El arte de cocinar con sobras

El arte de cocinar con sobras

Danos tu valoracion

La cocina de aprovechamiento, o lo que es lo mismo, cocinar con sobras, es una costumbre de lo más práctica que, más aún en estos momentos de crisis, deberíamos tener en cuenta, ya que permite dar salida a restos de alimentos que están en perfecto estado y, en lugar de tirarlos a la basura sin pensar, convertirlos en platos totalmente diferentes y apetitosos. Hoy queremos introducirte en el arte de cocinar con sobras: toma nota porque seguro que te damos ideas útiles. ¿Qué te parecen, por ejemplo, unas deliciosas croquetas de puchero?

El arte de cocinar con sobras

En la cocina se puede ahorrar y comer bien, tan solo hay que saber cómo sacarle partido a los restos que, ya sea porque se come poco o porque se cocina de más, van llenando la nevera. Siempre se ha dicho que en la cocina es mejor pasarse que quedarse corto, y esto hace que nos vayamos haciendo con un ejército de retales en tápers de todas las formas y tamaños, que nadie quiere comerse y con los que no sabemos qué hacer.

Creatividad e imaginación

De eso se trata. Con un poco de las dos cosas, podemos reutilizar la comida que ha sobrado sin que siquiera se note que se trata de sobras (de ahí, lo de “el arte de cocinar con sobras”), porque ese alimento que antes ha aparecido con una preparación (por ejemplo, un pollo asado), se convierte en un plato totalmente diferente (como unas deliciosas croquetas de pollo).

Y… ¿qué son las sobras?

Antes de que nadie arrugue la nariz y se imagine unas albóndigas de cabezas de gambas, vamos a aclarar qué entendemos por sobras. Cuando hablamos de sobras, nos referimos en todo momento a los alimentos excedentes que no se han comido, en ningún momento a los restos o desechos que quedan en los platos al terminar de comer (como pieles, huesos, espinas y todos los demás residuos).

Algunas ideas para aprovechar las sobras

Lo primero que hay que tener en cuenta cuando se quiere cocinar con sobras es que hay que ser muy flexible. Dado que cada vez sobra una cantidad diferente de distintos alimentos, no podemos pretender seguir las recetas al dedillo. Y el secreto de la cocina de aprovechamiento es que el resultado sea atractivo, para que nadie imagine que está comiendo los restos de la comida de ayer para hacer la comida de hoy. Otro día entraremos más en materia sobre recetas para cocinar con sobras, pero para daros unas pinceladas, y a grandes rasgos, algunos platos estupendos que puedes preparar con restos serían: croquetas, canelones, revueltos, púdines, arroces y pastas. O, ahora que acaba de pasar la Semana Santa, torrijas, que no son más que pan duro del día anterior reaprovechado (aunque existan las barras de pan para torrijas, toda la vida se han hecho así).

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook