Hiperpotasemia: El peligro de tener el potasio alto en sangre

Hiperpotasemia: El peligro de tener el potasio alto en sangre

Danos tu valoracion

¡Hola Cocinacas! ¿Cómo estáis en el día de hoy? Quizá te has hecho un análisis recientemente y has visto que tienes el potasio especialmente alto en sangre. Pero, ¿a qué se debe? ¿Qué consecuencias conlleva? ¿Tiene solución rápida o tendré que hacer una dieta prolongada en el tiempo? Pues si tienes todas estas preocupaciones, estás en el lugar idóneo para resolverlas.

Te explicaremos los peligros de tener grandes cantidades de potasio en sangre, sus consecuencias y sus posibles soluciones:

Hiperpotasemia: ¿Qué es y por qué lo padezco?

Hiperpotasemia: El peligro de tener el potasio alto en sangre

La hiperpotasemia es básicamente un alto nivel del mineral del Potasio en sangre. Esto se debe a una incapacidad de nuestro organismo para metabolizarlo y expulsarlo correctamente, por lo que se acumula en la sangre y puede conllevar a padecer problemas muy graves, sobre todo relacionados con el corazón.

Sin embargo, el potasio se conoce como un micronutriente y un macromineral esencial para nuestra salud, pues es fundamental para el buen mantenimiento de nuestros músculos, interviene en el metabolismo de los hidratos de carbono que consumimos, interviene en la producción de proteínas a partir de los aminoácidos que contiene, ayuda a favorecer la eliminación de líquidos y mantiene nuestra presión arterial en perfecto estado.

¿Has visto qué importante es? Por eso tener poca cantidad de potasio en sangre puede hacernos sentir cansados, débiles y sedientos. Sin embargo, tener demasiada cantidad puede ser muy peligroso. Una gran concentración de este mineral puede causar principalmente problemas cardiovasculares y por consiguiente, puedes empezar a sufrir aritmias, incrementando las probabilidades de sufrir un ataque al corazón.

Por ello, es importantísimo que busques soluciones desde ya:

¿Qué alimentos son capaces de bajar el nivel de potasio en sangre?

Esta incapacidad se debe principalmente a una insuficiencia renal aguda o crónica, infecciones o a la acción de algunos medicamentos, por lo que tratar esto debería ser la prioridad, más allá de una dieta baja en potasio.

No obstante, controlar la ingesta de este mineral puede no agravar la situación, pero no va a ser una tarea fácil si lo queremos hacer por nuestra cuenta. Este mineral está presente en muchos alimentos que forman parte de nuestra vida diaria de manera normal, como los plátanos, la batata, la soja, los pistachos, la calabaza, las patatas al horno, carnes, pescados y productos lácteos como la leche o el queso. Debido a que se encuentra en muchos productos que consumimos a diario, no resulta tan fácil limitarlo.

Sin embargo, dentro de los vegetales, los hay algunos con una composición muy pobre en potasio, indicados especialmente para ti si sufres de este trastorno: El calabacín crudo y cocido, la cebolla cruda y cocida, la coliflor cocida, el repollo cocido, la lombarda cocida, los nabos cocidos, los pimientos y pepinos crudos y cocidos, las berenjenas cocidas o la lechuga cruda. Así que si te gustan las verduras, siempre puedes consumir estas alternativas sin preocuparte de las consecuencias del potasio para tu organismo. No te pierdas esta receta de Carpaccio de calabacín, en la que utilizaremos el vegetal crudo.

La cantidad del mineral que deberemos consumir

La Organización Mundial de la Salud recomienda una ingesta diaria de 3510 mg de potasio para una persona normal pero, ¿qué sucede si padecemos insuficiencia renal? ¿Cuánta cantidad de potasio tengo que consumir? 

Es muy difícil, por no decir imposible, dar con la cantidad exacta. Por lo tanto, lo más recomendable es acudir a un nutricionista o un experto de la salud para que tenga en cuenta todas tus necesidades nutritivas y te ayude a limitar su ingesta. De esta manera, empezar a controlar con lupa todo lo que comes será pan comido.

¡Esto es todo por hoy Cocinacas! Esperamos que os haya sido útil el post y os vayáis hoy a la cama sabiendo una cosa nueva. Es de vital importancia conocer todos estos trastornos o patologías aunque no las hayamos sufrido, ya que así sabremos de qué manera podremos evitarlas.

No te olvides de pasarte por nuestro Canal de Youtube para descubrir todo tipo de recetas saludables y sanas, a la par que deliciosas. ¡Y aprende a cuidarte más!

¡Ciao Cocinacas! ¡Hasta la próxima!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook