Canelones de carne

Canelones de carne

¿Nos votas?

Canelones de carne

El canelón es un tipo de pasta propia de la cocina italiana que se suele preparar con un relleno hecho a base de diversos ingredientes, entre otros; carne picada, verduras, pescados y mariscos. Las placas de pasta se enrollan dando lugar a un canalón, de ahí su nombre (del italiano “cannelloni”). Lo que posiblemente mucha gente no sepa, es que, a pesar de que la pasta es la abanderada de la gastronomía italiana, los canelones no son muy consumidos en ese país. Durante siglos, se produjo un intenso comercio entre Italia y Cataluña,  que enriqueció gastronómicamente a ambos territorios. Los canelones fueron introducidos en Cataluña en el siglo XIX por cocineros italianos, rápidamente, su elaboración se extendió entre la población. Por tanto, y aunque su origen sea italiano, los canelones son considerados como un plato típico de Cataluña, que también goza de gran popularidad en otros países, como Argentina y Uruguay, donde llegaron de la mano de inmigrantes italianos.

Hoy os traemos la receta de los tradicionales canelones rellenos de carne, cubiertos con bechamel y queso rallado. Es este un plato que, aunque resulta algo laborioso, es sencillo de hacer. La bechamel la podéis comprar hecha, pero os recomiendo que os toméis un poco más de tiempo y la preparéis en casa. Nuestro canelones están rellenos con una mezcla de carne picada, cebolla, ajo y espárragos. Sentíos libres para preparar el relleno con los ingredientes que más se adapten a vuestros gustos. Preparad unos pocos con un relleno elaborada exclusivamente con ingredientes de origen marino, como diversos tipos de marisco y pescado, y no os arrepentiréis. También se pueden rellenar solo con verduras, en este sentido os animo rellenarlos con un sofrito elaborado con diversas hortalizas. Como podéis ver, las posibilidades son infinitas.

Si os gustan los platos de pasta, en nuestra página podéis encontrar una amplia colección de recetas con las que elaborar, entre otras, una rica pasta carbonara, o unos sabrosos ñoquis de patata. Podéis encontrar más elaboraciones en nuestra sección de recetas de pasta.

Vídeo de la Receta

Ingredientes [Para 4 personas]:

  • Placas de canelones – 20 unidades
  • Cebolla – 1 unidad
  • Dientes de ajo – 3 unidades
  • Carne picada – 200 gramos
  • Espárragos – 12 unidades
  • Perejil – 3 ramitas
  • Orégano – 3 ramitas
  • Tomate frito – 100 gramos
  • Queso rallado – opcional
  • Sal – al gusto
  • Pimienta negra – al gusto
  • Aceite de oliva – 3 cucharadas

Para la bechamel:

  • Leche – 500 gramos
  • Harina de trigo – 50 gramos
  • Mantequilla – 50 gramos
  • Nuez moscada – 1/2 cucharadita

Elaboración de la Receta

  1. Comenzamos preparando la bechamel. Calentamos en un cazo la mantequilla. Cuando se funda, añadimos la harina y mezclamos con una varilla. Cocinamos durante unos minutos para que la harina se cueza. A continuación, echamos la nuez moscada y un poco de sal. Removemos. A partir de este momento, vamos añadiendo leche poco a poco. Añadimos un poco y no añadimos más hasta que se integre en la mezcla. Cuando hemos añadido toda la leche, llevamos a ebullición y retiramos del fuego cuando alcance la densidad que deseemos. Es importante no dejar de remover. Aunque en el vídeo podéis ver todo el proceso, os invito igualmente a que echéis un vistazo a nuestra receta de salsa bechamel, donde nos extendemos un poco más en su elaboración. Cuando tengamos la bechamel lista, la mantenemos al fuego (bajándolo al mínimo), para que se mantenga caliente. También nos podemos organizar de modo que hagamos la bechamel y el relleno al mismo tiempo para que ambas preparaciones estén calientes a la hora de montar los canelones.
  2. Una vez que tenemos la bechamel, pelamos los dientes de ajo y los picamos finamente. Hacemos lo mismo con la cebolla.
  3. Ponemos a calentar unas cucharadas de aceite de oliva en una sartén. Cuando el aceite esté caliente, añadimos los dientes de ajo y la cebolla. Cocinamos, a fuego moderado, hasta que la cebolla comience a estar transparente.
  4. Mientras tanto, retiramos la parte dura a los espárragos. Para llevar a cabo esta acción, agarramos unos pocos espárragos, situando cada mano en un extremo de éstos. Hacemos fuerza hacia arriba y los espárragos se romperán por la zona donde comienzan a estar tiernos. Desechamos la parte dura y troceamos en tacos pequeños la parte tierna.
  5. Una vez que la cebolla se ha ablandado un poco, añadimos los tacos de espárrago a la sartén.
  6. Cuando los espárragos se ablanden, echamos la sal y la pimienta. Removemos.
  7. A continuación, ponemos en la sartén la carne picada y la cocinamos durante unos minutos o hasta coja un poco de color.
  8. Mientras la carne se cocina, quitamos los tallos al orégano y picamos sus hojas finamente. Hacemos lo mismo con el perejil.
  9. Cuando la carne esté cocida, añadimos a la sartén las hierbas que acabamos de picar. Removemos y cocinamos durante un par de minutos más.
  10. Por último, ponemos en la sartén la salsa de tomate y dos cucharadas de bechamel. Mezclamos bien y bajamos el fuego al mínimo para mantener caliente el relleno.
  11. En una olla grande, ponemos a calentar abundante agua con un puñado de sal. Cuando rompa a hervir, vamos añadiendo las placas de canelones de una en una. Removemos para que no se peguen entre ellas. Cocinamos, manteniendo un hervir moderado, durante 10 minutos, o durante el tiempo que indique el fabricante.
  12. Ponemos el horno a calentar a 200ºC.
  13. Una vez que las placas están cocidas, las retiramos de la olla con una espumadera y las sumergimos en abundante agua fría durante unos 40 segundos. Seguidamente, las retiramos del agua y las ponemos sobre un trapo de algodón ligeramente humedecido.
  14. A continuación, ponemos un poco de relleno en cada placa, las enrollamos y las vamos colocando en una fuente para horno, previamente engrasada con un poco de mantequilla.
  15. Cuando ya tenemos los canelones en la fuente, los cubrimos con la bechamel.
  16. Por último, repartimos por encima el queso rallado y espolvoreamos un poco de orégano.
  17. Metemos la fuente en el horno. Horneamos, a 200ºC, durante 20 minutos o hasta que el queso se funda un poco.
  18. Retiramos del horno y servimos de inmediato.

Anotaciones y Consejos

Si tenéis la opción de hacer uso de hierbas aromáticas frescas, no os lo penséis, porque el sabor y aroma que transmiten a los platos no tiene nada que ver con el que se obtiene con las hierbas secas que suelen vender en los establecimientos.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook