¿Qué hacer con el aceite después de cocinar?

¿Qué hacer con el aceite después de cocinar?

¿Nos votas?

El aceite es una de las sustancias más contaminantes que manejamos a diario en casa y en la cocina. Cuando se trata de poca cantidad, por ejemplo lo que se utiliza para aliñar una ensalada o para hacer un filete de ternera a la plancha, no pasa nada si alguna gota cae por el fregadero al limpiar la sartén… pero especialmente cuando hablamos de grandes cantidades, como por ejemplo cuando cambiamos el aceite de la freidora o cuando freímos en abundante aceite, son palabras mayores.

¿Qué hacer con el aceite después de cocinar? Tirarlo por el desagüe del fregadero, o por el inodoro, no son opciones que debiéramos barajar, porque aunque sea la forma más fácil y rápida de deshacerse del aceite supone un gran perjuicio para el medio ambiente, y contamina los ríos y los mares: de hecho, es la primera causa de contaminación de las aguas. Por otro lado, es importante cambiar el aceite a menudo para nuestra salud y no reutilizarlo demasiadas veces: te contamos cuáles son los peligros de reutilizar el aceite.

¿Sabías que cada litro de aceite usado vertido contamina mil litros de agua? Además, por si el respeto a la naturaleza no fuera motivo suficiente, el aceite, al mezclarse con el jabón, forma un tapón duro y compacto que puede taponar las tuberías… Por lo que, si lo haces, deberías dejar de hacerlo de inmediato.

¿Qué hacer con el aceite después de cocinar?

A la hora de decidir qué hacer con el aceite usado, cualquier opción es válida excepto verterlo sin criterio por el fregadero o el inodoro. Puedes llevarlo a un punto limpio, donarlo e incluso aprovecharlo. Te lo contamos todo.

Almacenarlo y llevarlo a un punto limpio

Una de las alternativas más extendidas consiste en almacenar el aceite usado que queremos desechar en algún recipiente, como puede ser un bidón de agua mineral, una botella grande de refresco o un envase de detergente. Una vez que lo tengamos lleno, nos dirigiremos al punto limpio más cercano para desecharlo correctamente.

Donarlo para su reutilización

Algunas asociaciones, como es el caso de AceiteSolidario, gestionan el aceite usado de las empresas (como restaurantes, bares, caterings), lo recogen y lo tratan para convertirlo en biodiésel, y además, el beneficio que se obtiene se dona a una ONG de la elección de los donantes, y se entrega un certificado que se puede desgravar de la declaración de hacienda. Por lo que si tienes un negocio que genere aceite usado, es una opción perfecta. Por cada tonelada de aceite usado donado se desgravan unos 70 €.

Otras entidades, como es el caso de Reacus, además de recoger el aceite usado en hostelería e industria, ofrecen un servicio de recogida a domicilio gratuito tanto para particulares como por ejemplo para comunidades de vecinos, por lo que ponerse de acuerdo con los vecinos para darle un uso responsable y una nueva oportunidad al aceite es una forma fantástica de utilizar el aceite usado y de no contaminar el planeta.

¿Qué hacer con el aceite después de cocinar?

Hacer jabón casero

Una buena opción para utilizar de forma responsable y útil el aceite usado es hacer jabón, es mucho más fácil de lo que piensas y tendrás jabón casero para rato. Solo necesitarás dos litros de aceite usado, cuatro litros de agua, medio kilo de sosa caustica y medio kilo de detergente en polvo o de cenizas (por ejemplo de chimenea, si tienes en casa). Solo tienes que mezclar todos los ingredientes y remover constantemente durante unas dos horas, y cuando empiece a cuajar, lo colocaremos en una bandeja que hayamos cubierto previamente con papel de periódico. Pasados un par de días, cuando esté totalmente sólido, lo cortaremos en pastillas y las guardaremos para ir utilizándolo según nos haga falta.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook