfríe espesará un poco más.
  8. Vertemos el contenido del vaso en un recipiente con cierre hermético y dejamos que la salsa se enfríe antes de tapar y refrigerar. También podemos usarla de inmediato.

Anotaciones y Consejos

Aunque la variedad más extendida de champiñón es el blanco de carne firme, os sugiero que, si podéis conseguirlos, preparéis esta salsa con champiñones de la variedad «portobello», por ser, bajo mi punto de vista, más potentes en sabor.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook