Dulce de Leche

Dulce de Leche

4 h y 30 m
Calorias: 315
Fácil

El dulce de leche, también conocido, entre otros, como cajeta, arequipe o manjar blanco, es un postre que se elabora de manera tradicional en numerosos países de Latinoamérica, desde donde su popularidad se ha extendido a Francia, donde recibe el nombre de confiture de lait, o España. Es difícil establecer un único origen de esta elaboración, puesto que son diversos los países que se atribuyen su creación.

Para hacer dulce de leche solo se necesitan unos pocos ingredientes; leche, azúcar, vainilla y bicarbonato. Éste último se usa como colorante, y dependiendo de la cantidad que pongamos, se obtiene una preparación con un color más o menos intenso. Lo habitual es emplear leche de vaca, aunque también se pueden encontrar variantes hechas con leche de cabra. En países como Argentina se elaboran distintos tipos de dulce de leche, en función del uso que se les va a dar, así, tenemos, por ejemplo, el dulce de leche para repostería y el dulce de leche para helados.

En la receta de hoy vamos a preparar dulce de leche a partir de leche de vaca. Podéis encontrar otras recetas en las que, para atajar, se prepara este dulce a partir de leche condensada. En este caso, se cubre con agua la lata de leche condensada (sin abrir) y se cuece al baño María durante dos horas.

La elaboración de esta receta es sencilla, sin embargo, he de deciros que sí que precisa de un tiempo considerable, ya que la leche se va evaporando lentamente en un proceso que, dependiendo de la cantidad de leche de partida, se puede alargar varias horas. Nosotros hemos tardado dos horas y media en tener listo el dulce de leche de la foto. Durante la primera hora y media, apenas hay que prestar atención a la preparación, pero, a medida que el agua se evapora y la leche se concentra, es necesario estar atentos y no dejar de remover, ya que, si lo hacemos, corremos el peligro de que se nos pegue. Sea como sea, el tiempo invertido merece con creces la pena, ya que se obtiene un dulce exquisito, nada comparable a las versiones que podéis encontrar en los comercios.

Ingredientes para 400 gramos

  • Leche - 800 ml
  • Azúcar - 150 gramos
  • Vaina de Vainilla
  • Bicarbonato - 1 cucharada

Cómo hacer Dulce de Leche casero

  1. Añadimos la leche a la marmita y ponemos a calentar hasta que hierva.
  2. Añadimos el azúcar y el bicarbonato y removemos de vez en cuando a fuego suave.
  3. Transcurridos unos 10 minutos añadimos la vainilla. Abrimos la vaina con la ayuda de un cuchillo, rasgamos para sacar las semillas, como una punta de cuchillo aproximadamente y las añadimos a la leche. Removemos cada cierto tiempo durante 50 minutos.
  4. Retiramos del fuego, vertemos en un recipiente de cristal y dejamos enfriar hasta que coja mayor consistencia y espese. ¡Y listo para disfrutar!

Notas y Consejos

Observarás que al añadir el bicarbonato aumentará un poco el volumen, no te preocupes, es completamente normal.

Es recomendable hacer uso de una olla con un fondo grueso, ya que así el calor se distribuirá de manera uniforme y se minimiza el riesgo de que la preparación se nos acabe pegando.

Como se puede apreciar en el vídeo que acompaña a esta receta, una buena manera de saber si nuestro dulce tiene la consistencia adecuada es pasar una cuchara de madera por el fondo de la olla, arrastrando el dulce. Yo suelo retirar el dulce del fuego cuando la cuchara comience a dejar un ligero surco a su paso por el fondo de la olla (ver vídeo). Hay personas que sacan un poco de dulce de leche a un plato y arrastran una cuchara por el centro del mismo, si el surco que se ha abierto no se cierra, el dulce está listo.

La receta de leche condensada es muy similar a la de dulce de leche, tan solo tendremos que omitir el bicarbonato, lo demás es igual en proceso.

¿Te ha gustado?

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook