Ensalada de cuscús y fruta desecada

Ensalada de cuscús y fruta desecada

Danos tu valoracion

1 h
Fácil
1 persona

Ensalada de cuscús y fruta desecada

Este es una ensalada en la que se combinan a la perfección el dulzor que aportan las frutas desecadas y la suave acidez de la vinagreta en la que estas frutas han sido maceradas. Además, hemos añadido un puñado de anacardos machacados y tostados. El resultado final es una ensalada muy  rica nutricionalmente hablando.

Ingredientes para Ensalada de cuscús y fruta desecada para 1 persona

Para la ensalada

  • Cuscús - 70 gramos
  • Aceitunas deshuesadas verdes - 5 unidades cortadas en láminas
  • Orejones - 4 unidades cortadas en taquitos
  • Pasas - 15 gramos
  • Dátiles - 3 unidades cortadas en taquitos
  • Lechuga baby - 4 hojas
  • Tomate fresco - 1 rodaja gruesa cortada en dados
  • Zanahoria rallada muy fina - 1 pequeña (60 gramos aproximadamente)
  • Anacardos machacados - 20 gramos
  • Sal - 1 pizca

Para la vinagreta

  • Zumo de naranja - 8 cucharadas
  • Aceite oliva virgen - 4 cucharadas
  • Salsa de soja - 1 cucharada
  • Sirope de ágave o miel - 1 cucharada
  • Vinagre de arroz o vinagre balsámico - 1 cucharada
  • Mostaza - media cucharadita
  • Jengibre - 1 pizca (un tercio de cucharadita)

Cómo hacer la receta de Ensalada de cuscús y fruta desecada

  1. Cuatro horas antes de elaborar la ensalada, ponemos en remojo (en agua) las pasas y los orejones troceados.
  2. Dos horas antes de hacer la ensalada, preparamos la vinagreta mezclando bien todos los ingredientes. Nos podemos ayudar simplemente de un tenedor o usar una micro batidora.
  3. Una vez que tenemos la vinagreta preparada, retiramos las frutas del agua, escurrimos bien, y las ponemos a macerar dentro de la vinagreta. Añadimos también los dátiles troceados. Lo mantendremos todo macerando hasta el momento de montar nuestra ensalada.
  4. Una hora antes de montar la ensalada, cogemos una lechuga pequeña (tipo baby o similar) y le arrancamos cuatro hojas de un tamaño parecido. Lavamos las hojas y las ponemos en agua fría hasta el momento de montar la ensalada.
  5. En un cazo pequeño ponemos a hervir 75 gramos de agua, junto con dos cucharadas de aceite de oliva y una pizca de sal. Una vez que el agua rompa a hervir, la vertemos en un cuenco pequeño y añadimos el cuscús. Tapamos y dejamos reposar durante 10 minutos.
  6. Pasado el tiempo de reposo, cogemos un tenedor y rompemos el cuscús hasta que quede bastante suelto.
  7. Con la ayuda de un tenedor, sacamos la fruta rehidratada de la vinagreta y la echamos en el cuenco del cuscús. Añadimos también las aceitunas laminadas. Mezclamos bien.
  8. Cogemos los anacardos machacados y los echamos en el cuenco donde está la vinagreta para que se impregnen un poco del sabor de ésta.
  9. Seguidamente comenzamos a emplatar la ensalada. Cogemos un molde cuadrado de acero y lo llenamos casi hasta la mitad de la mezcla de cuscús, frutas y aceitunas.  En el centro de esta primera capa ponemos el tomate en trocitos. Hay que llevar cuidado de no llegar a los extremos, ya que la idea es que el comensal no vea el tomate hasta que abra el timbal de cuscús. Puesto el tomate, añadimos una segunda capa de la mezcla de cuscús. Culminamos el timbal con un puñado de zanahoria rallada.
  10. A los lados del timbal disponemos las hojas de lechuga previamente escurridas. Ponemos un poquito de zanahoria en ambos extremos de cada hoja, y entre la zanahoria, y con la ayuda de un tenedor, ponemos un poco de anacardo.
  11. Por último, y si queremos un extra de vinagreta, podemos regar toda la ensalada, o solo el timbal o las hojas, con la vinagreta que nos ha quedado en el cuenco.

Notas y Consejos

La lechuga es importante ponerla a remojar en agua fría, ya que así recobrará gran parte de la turgencia que tenía antes de ser cosechada.

Si lo deseamos, podemos poner también los dátiles a remojar en agua, pero nosotros hemos preferido no hacerlo para aportar una textura distinta en contraposición a las otras frutas que sí han sido rehidratadas.

Si no dispones de anacardos, puedes sustituirlos por cualquier otro fruto seco, como nueces, pipas de girasol, pipas de calabaza…

Si te ha gustado esta receta de Ensalada de cuscús y fruta desecada te aconsejamos no te pierdas más Recetas de Ensaladas y no olvides descargar Gratis Nuestro App. DESCARGAR AQUÍ.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook