Sukalki de Ternera

Sukalki de Ternera

Danos tu valoracion

¿En verano ensaladas y en invierno guisos y estofados? Puede ser, la verdad es que yo los tomo ambos durante todo el año, incluso helados en diciembre. Pero hoy voy a hacer algo típico de Euskadi, el Sukalki que viene a ser un estofado común pero añadiéndole pimientos choriceros, lo que le dará un característico tono rojo a la salsa. La carne, (de ternera) suele ser la parte de la aguja. Aunque yo hoy he usado el zancarrón.

Ingredientes Para 4 personas

Para el estofado:

  • 1 kilo de zancarrón (u otra pieza similar)
  • 2 puerro
  • 2 zanahorias
  • 1 tomate
  • 3 pimientos choriceros
  • 1 vaso de vino tinto
  • Caldo de verduras o pollo
  • Aceite de oliva
  • Harina
  • Aceite de girasol
  • Sal y pimienta

También necesitaras:

  • Sartén
  • 1 cazuela pequeña
  • Olla a presión
  • Pelador
  • Cuchara de madera

Elaboración de la Sukalki de Ternera

  1. Para hacer el Sukalki, tendrás que comprar la carne cortada en dados (de 4x4x4 aprox.). Cuando la tengas, métela toda en una ensaladera, salpiméntala, echa harina, y remueve.
  2. Pon aceite de girasol en una sartén a calentar y fríe ligeramente los trozos de carne. Déjalos reposar en la ensaladera.
  3. Mientras, usando el aceite caliente de freír la carne, deja que se pochen ahí los puerros y las zanahorias picadas durante 10 minutos a fuego medio – alto.
  4. Ahora, pon las verduras pochadas en la olla, añádele el tomate pelado y despepitado, el vaso de vino tinto y déjalo hervir para evitar amargor por culpa del vino. Cuando haya hervido, mete en la olla los trozos de carne y cubre con caldo de verduras o pollo.
  5. Ponle la tapa a la olla y ponlo a fuego alto. Cuando la olla silbe, bájalo a fuego medio y cocínalo durante 30 minutos.
  6. Durante ese tiempo, hidrata los pimientos choriceros. Para ello, primero despepítalos, y seguido, habrá que llevarlos a ebullición 3 veces desde agua fría. A este proceso se le llama blanquear, que además de hidratar, quita parte del amargor al pimiento.
  7. Con ayuda de una cuchara, extrae la carne de los pimientos, desechando la piel.
  8. Pasada la media hora, comprueba que están tiernos y de ser así, déjalos en una fuente. Mientras, añade la carne de los pimientos y tritúralo todo. Prueba de sal y hiérvelo.
  9. Espero que os haya gustado.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook