Escuela hostelería Gamarra cumple 25 años

Escuela hostelería Gamarra cumple 25 años

Danos tu valoracion

Este domingo se ha celebrado una comida en conmemoración a los 25 años que cumple la Escuela de Hostelería de Gamarra. Esta reunión, de casi 150 exalumnos de la escuela, puso punto y final a las jornadas gastronómicas que empezaron el 20 de mayo.En estas jornadas se han realizado diferentes actividades, como talleres y conferencias donde han ido cocineros con renombre como Pedro Subijana, Eneko Atxa, Francias Paniego, Iban Yarza, Rubén Sáenz o Mikel Garaizabal, entre otros.

Durante estos días y a través de las diferentes actividades se ha intentado plasmar el alma de la escuela: el trabajo en equipo entre las empresas y el publico; el trabajo constante con los alumnos para conseguir nuevas recetas más creativas e innovadoras.

>Iñaki Gutiérrez, director de la escuela, explica que “Desde los primeros profesores hasta los últimos, los más jóvenes, intentamos imprimir la inquietud por seguir investigando cuando salgan de la escuela” Además añade que “los chavales trabajan desde el principio con público y empresas”Ya que, como dice Sabin Unamuno, quien fue el primer profesor de la escuela, la realidad de la hostelería solo se llega a conocer cuando se trata con el público es por eso que “no se pueden sacar promociones de laboratorio, aquí trabajan, el sector nos demanda estudiantes para trabajos concretos, y se les pone en contacto con toda clase de negocios para que comprueben que además de innovar y crear platos y sabores, en la hostelería no hay horarios, se les enseña que el día a día supera la realidad.”

Aunque prácticamente no falte trabajo en este área, si que es cierto que con la crisis las condiciones de trabajo no son especialmente buenas, pero se trata de un sector donde hay mucha movilidad y motivación por seguir aprendiendo y progresando.

Además, tal como explica Guitierrez, la crisis  dentro de la gastronomía ha provocado un efecto que tiene sus ventajas ya que “la crisis está haciendo que los profesionales y los establecimientos pongan los pies en la tierra y que quienes no podían acceder a una cocina de nivel, ahora puedan hacerlo”, además añade que “se ha pasado de una cocina de planta baja a una de ático y hay un término medio.

Lo que ha sucedido es que los grandes cocineros la han puesto en un lugar muy elevado, y hay que aprovecharlo” declara Iñaki Gutiérrez. Fuente:elpais.com

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook