Sorbete de Mandarina

Sorbete de Mandarina

¿Nos votas?

Receta para hacer sorbete de mandarina

Con la receta de hoy os vamos a enseñar a preparar un refrescante y digestivo sorbete de mandarina. Es una elaboración muy fácil de preparar que resulta ideal para servir como postre tras una comida copiosa, o para aliviar el calor durante la época estival. En Cocina Casera ya os hemos compartido otras deliciosas recetas de este tipo, es el caso, por ejemplo, de nuestros sorbete de limón y de limón al cava. Además, en nuestro recetario podréis encontrar otras recetas para aliviar el calor, como helados o limonadas, podéis verlos haciendo uso del buscador que ponemos a vuestra disposición en la parte superior de nuestra página.

En estas fechas es fácil encontrar mandarinas en cualquier establecimiento de alimentación, por lo que no tendréis complicación alguna para preparar esta rica receta. Además, es muy sencilla y rápida de hacer, tanto, que apenas tendréis que dedicarle unos minutos.

Siguiendo las instrucciones que os damos en el paso a paso podréis elaborar otros ricos sorbetes, es tan sencillo como cambiar el zumo de mandarina por otro, y seguir nuestras indicaciones al pie de la letra.

¿Queréis aprender a preparar un rico sorbete?

¡Vamos con la receta!

Vídeo de la Receta

Ingredientes [Para 6 personas]:

  • Zumo de mandarina – 475 gramos
  • Azúcar – 200 gramos
  • Agua – 270 gramos
  • Zumo de limón – 50 gramos
  • Clara de huevo – 50 gramos
  • Hojas de gelatina – 2 unidades

Elaboración de la Receta

  1. En primer lugar, ponemos las láminas de gelatina en un recipiente con abundante agua y las dejamos en remojo entre 5 y 10 minutos para que se vayan hidratando.
  2. Mientras tanto, ponemos el agua y el azúcar en una cacerola y llevamos a ebullición. Cocinamos, a fuego medio, manteniendo un hervor moderado, durante cinco minutos.
  3. A continuación, retiramos la olla del fuego y dejamos que la mezcla se temple durante 3 ó 4 minutos.
  4. Seguidamente, vertemos el zumo de limón y echamos las hojas de gelatina escurridas. Removemos con la ayuda de una varilla para que ambos ingredientes se repartan de manera uniforme.
  5. Ahora, incorporamos el zumo de mandarina y volvemos a mezclar. Dejamos que la mezcla se enfríe.
  6. Una vez fría, tapamos el recipiente con film de cocina y lo metemos en el congelador donde lo dejamos reposar durante un tiempo aproximado de 4 horas.
  7. Pasado el tiempo de reposo, sacamos el cuenco del congelador y mezclamos con la varilla para que todos los ingredientes queden distribuidos de manera homogénea.
  8. Ponemos la clara en el vaso de la batidora eléctrica y la montamos a punto de nieve haciendo uso del accesorio de varillas.
  9. Vertemos la clara en el cuenco donde tenemos el resto de ingredientes y, con la ayuda de una espátula de silicona, mezclamos llevando a cabo movimientos envolventes para que la clara quede repartida por toda la mezcla.
  10. Tapamos el cuenco y lo llevamos de nuevo al congelador donde lo dejamos reposar durante un tiempo aproximado de entre 8 y 12 horas.
  11. Pasado el tiempo de reposo, ya podemos servir nuestro sorbete.

Anotaciones y Consejos

Es importante que mezcléis la clara con mucha delicadeza ya que es la mejor manera de conseguir una textura cremosa y agradable.

Os recomendamos sacar el sorbete del congelador unos 30 minutos antes de servirlo, de este modo su textura será mucho más agradable.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook