Arroz con pollo casero. Receta fácil

Arroz con pollo casero. Receta fácil

¿Nos votas?

El Arroz con pollo casero (Receta fácil) es una receta sencilla que gusta a casi todo el mundo. Aunque podemos cocinar el arroz de diversas maneras, hoy queremos mostrarte una receta elaborada con pollo fresco troceado y algunos productos que nos da la tierra. Si quieres también puedes ver otra receta de arroz con pollo fácil con algunos ingredientes que quizás quieras añadir.

Ingredientes para 3 personas

  • Arroz de grano redondo – 400 gramos
  • Pollo troceado – 150 gramos
  • Guisantes – 80 gramos
  • Pimiento rojo – media unidad
  • Pimiento verde – media unidad
  • Tomate – 2 unidades
  • Cebolla – media unidad
  • Ajos – 2 dientes
  • Azafrán – 2 o 3 hebras
  • Pimienta negra – una pizca
  • Agua – 3 tazas
  • Limón – 1 unidad
  • Sal – al gusto
  • Aceite de oliva – 4 cucharadas

Cómo hacer Arroz con pollo casero. Receta fácil

  1. En una tabla cortamos los pimientos, las cebollas y los ajos en trocitos muy pequeños. A continuación, pelamos los tomates y cortamos también en trozos pequeños.
  2. Echamos aceite de oliva en una cazuela y cuando esté caliente añadimos la verdura. Salteamos unos minutos y añadimos el pollo troceado, la pimienta negra y la sal.
  3. Cuando el pollo comience a coger color bajamos el fuego para añadir el agua. Echamos el azafrán y dejamos hervir para que el pollo comience a soltar su sabor.
  4. Toca añadir el arroz. Después removemos unos minutos para que se mezcle con el resto de ingredientes y probamos de sal. Si crees que necesita más añade poco a poco y prueba durante la cocción. La cantidad de sal siempre será la que desees…
  5. Por último, añadimos los guisantes y dejamos a fuego medio al menos 15 minutos. Cuando probemos el arroz y esté a nuestro gusto, apartamos del fuego y tapamos la cazuela con un paño de cocina. Dejamos reposar unos minutos y servimos con unas rodajas de limón.

Notas y consejos

Si los guisantes que vamos a usar son de lata, añadimos 2 o 3 minutos antes de retirar del fuego, sino corremos el riesgo de que se deshagan y estropeen la presentación de este plato.

Por otro, si pasado el tiempo de cocción vemos que se ha consumido el caldo y que al arroz le falta un poco, añadimos un poco de agua caliente para que esta receta llegue a buen puerto. Ahora sí, sólo nos queda desearte ¡buen provecho!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook