Consomé de Navidad

Consomé de Navidad

Danos tu valoracion

Consomé de Navidad

Pocos platos reflejan mejor la Navidad que el consomé. Es una elaboración muy extendida en todo el territorio español que no suele faltar a la mesa durante las cenas de Nochebuena o Nochevieja. Para obtener unos buenos resultados solo es necesario que le demos un tiempo de cocción largo, y que usemos ingredientes de buena calidad. Una vez que lo tenemos listo, ya solo nos resta filtrar el caldo y servirlo bien caliente para que nos reconforte del frío invernal. En nuestra página podéis encontrar muchos platos que cumplen a la perfección con el mismo cometido, no os perdáis, por ejemplo, nuestra colección de recetas de sopas.

El consomé es una de las más clásicas recetas de Navidad se suele servir en una taza. A nivel nutricional destaca por ser un gran reconstituyente, ya que la larga cocción a la que se someten los diversos ingredientes permite extraer de ellos gran parte de sus nutrientes, quedando disponibles para nuestro cuerpo de una manera fácilmente asimilable. Además, para su elaboración podemos emplear gran variedad de ingredientes.

Una vez que tenemos listo el caldo, podemos usar la carne para preparar diversas recetas, como, por ejemplo, unas ricas croquetas de puchero. En el hogar es muy importante poner en práctica la cocina de aprovechamiento, ya que nos permite sacar el máximo partido a los ingredientes lo que repercute de manera positiva en la economía doméstica.

¿Queréis aprender a preparar un rico consomé de Navidad? ¡Vamos con la receta!

Vídeo de la Receta

Ingredientes Para 4 personas

  • Hueso de ternera – 200 gramos
  • Punta de jamón – 100 gramos
  • Morcillo de ternera – 350 gramos
  • Cuarto trasero gallina – 250 gramos
  • Sal – al gusto
  • Dientes de ajo – 3 unidades
  • Zanahoria – 1 unidad
  • Cebolla – 1 unidad
  • Puerro – 2 unidades
  • Vino blanco – 175 gramos
  • Agua – 1,5 litro

Elaboración de la Receta

  1. En primer lugar, pelamos la cebolla y la cortamos en cuartos.
  2. Pelamos los dientes de ajo y los dejamos enteros.
  3. Cogemos los puerros y les cortamos las raíces y la parte verde del tallo, troceamos el resto.
  4. Con la ayuda de un pelador, retiramos la piel a la zanahoria y la cortamos también en trozos del mismo tamaño que el puerro.
  5. Ponemos toda la carne en el interior de una olla, junto con las verduras que acabamos de procesar. No es necesario que añadamos grasa.
  6. Ponemos un poco de sal, y vertemos el vino blanco. Añadimos también agua hasta cubrir todos los ingredientes.
  7. Tapamos y cocinamos, a fuego medio, manteniendo un hervor moderado, durante un tiempo aproximado de 2 horas.
  8. Finalizado el tiempo de cocción, filtramos el caldo resultante a través de un colador. La carne la guardamos, ya sea para servirla como acompañamiento del caldo o para preparar con ella numerosas recetas.
  9. Dejamos que el caldo se enfríe y lo llevamos a la nevera donde lo dejamos reposar hasta el día siguiente, de este modo, la grasa se solidifica en la superficie del mismo pudiendo ser retirada con mucha facilidad.
  10. Al día siguiente, sacamos el caldo de la nevera y, con la ayuda de una espátula o una espumadera, retiramos la película de grasa.
  11. Una vez que hemos desgrasado nuestro consomé ya lo tenemos listo para consumir.

Anotaciones y Consejos

Podéis preparar esta receta con diversos tipos de carne y verduras.

El caldo resultante puede ser consumido bien caliente o ser usado como fondo para potenciar el sabor de numerosas elaboraciones.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook