El lino: propiedades y usos

El Lino: Propiedades y usos

¿Nos votas?

El lino, o también conocido con el nombre de linaza, es una planta que se ha venido usando desde hace décadas para confeccionar tejidos. Además, su semilla tiene grandes propiedades de las que puede aprovecharse nuestro organismo. De dicha semilla se suele extraer el aceite de linaza, y la harina, con la que se pueden elaborar numerosos productos. En Cocina Casera tenemos algunas recetas de pan casero en las que hemos usado semillas de lino como ingrediente, como es el caso de nuestros panecillos caseros de espelta y lino. A continuación, os exponemos algunas de las propiedades del lino.

Propiedades y beneficios de la linaza

  • Anticancerígeno. La linaza es una fuente de estrógenos débiles. Los estrógenos son sustancias con numerosas funciones en el organismo. Sin embargo, un exceso de los mismos se asocia al rápido crecimiento de algunos tipos de cáncer,  como el cáncer de mana. Se los divide en fuertes y débiles, que son de origen natural, y estrógenos químicos (pesticidas y otros productos químicos).  Las semillas de lino actúan bloqueando la ruta del estrógeno, disminuyendo su efecto, reduciendo así los niveles de esta sustancia en las células grasas, y aumentando la cantidad de transportadores de la misma para facilitar su expulsión del organismo. 
  • Presión arterial. En la composición del lino podemos encontrar un compuesto que se asemeja, en estructura y funcionamiento,  a las prostaglandinas. sustancias que actúan como reguladoras de la presión arterial, y que son de vital importancia en el metabolismo de las grasas, de la energía y del calcio. 
  • Superalimento. Es considerado como tal gracias a la presencia de gran cantidad de ácidos grasos  omega-3, fibra dietética y estrógenos de baja actividad, o estrógenos débiles. 
  • Fibra dietética. La cantidad de fibra en las semillas de lino es superior a la que podemos encontrar en cualquier cereal. Esto lo convierte en un alimento muy recomendable en dietas en las que se quiere perder peso, ya que el consumo de fibra nos hace sentirnos saciados antes que con aquellos alimentos que apenas la contienen. Además, esta fibra es muy útil en la lucha contra dolencias como el estreñimiento y el colesterol. 
  • Omega-3. El lino es una extraordinaria fuente vegetal de ácidos grasos poli-insaturados omega-3, que, junto con los omega-6, son grasas esenciales para el correcto funcionamiento de algunas funciones del organismo. Estos ácidos grasos no pueden ser sintetizados por el organismo, teniendo que ser ingeridos a través de la alimentación. Entre las funciones de estos ácidos grasos poliinsaturadas cabe destacar, entre otras; 
    • Su implicación en la estructura celular.
    • Su presencia es necesaria para el correcto desarrollo neurológico de los bebés durante su gestación y lactancia.
    • Gracias a su acción anticoagulante, permiten una buena fluidez sanguínea.
    • Efecto beneficioso en casos de artritis y reuma.
  • Lignanos. Son sustancias presentes en la semilla que actúan previniendo el cáncer de colón y de mama. Varios estudios científicos apuntan a que las ligninas bloquean algunas sustancias tóxicas químicas que son las responsables de numerosos tipos de cáncer. También se ha visto que estos lignanos bloquean los receptores de estrógenos, lo que ayudaría a reducir la incidencia de varios tipos de cáncer. 

Uso de las semillas de linaza

Se recomienda una dosis diaria de en torno a los 25 gramos de semillas. La mejor manera de consumirlas es en forma de harina. Para ello, haremos uso de un molinillo de café y trituraremos las semillas. Una vez molidas, las podemos mezclar con harina de trigo para elaborar ricos panes, galletas, bizcochos, como aderezo de ensaladas… Es importante triturar las semillas, ya que su capa externa es muy dura y hace difícil su digestión, al romper las semillas se facilita la actividad de las enzimas humanas, pudiendo así aprovecharnos de todas sus cualidades.

Si lo deseamos, también podemos tomar una cucharada al día de aceite de lino de extracción en frío, o, incluso, preparar una infusión con las semillas. Foto flickr/treehouse1977. Fuentes: @cocinasalud, @holistika, @dietasalamedida

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook