Los dulces y postres japoneses más representativos

Los dulces y postres japoneses más representativos

Danos tu valoracion

¡Hola Cocinacas! Si te gusta la gastronomía japonesa entonces tienes que descubrir cuáles son los dulces y postres japoneses más representativos. A los japoneses les encanta comer, sin embargo, la parte dulce es menos conocida y resulta extraño porque en Japón es muy habitual ir a comer dulces a las pastelerías.

Dentro de nuestra sección de gastronomía, ya te hablamos sobre la cocina japonesa, 5 platos más allá del sushi. Y es que desde hace unos años cada vez es más frecuente viajar a Japón para descubrir una cultura tan diferente a la nuestra y probar sus especialidades culinarias.

Hoy es el turno de los postres japoneses, ya que a estos les encanta el dulce y sin embargo, solo los mochis o los dorayakis han llegado a ser conocidos en España. Si bien es cierto que uno de los motivos por los que puede que no sean tan populares es porque no tienen tanto azúcar como los que podemos comer en nuestro país o porque combinan sabores a los que no estamos tan acostumbrados en occidente.

Wagashi es el término que se utiliza para designar a todos los tipos de dulces y postres japoneses, desde los que se sirven en la ceremonia del té, hasta los que toman a diario.

A continuación te mostramos algunos de los dulces y postres japoneses más representativos, ya que hay muchísimo más. Algunos de ellos podrás probarlos en España e incluso hacerlos en casa, pero otros tendréis que esperar para viajar a Japón y degustarlos. Hasta entonces, vete apuntando cuáles son los que más te apetece probar.

Mochi

Bandeja de mochis, postres japoneses

Es posiblemente uno de los postres japoneses más conocidos en España. Se trata de un dulce hecho a base de la pasta prensada de arroz glutinoso (mochigome). El relleno más habitual es el anko, una pasta de judías dulces o pasta de judías rojas.

En Japón se hace tradicionalmente una ceremonia llamada mochitsuki, el día del Año Nuevo. Consiste en elaborar mochis junto a familiares y amigos, con la esperanza de obtener buena suerte para el nuevo año. Aunque estos dulces los toman durante todo el año, tanto dulces como salados.

En muchos restaurantes japoneses de España tiene mochis de postre de diferentes sabores, como té matcha o tarta de queso. Si quieres, también puedes probar a hacerlos en casa siguiendo nuestra receta de mochi.

Dorayaki

Dorayaki de anko, uno de los postres japoneses más populares

El dorayaki lo conocimos porque era la merienda favorita de Doraemon pero en Japón determinan su origen en la época de los samuráis. Consiste en dos bizcochos kasutera de forma redondeada, rellenos tradicionalmente de anko (pasta de judía roja dulce azuki). Actualmente se pueden encontrar con rellenos muy variados, como castaña, chocolate, boniato, té verde matcha, etc.

Tarta de queso

Los japoneses también tienen su propia versión de la tarta de queso. Aunque comenzaron a elaborarla en Kobe en los años 60, fue la tarta de queso que elaboran en Rikuro Ojisan no Mise en Osaka la que logró llevarse la fama. Se trata de una tarta de queso esponjosa, suave y deliciosa. Si quieres probar a hacerla en casa, aquí puedes ver la receta de tarta de queso japonesa.

Taiyaki

Taiyaki, uno de los postres japoneses más conocidos

Su traducción es besugo asado y se trata de un pastel con forma de este pez, relleno de anko (pasta dulce de judías rojas). También se pueden encontrar rellenos de queso, chocolate, crema pastelera y salchicha. El taiyaki lo inventaron en una pastelería de Tokio en 1909 y actualmente se puede comprar en puestos callejeros e incluso en supermercados.

Anmitsu

Se trata de un dulce japonés compuesto por varios ingredientes. El anko y la gelatina de agar elaborada con algas verdes o rojas son los principales. También puede llevar mochi, castaña, guisantes hervidos y frutas (sobre todo piña, cereza, melocotón y mikan, un cítrico parecido a la mandarina). A todos ello se le añade por encima un jarabe negro endulzado, que a veces se sustituye por helado.

Melonpan

Es un bollo dulce y esponjoso, cubierto con una capa de azúcar que logra dejar la superficie crujiente tras ser horneado. Se pueden tomar solo o relleno de diferentes ingredientes, como algún tipo de crema (de café, de matcha, chantilly o nata), mermelada o helado. A pesar del nombre, la receta original no lleva melón aunque actualmente es posible encontrar algunos a los que les echan esencia de melón.

Mont Blanc

Mont Blanc japonés

Aunque es un postre de origen francés, los japoneses lo han adaptado a sus gustos y consiste en un cono de puré dulce de castañas recubierto de crema batida. En algunas versiones le añaden matcha o cacao al puré de castañas, o lo sustituyen por pasta de ñame púrpura o de calabaza. Otras variedades las hacen con frutas, como fresa y mango.

Kasutera o Castella

Es un bizcocho muy popular que llegó a Japón a través de los mercaderes portugueses en el siglo XVI. De ahí que a pesar de los años y de que la receta se haya adaptado a los gustos japoneses, aún ese le conozca como el pao de Castela (el pan de Castella).

Se elabora con harina, huevo, azúcar y sirope de almidón, en un bloque de 25 cm. de largo. Suelen tomarlo sobre todo en festivales y se vende en los puestos callejeros.

Postres japoneses de alta repostería

Dentro de los wagashi también se encuentran dulces de alta repostería, los cuales elaboran con tanta precisión y detalle que parecen obras de arte en miniatura. A los japoneses les encanta la pastelería de tradición francesa. Muchos patissiers japoneses se fueron a Francia para aprender con los maestros de la pastelería clásica francesa y al volver a Japón, han abierto sus propios establecimientos por todo el país.

Cada uno de ellos son pequeños bocados dulces, que elaboran de forma única, delicada y cuidando hasta el más mínimo detalle. Por eso ese deben admirar con respeto antes de ser degustados.

¿Has probado alguna vez dulces o postres japoneses? Si es así cuéntanos a través de los comentarios cuáles y dónde.

Esperamos que este artículo te haya resultado interesante y que te animes a probar los postres japoneses, haciéndolos tú mismo en casa, comprándolos en alguna de las pastelerías especializadas que hay en España o en tu próximo viaje a Japón.

¡Hasta la próxima Cocinacas!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro YouTube