Caldo o Fumet de Pescado

Caldo o Fumet de Pescado

Receta para hacer caldo de pescado

Hoy os vamos a enseñar cómo preparar un fondo básico de cocina para usar en numerosas elaboraciones. Se trata de un fumet o caldo de pescado, elaborado a base de huesos de rape y diversas verduras. También, os puede interesar esta receta de pescado. El producto que se obtiene es de sabor concentrado, por ello resulta ideal para reforzar el sabor de todo tipo de platos, en Cocina Casera podéis encontrar numerosos ejemplos de su uso, como en el caso, por ejemplo, de nuestra merluza en salsa con gambas. Podéis ver otros ejemplos haciendo uso del buscador de nuestra página, una herramienta muy útil que os permitirá buscar recetas por nombre o por ingrediente.

Para la elaboración de esta receta podéis usar, además de los huesos de rape, otros restos de pescado (recortes, espinas, escamas). Es importante no usar las vísceras ya que pueden aportar un sabor amargo así como enturbiar el agua. El tiempo de cocción debe ser inferior al que se aplica a caldos de carne. Con un tiempo máximo de entre 25-30 minutos será suficiente, si superamos ese tiempo nos arriesgamos a que nuestro caldo tenga un sabor extraño.

Durante la cocción es importante retirar la espuma que se forma en la superficie, a esta acción se le llama despumar o espumar. Si se forma un velo de grasa, también debemos retirarlo, de este modo el caldo resultante quedará más limpio y con un color claro.

Si no lo vamos a usar nada más terminar de prepararlo, conviene que lo enfriemos rápidamente antes de congelarlo. Para ello podemos sumergir el cuenco con el caldo en otro recipiente con agua y hielo.

Aunque en esta ocasión nosotros no las hemos usado, podéis añadir todo tipo de hierbas aromáticas para aportar distintos matices a vuestro caldo. Del mismo modo, se puede añadir un poco de vino blanco para que potencia aún más su sabor.

¿Queréis saber cómo se preparar este fondo básico de pescado?

¡Vamos con la receta!

Vídeo de la Receta

Ingredientes [Para 1,5 litros]:

  • Agua – 1750 mililitros
  • Huesos de rape – 500 gramos
  • Puerro – 1 unidad
  • Cebolleta – 1 unidad
  • Zanahoria – 1 unidad
  • Aceite de oliva – 3 cucharadas grandes
  • Sal – 1 pizca

Elaboración de la Receta

  1. En primer lugar, cogemos la cebolleta y, tras retira el tallo y la raíz, la cortamos en cuartos.
  2. Limpiamos el puerro, le quitamos la raíz y la parte verde del tallo y cortamos la parte tierna en trozos grandes.
  3. Pelamos la zanahoria y la cortamos también en trozos grandes.
  4. Calentamos el aceite de oliva en una olla.
  5. Seguidamente, echamos en la olla los huesos de rape. Los cocinamos durante 5 minutos para que se doren. Durante la cocción, los vamos girando para que cojan color por todos lados.
  6. A continuación, incorporamos las verduras. Seguimos cocinando para que estas se doren ligeramente, lo que hará que aporten mayor sabor al caldo.
  7. Pasados unos minutos, vertemos el agua y llevamos a ebullición.
  8. Cuando rompa a hervir, bajamos el fuego y cocinamos, durante 30 minutos, manteniendo un hervor moderado. Durante el tiempo de cocción vamos retirando la espuma que se forma en la superficie del caldo.
  9. Un poco antes de acabar la cocción añadimos un poco de sal.
  10. Acabada la cocción, retiramos la olla del fuego y sacamos los huesos de rapa y la verdura.
  11. Finalmente, filtramos el caldo, haciéndolo pasar a través de un colador de malla fina.
  12. Ya lo tenemos listo para usar.

Anotaciones y Consejos

Podemos prescindir de añadir sal al caldo. Tanto si lo hacemos como si no, deberemos tenerlo en cuenta a la hora de añadirlo a las elaboraciones.

Este caldo puede ser conservado en la nevera durante varios días o en el congelador durante semanas.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook