Aprende a evitar intoxicaciones en verano con tus alimentos

Aprende a evitar intoxicaciones en verano con tus alimentos

Danos tu valoracion

Elegir la comida que queremos comer es algo muy importante en nuestra alimentación, pero también se convierte en algo básico el hecho de saber como comprar los alimentos, como guardarlos y como cocinarlos. Todos estos pasos constituyen el hecho de que se puedan prevenir y evitar las intoxicaciones alimentarias más comunes del verano, y esto se debe a que las bacterias para vivir y reproducirse necesitan una temperatura de 36 y 37 grados, con lo cual, en verano están en su temperatura ideal.

Las enfermedades del tipo diarreico que se transmiten a través de los alimentos y del agua, suelen afectar a 2,2 millones de personas aproximadamente cada año. De esta cifra, hay que remarcar que 1,9 millones de estas personas son niños, según la OMS.

Los alimentos que pueden traer estas intoxicaciones pueden ser muy variados, y es que las bacterias pueden estar en cualquier alimento. Y es que, tal como explica el doctor Gonzalo Guerra Flecha, quien es fundador y especialista en el área digestiva del centro medico-quirúrgico de Enfermedades Digestivas “La intoxicación se produce cuando ingerimos alimentos, ya sea comida o bebida, que contienen microorganismos tóxicos como pueden ser la salmonela o la E.Coli, entre otros”

El poder contaminarse con algunas de estas bacterias puede ocurrir desde el origen hasta el momento en que se consume el alimento en casa o en un restaurante. Y es que, el doctor recuerda que “Las bacterias pueden entrar en contacto con frutas y verduras en el campo si han sido regadas con agua contaminadas o han entrado en contacto con excrementos de animales; en las carnes puede suceder en el matadero o sala de despiece por una manipulación inadecuada, y en los pescados y mariscos, en el establecimiento donde se adquieren, por una mala conservación”.

También, puede producirse en casa o en el restaurante si se rompe la cadena del frío de un alimento o si se ha manipulado de manera incorrecta.

Síntomas más frecuentes

Los síntomas que se pueden presentar a raíz de una intoxicación son muy variados y su gravedad también dependerá de la cantidad que se haya ingerido del alimento. Estos suelen aparecer entre 2 y 6 horas después de comerlo, y los síntomas más habituales son: Nauseas y vómitos, diarrea, dolor abdominal, fiebre y debilidad generalizada.

Estos síntomas suelen desaparecer a los 2 o 3 días, cuando se elimina por completo el alimento contaminado. Aun así, el Doctor Gonzalo Guerra advierte que “Sin embargo una intoxicación alimentaria se puede agravar provocando incluso la muerte de una persona afectada” Pero esto sería en un caso extremo, los cuales son muy poco frecuentes, que suelen aparecer por intoxicación por Clostridium botulinum (Causante del botulismo) o por comer un tipo determinado de setas como por ejemplo la Amanita phalloides.

Consejos para evitar intoxicaciones

Algunos de los consejos para evitar intoxicarse este verano son:

  • Lavar bien las frutas y verduras antes de comerlas, ya sean crudas o cocinadas
  • Evitar romper la cadena del frio en cualquier producto, ya sea carne o pescado.
  • Comer las carnes bien hechas y evitar comerlas semicrudas o al punto.
  • Mantener una buena higiene en las manos antes de manipular un alimento.
  • Para evitar el anisakis congelar los pescados y mariscos por debajo de los -18ºC
  • Evitar tomar un alimento que dudamos de su buen estado.

Comparte con nosotros tu comentario y cuéntanos tu consejos para conservar los alimentos en verano!
Créditos-Flickr:John Loo Fuente:20minutos.es

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook