Definición y significado de Matelote en cocina

Definición y significado de Matelote en cocina

¿Nos votas?

Descubre la Definición y significado de Matelote en cocina

El término matelote proviene del francés y se trata de un típico plato de Francia. El origen de esta palabra es Matelot, que casualmente su traducción al español significa marinero. Se trata de una especie de estofado donde se guisa el prestado troceado en varios tipos de vino, entre otros ingredientes. Hay que decir, que la matelote más común es la que lleva pescados de agua dulce como por ejemplo la trucha o la carpa.

Los vinos con los que se puede guisar este estofado de pescado son tanto vino tinto como vino blanco, además de que se le pueden añadir diversos aromatizantes como coñac, fumet, pimienta, entre otros. Se trata de un plato popular sobretodo en regiones del Loira y del Rodano, en Languedoc y en Aquitania.

Existen diferentes variantes de este plato, ya que por ejemplo en Normandia el pescado se guisa con sidra. Dependiendo de cada región se elabora un Matelote con distintos matices, puede varias la receta dependiendo del tipo de pescado y de la bebida disponible en cada región. Por ejemplo a parte del tipo de pescado o de vino, hay recetas más actuales que incluyen otros ingredientes como mejillones y gambas, pero en estos casos, el marisco eclipsa el sabor delicado del pescado, que es el punto fuerte de este plato.

El plato típico de matelote de anguila que hemos nombrado anteriormente, es una de las elaboraciones más sencillas ya que simplemente consiste en trocear la anguila y ponerla a marinar junto con el vino tinto, coñac, chalona o cebolla, unos ajos y un ramillete de hierbas aromáticas. Al cabo de un rato se separa la anguila de la marinada, para darle un hervor y finalmente se añaden el resto de ingredientes a la composición, setas, cebollas, anguila, fumet y todo lo que lleve.

Una vez elaborado el plato es necesario reducir la salsa y se puede engordar con roux y servir napando el pescado.  Este plato se puede acompañar con diversas guarniciones como por ejemplo patatas cocidas o pan frito con mantequilla y perejil.

A partir de aquí, como se ha comentado, se pueden establecer diversas variantes de la receta, pero todas se fundamentan en la misma base, la cual, como habéis visto, es muy fácil de llevar a cabo y conseguir una matelote exquisita. créditos-Foto Kent Wang

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook