Pie de Manzana

Pie de Manzana

¿Nos votas?

La manzana es una fruta que nos aporta gran cantidad de nutrientes y que puede ser usada en la cocina para preparar todo tipo de recetas, tanto dulces como saladas, en nuestra página podéis encontrar numerosos ejemplos de su uso, como, por ejemplo, en el caso de un delicioso budín de manzana. Si queréis ver otros muchos ejemplos, os invitamos a que hagáis uso de nuestro buscador o que visitéis nuestra sección de Dulces y Postres.

En la receta de hoy os vamos a enseñar a preparar un rico y nutritivo pie, relleno con manzana y pasas de uva, una elaboración muy sencilla de preparar que hará las delicias de todos los miembros de la familia. Si queréis, podéis potenciar el valor nutricional de este dulce añadiendo unas nueces troceadas, u otro fruto seco.

Ingredientes [Para 8-10 personas]:

  • Harina de trigo – 350 gramos
  • Mantequilla – 200 gramos
  • Huevo – 1 unidad
  • Agua – 60 gramos
  • Azúcar – 30 gramos
  • Pasas – 50 gramos
  • Manzanas – 5 unidades
  • Azúcar moreno – 165 gramos
  • Canela – 1 cucharada pequeña

Pasos del Pie de Manzana

  1. Con la ayuda de un pelador retiramos la piel a las manzanas. Si tenemos descorazonador, lo usamos para retirar la parte donde se encuentran las semillas. Seguidamente, cortamos la carne de las manzanas en tacos medianos.
  2. Colocamos los trozos en una cacerola, junto con las pasas y el azúcar moreno. Cocinamos, a fuego medio, removiendo con regularidad, hasta que la manzana se ablande y gran parte del líquido se acabe evaporando. En ese momento, colocamos el contenido de la cacerola en una colador para que escurra el exceso de líquido, si no lo hacemos así la masa se puede humedecer en exceso.
  3. Ponemos en un cuenco la harina y el azúcar (30 gramos) y mezclamos con la ayuda de una cuchara.
  4. Vertemos el agua y la mantequilla y amasamos hasta obtener una masa de textura fina y uniforme en la que no se aprecien grumos formados por harinas. Tapamos el cuenco con un plástico, llevamos a la nevera y dejamos que la masa repose durante 1 hora.
  5. Pasado el tiempo de reposo, sacamos la masa y la dividimos en dos porciones iguales. Reservamos una de ellas y estiramos la otra, para ello, la ponemos sobre una lámina de papel vegetal y la estiramos con la ayuda de un rodillo hasta que tenga un grosor aproximado de unos 2 milímetros.
  6. Colocamos la lámina de masa dentro del molde y retiramos el papel vegetal. Retiramos el exceso de masa pasando el rodillo por el borde del molde.
  7. Vertemos el relleno y los repartimos con la ayuda de una cuchara.
  8. Estiramos la otra porción de masa, de modo que nos quede del mismo grosor, y de un tamaño lo suficientemente grande como para que llegue al borde del molde. Seguidamente, la colocamos encima del relleno. Pasamos el rodillo por el borde del molde para retirar el exceso de masa y para sellar nuestro pie.
  9. Con la ayuda de un cuchillo practicamos unas pequeñas incisiones en el centro de la masa para que pueda escapar el vapor durante el horneado.
  10. Pincelamos la superficie con huevo batido.
  11. Llevamos al horno, precalentado a 180º C, y horneamos durante un tiempo aproximado de 40 minutos o hasta que la superficie adquiera un color dorado.
  12. Retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla antes de desmoldar.

Anotaciones y Consejos

Esta receta puede ser elaborada con cualquier variedad de manzana, en casa nos gusta usar la mitad de manzana dulce y la otra mitad de alguna variedad que tenga un marcado grado de acidez.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook