Cinco errores en tus dietas que no te permiten adelgazar

Cinco errores en tus dietas que no te permiten adelgazar

¿Nos votas?

¡Buenas Cocinacas! ¿Qué tal? Hoy te detallaremos cuáles son los principales errores que cometemos al empezar alguna dieta y que tienen como consecuencia que tengamos dificultades a la hora de adelgazar. Abusar de los zumos y las bebidas gaseosas, saltarnos comidas pensando que así vamos a adelgazar o pasar hambre, son algunos de los fallos totalmente desaconsejados que repasaremos en este post y que tienes que aprender a dejar atrás.

Así que, si estás o has estado durante meses intentándolo con una dieta y no has visto apenas resultados, quédate y sigue leyéndonos, ¡porque todo esto puede cambiar a partir de hoy!

Los cinco fallos o errores más comunes al empezar una dieta que no te permiten adelgazar

Cinco errores en tus dietas que no te permiten adelgazar

Pasar hambre

Hacer dieta y comer sano no tendría por qué ser sinónimo de pasar hambre, así que si notas un gran agujero en el estómago, es que algo estás haciendo mal. Las dietas milagrosas en las que nos tiramos horas y horas sin comer sólo harán que tu organismo almacene las pocas grasas e hidratos que le aportes y de esta manera te costará más tonificarte o librarte de ese depósito de grasas.

Por ello, no debes saltarte comidas y lo ideal es comer de 4 a 5 veces al día. La clave estará en lo que comeremos en esas cinco tomas y si lo hacemos saludablemente, podremos adelgazar fácilmente. Para ello, tendremos que consumir ingredientes ricos en nutrientes, minerales, vitaminas y proteínas, y evitar las grasas. Por ejemplo, elaborar una rica Hamburguesa de Zanahoria y Avena sería una forma perfecta de empezar a cuidarte en tus comidas o cenas. ¡Échale un vistazo a la receta y nos cuentas!

No cambiar tus hábitos alimentarios a largo plazo

De poco o de nada sirve empezar una dieta y adelgazar unos cuantos kilos si luego vamos a volver a comer mal. Para ello, es fundamental aprender a comer de manera equilibrada. ¿Sabes de qué manera puedes empezar a hacerlo? Con nuestro Menú Semanal Saludable, en el que te proponemos comidas y cenas muy saludables y equilibradas. ¡Para que aprendas a comer de todo!

El cambio de hábitos es la fórmula de éxito para mantenerte saludable y sano de manera continuada, de modo que todo lo que hayamos adelgazado en un corto periodo de tiempo, no se eche a perder. La clave es incorporar en nuestra rutina toda clase de alimentos de manera equilibrada, vigilando sus cantidades y potenciando sus nutrientes.

Una rutina en la que destacaremos especialmente el consumo de verduras y frutas, pues nos aportarán muy pocas calorías e infinidad de beneficios nutricionales. Hay que evitar que pase un día sin que comamos 2-3 piezas de fruta o 1-2 raciones de verdura.

Además, de nada sirve comer sano si tenemos una vida profundamente sedentaria, por lo que si no tenemos tiempo ni ganas para ir al gimnasio, al menos tendremos que caminar durante media hora al día. Con esta combinación te sentirás más vivo y con más energía que nunca. ¡Y olvídate de las dietas milagrosas con efecto rebote!

Obsesionarse con las calorías

Existen numerosos alimentos que son saludables, pero que sin embargo no podemos abusar de ellos por su alta carga calórica. Estos son el aceite de oliva, el aguacate, el pan integral o los frutos secos, por ejemplo. Pero estos alimentos son mucho más saludables que otros que pueden aportarte menos calorías.

Lo importante no es cuantas calorías ingieras sino de qué están compuestas y si provienen de proteínas, hidratos o grasas. Por lo tanto, esta práctica de ir contando calorías está totalmente desaconsejado, pues no podemos dejar de consumir ciertos alimentos saludables sólo por que nos aporten más energía.

Las cantidades: Un factor importante

No vigilar las cantidades de comidas es uno de los errores más comunes y fatales de cualquier dieta hipocalórica o de adelgazamiento.

Hay que aprender a saber lo que nuestro cuerpo necesita cada día. Por ejemplo, si vas a hacer deporte, puedes aumentar la cantidad, pero si ese día no te vas a mover del sofá, no es conveniente que tu plato esté lleno. Por lo tanto, ser consciente del tamaño de nuestras raciones nos ayudará a controlar nuestra dieta y a conseguir nuestro objetivo: Adelgazar saludablemente.

Recurrir a bebidas azucaradas o poco saludables

Parecerá una tontería, pero lo que bebemos influye mucho en el éxito o no de nuestras dietas.

Las bebidas azucaradas, gaseosas y el alcohol es una combinación que hoy en día, arruina cualquier dieta. Éstas aumentan la capacidad calórica de tus comidas, dificulta su digestión y están llenas de azúcares muy poco saludables y nutritivos. De poco servirá llevar una dieta a rajatabla y olvidarte de consumir alimentos procesados y llenos de azúcares, si luego vamos a abusar de ellos en su forma líquida. Obviamente, podrás consumir estas bebidas de forma esporádica, pero nunca debes dejar que se convierta en algo rutinario.

Como alternativa, siempre puedes consumir agua o té sin azúcar.

¡Hasta aquí el post, Cocinacas! Esperamos que te haya servido y de ahora en adelante tengas presente estos consejos y trucos para que tu dieta sea más efectiva, aunque lo ideal es cambiar de hábitos y así adelgazarás de forma natural y prolongada en el tiempo.

Y si quieres empezar a comer más saludable, no te pierdas todas las recetas que tenemos en nuestro Canal de Youtube, perfectamente explicadas en vídeo y riquísimas. ¡Te encantarán!

¡Nos vemos en la próxima Cocinacas! ¡Ciao!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook