Tarragona sabe cómo conquistarte el corazón y el paladar

Tarragona sabe cómo conquistarte el corazón y el paladar

Danos tu valoracion

¡Hola Cocinacas! En nuestra sección de Comer y Viajar te enseñamos el mejor turismo y la gastronomía de la ciudad que visitamos, para que sepas qué ver y qué comer, ya que la gastronomía es una de las partes más interesantes de viajar.

En esta ocasión retrocedemos en el tiempo para conocer Tarraco, una de las grandes urbes del Imperio Romano fuera de Italia. Se fundó en torno al año 218 a.C. hasta llegar a convertirse en la capital de la majestuosa provincia de Tarraconensis.

Nos referimos a Tarragona, una ciudad portuaria de Cataluña, ubicada al noreste de España. Bañada por el mar Mediterráneo, cuenta con el mayor puerto pesquero tradicional de la región, por lo que gran parte de su riqueza gastronómica procede de la pesca. Su patrimonio romano protegido por la UNESCO desde el año 2000 te invita a pasear por sus calles, llenas de historia y encanto. En uno o dos días, esta antigua ciudad romana y su provincia te habrán conquistado.

Tarragona no es muy grande, por lo que te recomendamos que te pongas un calzado cómodo y te dejes llevar para ir descubriendo la ciudad paso a paso. Al llegar al final de nuestro recorrido cultural, te contaremos cuáles son los platos típicos que tienes que probar, para que puedas disfrutar de su variada y autóctona cocina. Y, si tienes tiempo para desplazarte, te recomendaremos dos escapadas: una cultural, y la otra será una experiencia gastronómica única.

Un paseo histórico por Tarragona

Ciudad de Tarragona
Tarragona

Comenzamos en la Rambla Nova, la avenida principal de la ciudad. En ella se encuentra el Monumento a los Castellers, las personas que hacen posible la construcción de los famosos Castells, los Castillos. Se trata de un fenómeno cultural particular de Cataluña que consiste en construir torres humanas.

Al final de la Rambla, el Balcón del Mediterráneo nos brindará unas vistas magníficas al litoral, el puerto y a nuestra siguiente parada: el Anfiteatro de Tarraco. Fue construido en el siglo II, fuera del núcleo urbano, aunque muy cerca de la ciudad. El emplazamiento de este no es ocasional. Se encuentra muy cerca de la Vía Augusta y junto a la playa, donde se descargaban los animales que iban a participar en los espectáculos.

En el Anfiteatro se celebraban diferentes actividades: luchas de gladiadores y luchas o cacerías con fieras y también era el lugar en el que se llevan a cabo ejecuciones públicas. Tenía capacidad para 14.000 espectadores.

Los tres edificios de espectáculos distintivos de una ciudad romana, capital de una de las provincias imperiales, eran el anfiteatro, el teatro romano y el circo romano. Este último se encuentra muy cerca, en la Plaça del Rei. Actualmente  es denominada como el Casco Antiguo o Parte Alta de Tarragona, pero forma parte del antiguo Foro Provincial.

En esta Plaza también se encuentra el Museo Nacional Arquitectónico (cerrado desde 2018) y una Iglesia barroca del siglo XVI.

El circo romano era un edificio en el que se celebraban carreras de caballos y carros, con capacidad para unas 30.000 personas. Se construyó en el siglo I y está considerado como uno de los mejores circos conservados de Occidente, aunque una parte de su estructura está oculta bajo viejos edificios del siglo XIX.

Aquí mismo también puede verse el Pretorio, una torre romana en la que se alojaban unas escaleras que comunicaban mediante pasillos subterráneos, el Foro provincial con la zona baja de la ciudad. En el siglo XII pasó a ser el Palacio de los Reyes de Aragón y posteriormente una prisión.

El teatro romano se encuentra próximo al Foro local o Foro de la Colonia y en ambos casos pueden verde las ruinas de lo que fueron dos lugares sociales de la antigua ciudad.

Catedral de Tarragona
Catedral de Tarragona

Otro monumento que no pasa inadvertido es la Catedral de Tarragona, dedicada a Santa Tecla. Se encuentra sobre un templo romano, del que pueden verse restos. Su construcción comenzó en el siglo XII, pero no finalizó hasta el XIII, por lo que en su estructura se puede apreciar la transición de estilos entre el románico y el gótico.

Si seguimos paseando por el Casco Antiguo, también podremos ver en la Plaça del Pallol, el edificio gótico que alberga la Oficina de Turismo central y en frente, la Antigua Audiencia. En esta es posible admirar gratis la maqueta de Tarraco, que representa la ciudad romana con todo lujo de detalles.

La Plaça de la Font, donde se encuentra el Ayuntamiento de Tarragona, fue en su momento la parte central de la arena del Circo romano. Hoy verás que es una larga calle por la que se puede caminar y tomar algo en cualquier de las terrazas que hay a los lados.

Terminamos nuestra ruta en El Serrallo, un antiguo barrio marítimo. En el podemos ver las tradicionales casas de color pastel de los pescadores, la Cofradía o la Lonja y disfrutar del buen ambiente. La Lonja es una de las más importantes de Cataluña, ya que en ella se subasta la abundante pesca que llega cada día al puerto.

El marisco y el pescado azul está reconocido por la Denominación de Origen Pescado Azul de Tarragona. En cualquiera de los restaurantes del barrio, podrás comer los mejores productos del mar frescos.

Otros platos típicos de la ciudad

El más popular es la Cazuela de Romesco. Normalmente es de pescado o de marisco y hace referencia al plato que cocinaban los pescadores a principios del siglo XX, con los ingredientes que tenían a su alcance. Por ejemplo, ajos, pan seco, pimiento seco, aceite, sal y vino. Todos ellos los picaban con el mortero, lo sofreían en la cazuela, añadían el pescado del día y hacían un “suquet”, lo que denominaron romesco.

Cada pescador tenía su propia receta ya que los ingredientes variaban y se le podía añadir avellanas o almendras, tomate, guindilla, galletas…

Calçots
Calçots

También es muy habitual comer una calçotada, sobre todo de enero a abril que es la temporada. Un calçot es una cebolleta alargada que se asa sobre una base de sarmientos y se come tras ser untada en una salsa de romesco.

Y tampoco puede faltar en una ciudad mediterránea como esta, un buen plato de arroz. Es típica la paella marinera, el arroz negro pero también el Arrojesat o Fideus rossejat, es decir, el arroz o los fideos dorados.

También cuentan con vinos Denominación de Origen Tarragona, entre los que caben destacar las mistelas y los rancios, especialmente como acompañamiento en los postres.

Para disfrutar de la amplia y variada gastronomía tarraconense, celebran cada mes de mayo las Jornadas Gastronómicas Tàrraco a Taula. Aunque en 2020 está previsto que se celebre la XXII Edición, en otoño.

Dos escapadas imprescindibles por la provincia

Acueducto de Los Ferreres
Acueducto de Los Ferreres

Si después de visitar los lugares más emblemáticos de esta antigua ciudad tienes tiempo para hacer una pequeña escapada cultural, a 4km. Del centro se encuentra el Acueducto de Los Ferreres, también conocido como Pont del Diable. Fue construido en el siglo I para abastecer a la ciudad de agua, proveniente del río Francolí. Tiene 217 metros de largo y es posible recorrer andando la parte superior.

La otra escapada que te proponemos es gastronómica. Te invitamos a descubrir el origen de dos productos estrella de la provincia, incluso a convivir y a sumergirte con ellos en el Delta del Ebro.

En esta zona podrás realizar muchas actividades, pero nosotros te proponemos dos que son realmente especiales y únicas. La primera de ellas consiste en visitar los campos de arroz para que puedas ver por ti mismo el laborioso trabajo del agricultor y el enorme esfuerzo que supone plantar y recolectar los granos de arroz. En estos mismos campos podrás avistar flamencos y muchas otras aves.

Para llevar a cabo la segunda actividad, tendrás que ir al puerto de L’Ametlla de Mar. Allí un catamarán te adentrará a 2,5 millas de la costa hasta llegar a las instalaciones acuícolas del Grupo Balfegó, donde podrás nadar con 400 atunes rojos salvajes. No te preocupes porque es seguro y ellos se encuentran en condiciones idóneas, alimentados exclusivamente con pescado azul. El equipo de Tuna Tour te explicará su historia, la pesca y cómo se lleva a cabo en España la comercialización del atún rojo. ¡Será una experiencia gastronómica inolvidable!

Esperamos que te haya gustado nuestra visita a Tarragona y su gastronomía.

Déjanos un comentario para contarnos cuál te gustaría que fuera la próxima ciudad que visitemos. Si es la tuya, nos encantaría ir y saber qué lugares nos recomendarías ver y, sobre todo, cuáles son los platos más típicos que nos recomiendas probar.

¡Hasta la próxima Cocinacas!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro YouTube