Las Consecuencias de comer demasiados Cacahuetes

Las Consecuencias de comer demasiados Cacahuetes

¿Nos votas?

Según Jordi Salas-Salvadó, catedrático de Nutrición y Bromatología de Universidad Rovira i Virgili, en Tarragona, “los frutos secos son como cápsulas con muchos nutrientes concentrados” por ello, y a pesar de sus grandes propiedades, debemos controlar su ingesta y no comerlos en exceso. En el artículo de hoy os vamos a hablar de las recomendaciones de los expertos y de las consecuencias del comer demasiados cacahuetes u otros frutos secos.

Aunque a muchos de nosotros nos cuesta contentarnos con comer un pequeño puñado de frutos secos, según la doctora Alessandra Bordoni, profesora de Ciencia de los Alimentos en la Universidad de Bolonia, la dosis debería ser reducida, situándose en las siguientes cantidades para los frutos secos más conocidos; 23 almendras, 20 anacardos, 26 avellanas, 25 pistachos, 5 nueces o 30 cacahuetes. Estas son las cantidades máximas que no deberíamos superar al día, y, además, Bordoni aclara que no deberíamos comer a diario este tipo de alimento.

El problema de los frutos secos es que, al ser tan pequeños, pensamos que podemos comer todos los que queramos. En el caso de los cacahuetes salados y fritos, más grasos que los naturales, provocan un retardo en la sensación de saciedad, lo que nos suele hacer comer más de lo recomendable.

Estas con las Las Consecuencias de comer demasiados Cacahuetes o exceso de frutos secos

Aumento de peso

A pesar de que el consumo de cacahuetes y otros frutos secos contribuye a alargar la vida, aumentando las defensas y controlando la tensión, son alimentos con una alta carga energética, con más calorías por ración que la mayoría de alimentos. Por ello, se hace necesario llevar a cabo un control de lo que ingerimos. Si consumimos un pequeño puñado al día, al cabo de un mes es fácil que hayamos engordado en torno a un kilo, para que os hagáis una idea de las calorías que contienen estos pequeños frutos cabe decie 100 gramos de cacahuetes tienen 567 calorías, mientras que el mismo peso de pasta cocida tan solo contiene 130 calorías.

Trastornos digestivos

A menudo sentimos hinchazón estomacal o gases tras haber comido frutos secos, este es un efecto común que se produce debido a los taninos y fitatos contenidos en los frutos secos que provocan una difícil digestión, que, en algunos casos, puede acabar incluso provocando diarrea.

Los cacahuetes son ricos también en fibra, hay personas que no están acostumbradas a ella y su consumo les puede provocar gases, diarrea e hinchazón. Aunque podemos optar por comer cacahuetes germinadas, mucho más digestivos, debemos saber que de este modo dejamos de tomar los nutrientes y vitaminas contenidos en la piel del grano, por ello, lo mejor es comerlos enteros pero de manera controlada y no todos los días.

Problemas hepáticos

Debido a su alto contenido en grasas, un consumo excesivo acabará pasando factura al hígado, que es el órgano encargado de procesarlas. Además, y según Graciela Moreira, experta en nutrición, los frutos secos contienen aflatoxinas, toxinas naturales contenidas en algunos frutos secos, que pueden provocar lesiones hepáticas si se consumen en exceso. Aunque la FDA y la legislación europea llevan a cabo un exhaustivo control para garantizar que los niveles de aflatoxinas contenidos en los alimentos son mínimos, no está de más ser prevenidos y comer con mesura estos alimentos. Fuente: elpais.com

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook