Caldo de Pollo

Caldo de pollo casero

1 h y 35 m
Calorias: 36
Fácil

Los caldos son unas elaboraciones muy fáciles de preparar que nos pueden servir como base para elaborar numerosas recetas. Tanto es así que el éxito o fracaso de muchos platos depende del uso de un buen fondo elaborado con ingredientes naturales como este caldo de pollo casero. Además, podrás hacer suficiente caldo para congelar en porciones y tener así siempre caldo disponible para usar siempre que quieras.

Por ello, os animamos a que hagáis en casa vuestros caldos como nuestro caldo de verduras. La preparación de un buen fondo no guarda ningún misterio, simplemente hay que poner en una olla los ingredientes elegidos, cubrirlos con agua y llevar ésta a ebullición para que extraiga todo el sabor a los ingredientes. Tan sencillo como suena. No obstante, sí que hay algunas recomendaciones que os pueden servir como referencia a la hora de  preparar diversos tipos de caldos. Podéis además ver nuestro artículo: Consejos para hacer el caldo  perfecto.

Ingredientes para 2 personas

  • Carcasa de Pollo - 1 unidad
  • Muslos de pollo - 2 unidades
  • Puerro - 1 unidad
  • Cebolla - 1 unidad
  • Calabaza - 200 gramos
  • Zanahoria - 2 unidades
  • Laurel - 1 hoja
  • Tomillo - 1 rama
  • Sal - una pizca

Cómo hacer Caldo de Pollo casero

  1. Pelamos y troceamos la zanahoria, en trozos grandes e iguales, de esta forma se cuezan todos a la vez. Hacemos lo mismo con el puerro, la cebolla y la calabaza.
  2. Añadimos a la marmita y ponemos a calentar las verduras para sorefeirlas y conseguir dorarlas un poco. Hasta que cojan un poco de color.
  3. Añadimos agua hasta la mitad de la marmita, unos dos o tres litros según el tamaño de tu recipiente. Añadimos una hoja de laurel, una rama de tomillo, la carcasa de pollo y dos muslos. Dejamos hervir a fuego medio durante 1 hora y media. Iremos desespumando y retirando las impurezas.
  4. Una vez transcurrido este tiempo, lo retiramos y colamos. Ahora volvemos a hervir y en cuanto dé un hervor lo retiramos y ya tendremos listo nuestro caldo de pollo. Puedes congelarlo y así tener siempre que quieras tu caldo de pollo casero!

Notas y Consejos

Para elaborar este caldo de pollo podemos partir de numerosos ingredientes, tanto de verduras variadas como de distintas partes del pollo. El uso de carcazas y espinazos hace posible que la elaboración de esta receta sea accesible a todo el mundo, ya que estas partes del ave son las más económicas. Además, podemos aprovechar los restos que nos quedan tras su elaboración para preparar un rico puré.

Podéis usar este caldo como fondo para numerosas elaboraciones o consumirlo directamente tal cual, con unos pocos fideos, un poco de arroz, o con la carne de las carcasas y el espinazo desmenuzada, etc.

¿Te ha gustado?

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook