La despensa

Cómo Organizar correctamente la despensa

¿Nos votas?

Este VÍDEO te ayudará a poner en práctica un buen Menú Semanal tal y como lo hemos organizado, es indispensable mantener nuestra despensa en orden. Es importante saber qué alimentos tenemos en ella, cuáles van a caducar y, sobre todo, debemos saber cómo ordenarlos correctamente. Con este artículo de Cocina Casera siempre recordaréis los mejores consejos sobre Cómo organizar correctamente la despensa de tu cocina.

Antes de comenzar, ¿viste el vídeo del viernes anterior? Te hablamos de la Chía: propiedades y beneficios. ¡Ve a leerlo para que te enteres de todo!

Trucos para organizar correctamente la despensa.

La despensa

Antes de nada, limpia

Para empezar a organizar correctamente la despensa, es necesario limpiarla previamente. Recoge absolutamente todo lo que tengas guardado y limpia las baldas de posibles motas de polvo. Este paso te ayudará a localizar esos alimentos que ya se han echado a perder y tirarlos.

Plásticos antideslizantes

Una buena idea es poner plásticos antideslizantes (tipo mantel) en el suelo de las baldas. De esta manera, si usas objetos de cristal o cerámica, evitas que puedan escurrirse. Incluso puedes colocar los manteles de diferentes colores, de manera que te ayude a diferenciarlos.

Organizar las baldas

Baldas de la despensa
Además de poner esos manteles antideslizantes, sería ideal adaptar las baldas a los posibles alimentos. De cara a la organización, puedes darles nuevas formas con más o menos espacio entre ellas. Si tienes previsto poner paquetes altos o, incluso, botellas, debe tratarse de una balda con bastante espacio. Si tienes pensado poner productos pesados, tienes que comprobar que aguanten ese peso.

Alimentos por grupos

Es ideal organizar los distintos alimentos por grupos. Ya sea por colores, nutrientes, ingredientes, utilidades, etcétera. Como tú prefieras, pero los alimentos se organizan mejor por grupos. Si pones etiquetas en las baldas, en las puertas o en el suelo de las baldas, probablemente facilitará mucho el trabajo.

Tarros con etiquetas

Tarros con etiquetas
Hay ciertos alimentos que puedes guardar en tarros de plástico, de cristal, transparentes u opacos. Por ejemplo la pasta, las lentejas, etc. De esta forma, además de ir reciclando la basura y evitar que se te olvide algún envoltorio por ahí, puedes organizarlos mejor. Lo ideal es ponerles etiquetas para identificarlos mejor.

Lo que más pesa, debajo

Más por seguridad que por otra cosa, los productos que más pesen es mejor situarlos en las baldas más abajo. Previamente deberíamos haber hecho un trabajo de adaptación de las baldas, lo que incluye calcular qué peso aguantarían y cuál no. Además, como suelen ser de mayor tamaño, estéticamente también tiene una mejor apariencia.

Lo que más usas, cerca y a la vista

Tarros ordenados

Lo más lógico es que los alimentos y productos que más uses estén lo más accesibles posibles. Si tienes baldas con puertas y baldas sin puertas, es mejor colocar estos productos en las baldas sin puertas. De esta manera, es más práctico recurrir a estos ingredientes. Además, es importante que estén a la vista y a la altura de los ojos para poder encontrarlos mejor.

Lo que menos usas, arriba

Por la misma regla de tres que el tip anterior, los alimentos que menos usamos deben ir en las baldas que estén más arriba. Como solamente recurrimos a esos productos en momentos especiales o muy puntuales, ocupan espacio innecesario si los colocamos cerca y pueden llegar a estorbar. Por eso, y siempre sabiendo bien dónde los guardamos, no pasa nada por dejarlos algo lejos de nuestro alcance.

Rotar los alimentos a medida que vamos comprando

A medida que vamos renovando los alimentos es importante seguir manteniendo el orden. Lo ideal es que si aún quedan productos del alimento que queremos colocar, pongamos lo nuevo al fondo y lo más antiguo delante. De esta forma, los alimentos que estén cerca de caducar son los primeros en la balda y los primeros a los que recurrirás cuando lo necesites. Así es como fomentamos el aprovechamiento de la comida y evitamos echarla a perder.

En resumen, tener una despensa organizada puede llevar un poco de trabajo extra. Pero el mayor esfuerzo te lo quitas al empezar, después mantener el orden se va haciendo cada vez más fácil.

¿Te ha gustado este tipo de contenido? Si estás satisfecho y quieres más vídeos como este, danos like y cúentanos si tienes algún tema en concreto del que quieras que hablemos y lo haremos. No te olvides de suscribirte al canal para no perderte ningún vídeo y dar a la campanita si quieres que Youtube te avise cada que subamos vídeo.

Y no te pierdas el vídeo que publicaremos el próximo viernes donde te hablaremos de La importancia de la fibra para una alimentación saludable. Os interesará y servirá mucho. ¡Hasta pronto Cocinacas!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook