Compra a granel: beneficios, inconvenientes y garantías sanitarias

Compra a granel: beneficios, inconvenientes y garantías sanitarias

¿Nos votas?

¡Hola Cocinacas! Hoy queremos hablarte sobre la compra a granel, es decir, la compra de productos al peso en lugar de envasados. Este movimiento que está resurgiendo de la mano del consumo responsable, tiene muchos beneficios, pocos inconvenientes y suscita alguna duda sobre las garantías sanitarias que ofrece y que trataremos de resolver.

Si te encanta comer saludable tienes que saber que hacer una buena compra de productos es tan importante como saber cocinarlos. Por eso, además de recetas, cada semana publicamos artículos gastronómicos con consejos y hábitos de vida sana, como comprar frutas y verduras de temporada o sobre cuáles son los pescados más saludables y cómo cocinarlos.

Otro hábito que se está volviendo tendencia es la compra a granel. No se trata de una nueva moda que va unida al gusto por lo vintage si no a la actual concienciación social ecológica que estamos viviendo.

Esta forma de comprar no es nueva. Es la misma que llevaban a cabo nuestros abuelos cuando iban a la tienda de ultramarinos del barrio. Sin embargo, la aparición de los grandes supermercados y el incremento de productos envasados hizo que muchas de estas tiendas acabaran desapareciendo.

Décadas después se siguen publicado cifras tan alarmantes como que los plásticos de un solo uso suponen el 70% de los residuos marinos o que se calcula que en todo el planeta se desperdician 1.300 millones de toneladas de comida al año. Datos como estos son los que han generado que la compra a granel vuelva a resurgir. Principalmente por la necesidad de reducir y eliminar la gran cantidad de envases y de residuos que desechamos pero también porque cada vez somos más conscientes de que el formato envasado nos obliga a comprar más de lo que realmente nos gustaría.

Como veremos a continuación son muchos los beneficios que aporta la compra a granel, no solo a las partes implicadas si no también al medio ambiente. Sin embargo, es cierto que algunos aspectos pueden ser controvertidos e incluso puede generar dudas sobre las garantías sanitarias que ofrecen los comercios sostenibles.

Beneficios de la compra a granel

Bolsa de malla para hacer la compra a granel

Reducción de envases y bolsas

La compra a granel implica que cada comprador debe llevar su propia bolsa reutilizable de tela, red, tarritos para especias o hueveras. Esto genera una reducción importante de envases innecesarios y el ahorro de recursos.

Apoyo al comercio local

Muchas tiendas de barrio se vieron obligadas a cerrar porque un alto porcentaje de la población comenzó a hacer la compra en el supermercado. La compra a granel supone un gran apoyo a las familias que mantienen sus negocios abiertos y que representan nuestros valores.

Favorece el consumo responsable

Las tiendas a granel permiten comprar alimentos y bebidas, con medida y a medida. Esto quiere decir que se puede comprar la cantidad exacta que se necesita, aunque antes de ir a comprar es necesario saber las cantidades que se van a emplear a corto plazo. Si la compra a granel se hace compulsivamente, puede ser contraproducente.

Evita el desperdicio de alimentos

La idea es comprar lo que se va a consumir. Está demostrado que algunas de las principales causas del aumento del desperdicio de alimentos se deban a las condiciones de venta. Por ejemplo, los envases no se adecúan en forma y tamaño a las necesidades de cada comprador. También está relacionado con el exceso de variedad y cantidad de oferta, e incluso a la confusión entre la fecha de consumo preferente y caducidad.

Ahorro económico y de costes

La compra se hace al peso, por lo que al comprador le supone un ahorro económico ya que no está obligado a comprar una cantidad mínima.

Mientras que para distribuidores y productores también les supone un ahorro considerable al eliminar el envasado y simplificar la logística (producción, tiempo, diseño, packaging o embalaje, transporte, etc.).

Las tiendas a granel reducen la huella de carbono

Los comerciantes compran en grandes sacos, a menudo directamente a proveedores, sin intermediarios. Esto reduce el transporte y como consecuencia, una menor contaminación.

Calidad de los alimentos

Los productos que se compran a granel son de una calidad muy superior, en su mayoría ecológicos, provenientes de pequeños agricultores y muchos de ellos de proximidad. Además, dicha calidad se puede comprobar directamente, por medio de la vista o el olfato.

Dieta más variada

Las tiendas a granel suelen tener una extensa variedad de productos como cereales, legumbres, especias… esto permite probar alimentos nuevos en cantidades más pequeñas y llevar una dieta más rica, diversa y equilibrada.

Sacos de legumbres para la compra a granel

Inconvenientes que supone comprar a granel

Aunque son mínimos, de los beneficios que hemos enumerado anteriormente también se pueden extraer algunos inconvenientes. Por ejemplo, en los alimentos envasados la fecha de caducidad está en el envase. Sin embargo, en los alimentos a granel la caducidad no siempre está a la vista porque no lo exige la ley.

Además, el horario de un supermercado es mucho más amplio que el de las tiendas de barrio.

Garantías sanitarias

La venta a granel está obligada a cumplir con la reglamentación técnico-sanitaria del comercio al por menor y, en concreto, la específica de la venta a granel que exige, por ejemplo, certificados sobre los alimentos expuestos así como responsabilizarse de la conservación del producto.

Esta obliga por ejemplo a que los productos alimenticios estén en estanterías o vitrinas lejos del suelo. Además, las tiendas de venta a granel están oblidadas a conservar hasta el final de la venta todos los sacos de todos y cada uno de los alimentos expuestos. En dicho saco debe constar el número de lote y el año de partida del envasado. Y cada uno de estos sacos solo puede ser manipulado por el responsable de la tienda.

También obliga a que cada producto tenga un utensilio específico para sacarlo del saco al recipiente del comprador, con el fin de que no puedan mezclarse entre ellos (por ejemplo, uno para el arroz, otro para la pasta, otro para las semillas…).

Cada vez son más las tiendas a granel que están abriendo, sobre todo en las ciudades, y sorprende la cantidad de productos que están disponibles en ellas. Además de la fruta y las verduras, también venden frutos secos, café, té, el azúcar y la sal,  diferentes tipos de harinas, semillas, legumbres, leche y vino. Incluso cada vez es más frecuente encontrar productos de limpieza personal como champú y jabón corporal o de limpieza general, como detergentes para la ropa, la limpieza de baños y cocinas.

¿Alguna vez has comprado a granel? Si es así, cuéntanos qué productos sueles comprar y si en tu ciudad hay muchas tiendas de venta a granel. Y si nunca has comprado en ellas o no te has fijado, te animamos a que lo hagas y nos cuentes tu experiencia.

¡Hasta la próxima Cocinacas!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro YouTube
Share via
data-lazy-src="https://cocina-casera.com/wp-content/uploads/2020/05/youtube-cocina-casera-canal-150x150.png"

¿QUIERES 1.000 VÍDEO RECETAS GRATIS?

¡SI! QUIERO
SUSCRÍBETE GRATIS A NUESTRO CANAL
close-link