Soufflé de chocolate

Soufflé de chocolate

Danos tu valoracion

Soufflé de chocolate

El soufflé es una elaboración que trae de cabeza a mucha gente porque, hagamos lo que hagamos, cuando llega el momento de sacarlo del horno, el temor a que se nos venga abajo está siempre presente. Para tristeza de muchos, hemos de deciros que este declive, más o menos acentuado según la receta utilizada, forma parte de la naturaleza de un soufflé; cuando lo tenemos en el horno, la temperatura elevada lo mantiene álgido, pero, al sacarlo, el cambio brusco de temperatura produce un colapso en su estructura y, poco a poco, comienza un lento pero inexorable declive. En cualquier caso, lo importante de un buen soufflé, mucho más allá de su belleza exterior, es su maravillosa y liviana textura interior.

En esta ocasión, hemos preparado un soufflé para adictos al chocolate. El cacao en polvo, y el chocolate en tabletas, se llevan todo el protagonismo en esta receta. El resultado es, como no podía ser de otra manera, un postre delicioso que no defraudará a comensal alguno.

En nuestra página, puedes encontrar muchas otras recetas ideadas para los amantes del chocolate, como nuestro bizcocho de chocolate sin harina o nuestras deliciosas trufas caseras de chocolate.

Vídeo de la receta

Ingredientes [para 3 personas]:

  • Chocolate para fundir – 100 gramos
  • Azúcar – 35 gramos
  • Huevos – 3 unidades
  • Leche – 35 gramos
  • Cacao en polvo puro – 25 gramos
  • Sal – una pizca
  • Azúcar glas – para espolvorear
  • Mantequilla – para untar los moldes

Elaboración de la receta

  1. Lo primero que vamos a hacer es engrasar con mantequilla los moldes (nosotros hemos usado 3 moldes de unos 10 centímetros de diámetro). Una vez engrasados, los espolvoreamos con azúcar glas y los metemos en la nevera.
  2. Calentamos al baño María el chocolate troceado y el azúcar.
  3. Una vez que el chocolate se funda, lo retiramos del fuego.
  4. Fuera del fuego, añadimos la leche y mezclamos. Añadimos también el cacao en polvo y volvemos a mezclar.
  5. A continuación, cogemos un huevo y separamos la clara de la yema. Reservamos la clara y añadimos la yema al cuenco donde tenemos el chocolate. Mezclamos hasta que se integre. Repetimos el mismo proceso con el resto de huevos.
  6. Ponemos las claras, y una pizca de sal, en el vaso de la batidora de mano y, con la ayuda del accesorio de varillas, las montamos hasta que estén a punto de nieve.
  7. Precalentamos el horno a 200ºC.
  8. Vertemos las claras montadas en el cuenco del chocolate, y, con la ayuda de una espátula, mezclamos suavemente realizando movimientos envolventes, para que la masa retenga la mayor cantidad de aire.
  9. Sacamos los moldes de la nevera y vertemos la masa dentro dejando 1-2 centímetros sin rellenar.
  10. Horneamos, a 200ºC, durante 15-20 minutos. Durante el horneado la masa tiene que elevarse bastante por encima del borde del molde. Es posible que la superficie del soufflé se agriete dando lugar a un bonito greñado.
  11. Sacamos del horno y servimos inmediatamente. Si lo deseamos, podemos espolvorear un poco de azúcar glas por encima justo antes de servir.

Anotaciones y consejos

Es importante no abrir el horno durante la cocción, y esperar hasta que el soufflé suba.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook