mazapan

Mazapán casero. Dulce de Navidad

¿Nos votas?

Mazapán casero. Dulce de Navidad

El mazapán es una elaboración típica de la festividad de la Navidad, que se prepara, principalmente, a partir de azúcar y almendra pelada y molida. Se obtiene una masa consistente con la que se pueden crear numerosas figuritas que, tras ser horneadas ligeramente, para que adquieran color, se dejan reposar durante algunas horas (algunas versiones apuntan hasta reposos de varios días), tras las cuales la masa horneada adquiere las deliciosas cualidades que hacen de este producto un dulce único.

La elaboración del mazapán no entraña dificultad alguna, y no requiere de maquinaria especial. Como en el caso de otros productos, hay numerosas versiones de esta receta, obteniéndose, con todas ellas, productos muy similares.

En nuestra página podéis encontrar otras recetas de dulces típicos y clásicos entre las recetas de Navidad, como es el caso de las galletas, mundialmente conocidas, ginger bread man, o del tradicional Roscón de Reyes.

Vídeo de la receta

Ingredientes para 25 piezas pequeñas

  • Azúcar granulado – 250 gramos
  • Almendra cruda molida – 250 gramos
  • Agua – 50 mililitros
  • Ralladura de limón – 1/2 limón
  • Canela molida – 1/2 cucharada pequeña
  • Huevo – para pincelar

Elaboración de la receta

  1. En primer lugar, rallamos la piel de medio limón. Reservamos.
  2. En un cazo, ponemos a calentar el azúcar, el agua, la canela en polvo y la ralladura de limón. Calentamos a fuego suave, removiendo de vez en cuando, hasta que el azúcar se derrita y forma un almíbar.
  3. Ponemos la almendra molida en un cuenco. Cuando el almíbar esté listo, lo echamos en el cuenco. Mezclamos con la ayuda de una espátula. Cuando la mezcla se haya enfriado un poco, seguimos mezclando con las manos hasta formar una masa consistente. Si con la cantidad de agua que se indica en los ingredientes la masa no adquiriese consistencia, podemos añadir un poco más.
  4. Una vez que tenemos la masa preparada, la tapamos y la dejamos reposar hasta que se enfrie por completo.
  5. Cuando se haya enfriado, ya podemos formar nuestras figuras de mazapán. Para ello, podemos estirar la masa hasta dejarla de un grosor de entre 2-3 centímetros, y cortarla con un cortapastas. También podemos formar las figuritas de una en una, cogiendo pequeñas porciones de masa y dándoles forma a mano.
  6. Una vez que las tenemos formadas, las ponemos en una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Las metemos en el horno apagado, y las dejamos reposar, hasta el día siguiente, para que su superficie se seque formando una costra.
  7. Al día siguiente, precalentamos el horno a 200ºC.
  8. Pincelamos, con huevo batido, la superficie de las figuras de mazapán.
  9. Llevamos al horno la bandeja y la colocamos cerca del grill. Ponemos el horno con calor solo arriba y horneamos 5-6 minutos o hasta que la superficie de las figuras cojan un poco de color.
  10. Sacamos del horno y dejamos enfriar en la bandeja.

Anotaciones y consejos

Es importante no hornear la masa en exceso, ya que, en ese caso, quedaría demasiado seca tras enfriarse.

Una vez horneadas, dejamos reposar las piezas de mazapán, al menos, 24 horas, ya que así su sabor se intensifica. Incluso si el reposo es mayor, de 2-3 días, su textura y sabor serán superiores.

Como apuntábamos al inicio, hay numerosas versiones de esta receta. En otras, se hace uso de azúcar glas, con lo que no es necesario elaborar un almíbar. Nosotros hemos preferido hacerlo así, para poder usar azúcar integral granulado.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook