Tabbouleh o Tabulé libanés

Tabbouleh o Tabulé libanés

¿Nos votas?

Receta para hacer Tabbouleh o Tabulé libanés

El tabbouleh, o también conocido con el nombre de tabulé o ensalada libanesa, es una ensalada originaria de Siria y el Líbano que suele ser elaborada como acompañamiento de diversos aperitivos. Es un plato que se sirve frío, por lo que es ideal para combatir el calor de los meses de verano. En Cocina Casera disponemos de una amplia variedad de ricas recetas de ensaladas originales, como es el caso, entre otras, de la clásica ensalada César con pollo. Si queréis ver muchos otros ejemplos no dudéis en visitar nuestra sección de Ensaladas y Verduras o de hacer uso del buscador situado en la parte superior derecha de nuestra página.

Los principales ingredientes que se suelen emplear para preparar el tabbouleh son bulgur, perejil picado, aceite de oliva, tomate, zumo de limón, lechuga y, dependiendo de la región, podemos encontrar otras verduras y hierbas aromáticas, así como cuscús o quinoa en lugar de bulgur.

La elaboración de este plato es sumamente sencilla, tan solo hay que picar unos pocos ingredientes y cocinar el cereal durante unos minutos. Cualquier persona, aún no teniendo conocimientos de cocina, puede preparar esta ensalada.

Desde el punto de vista nutricional cabe destacar que el tabulé nos ofrece una gran cantidad de importantes nutrientes; minerales, vitaminas, fibra, hidratos de carbono, etc. Al usarse las verduras en cruda, aprovechamos todas sus cualidades.

¿Queréis aprender a preparar esta clásica ensalada libanesa?

Vídeo de la Receta

Ingredientes [Para 4 personas]:

  • Bulgur (puedes utilizar cuscús o quinoa) – 100 gramos
  • Cebolletas – 2 unidades
  • Perejil picado – 1 cucharada grande
  • Hierbabuena picada – 1 cucharada grande
  • Tomates – 2 unidades
  • Zumo de limón – 1/2 unidad
  • Sal – al gusto
  • Pimienta negra – al gusto
  • Aceite de oliva – 3 cucharadas grandes
  • Pepino – 1 unidad
  • Agua – 200 gramos

Elaboración de la Receta

  1. En primer lugar, limpiamos la cebolleta, le quitamos las raíces, y la capa más externa de hojas, y la picamos finamente. Tras picarla, la ponemos en un cuenco, al que incorporaremos el resto de ingredientes a medida que los vayamos procesando.
  2. Quitamos la piel al pepino con la ayuda de un pelador y lo cortamos en tacos pequeños.
  3. Troceamos en dados los tomates.
  4. Quitamos a las hojas de hierbabuena el nervio central y las picamos finamente. Si las hojas son pequeñas podéis prescindir de quitarles el nervio y picarlas enteras.
  5. Picamos también el perejil. En este caso, podemos retirar los tallos más gruesos antes de picar las hojas.
  6. Echamos en el cuenco la sal y la pimienta y mezclamos con la ayuda de una cuchara.
  7. Ponemos el agua a calentar. Cuando rompa a hervir, añadimos el bulgur. Cocinamos, a fuego medio, manteniendo un hervor suave, hasta que el cereal haya absorbido toda el agua.
  8. Retiramos el bulgur del fuego y lo dejamos templar un poco antes de incorporarlo al cuenco.
  9. Tras el bulgur, vertemos en el cuenco aceite de oliva y el zumo de limón. A vuestra elección queda añadir más o menos zumo. Con la ayuda de una cuchara mezclamos bien todos los ingredientes y servimos de inmediato.

Anotaciones y Consejos

Si no vais a consumir toda la ensalada es preferible aliñar solo un poca. Podéis mezclar en un cuenco pequeño la sal, la pimienta, el zumo de limón y el aceite de oliva y servirlo junto a la ensalada para que cada comensal aliñe solo la cantidad de ensalada que vaya a comer. Os invitamos a ampliar vuestra información sobre el uso de los aliños en nuestro artículo; “La importancia de aliñar correctamente las ensaladas“.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook