Helado de Leche Merengada con heladera

Helado de Leche Merengada con heladera

Danos tu valoracion

La leche merengada es una de las bebidas estrellas del verano. Si disponéis de heladera, no dudéis en convertirla en helado. Servido espolvoreado con canela es un postre fabuloso. Y una bola de este helado casero en el café hará las delicias de vuestra sobremesa de verano con un Poste delicioso!

Ingredientes:

  • 500 ml de leche
  • 200 ml nata para montar
  • 1 palo de canela
  • la piel de un limón
  • 50 g azúcar blanquilla
  • 30 g azúcar glace
  • 2 cucharadas azúcar invertido
  • 2 hojas de gelatina neutra
  • 2 claras de huevo
  • canela en polvo

Elaboración del Helado de Leche Merengada con heladera

  1. Calentar la leche y la nata junto con el palo de canela, la piel de limón y el azúcar blanquilla. Apartar del fuego cuando hierva. Dejar infusionar para que tome bien los sabores.
  2. Mientras tanto, poner en remojo las hojas de gelatina durante unos minutos. Escurrir y añadirla a la leche infusionada  aún caliente. Remover bien para que se disuelva.
  3. Dejar enfriar la leche infusionada en la nevera durante varias horas.
  4. Montar las claras a punto de nieve, añadiendo el azúcar glace hacia el final del montado. Seguir batiendo hasta que el merengue forme picos y se mantenga.
  5. Filtrar la leche y agregarle el azúcar invertido y el merengue, removiendo con movimientos envolventes.
  6. Poner en marcha la heladera, ir vertiendo la leche merengada muy fría. Dejar mantecar el tiempo indicado por la máquina.
  7. Guardar el helado en el congelador y sacar a la nevera un rato antes de consumir para que se ablande. Espolvorear con canela en polvo al gusto justo antes de servir.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook