Los peligros de reutilizar el aceite y correcto uso

Los peligros de reutilizar el aceite y correcto uso

¿Nos votas?

Los peligros de reutilizar el aceite y correcto uso

Alguna vez te has preguntado ¿puedo reutilizar el aceite? ¿cuántas veces se puede utilizar el aceite usado? Aquí te damos las respuestas. Una de las costumbres más extendidas en muchos hogares y negocios de hostelería es usar varias veces el mismo aceite para freír los alimentos. El objetivo es abaratar los costes de un producto que ya de por sí es de los que más encarece la cesta de la compra. Esta costumbre, que a priori se hace para ahorrar, nos puede salir cara con el paso del tiempo, ya que diversos estudios apuntan a que las sustancias que se liberan cuando reutilizamos del aceite pueden ser las responsables de numerosos trastornos de nuestro organismo como obesidad,

¿Qué pasa cuando recalentamos un aceite?

Al calentarlo, comienza a producirse su degradación. Al reutilizarlo, la degradación aumenta produciéndose sustancias muy perjudiciales para nuestro organismo, como los radicales libres, que producen daños a nivel celular, y la acrilamida, sustancia de la que ya os hablamos en nuestro artículo acrilamida; posible cancerígeno en las patatas fritas.  Al recalentar este producto, se producen también ácidos grasos con grupo trans, que aceleran el proceso de coagulación sanguínea aumentando con ello el riesgo de padecer un infarto.

¿Qué aceite elegir a la hora de freír?

Sin duda, el más indicado para llevar a cabo frituras, es el de oliva. El principal motivo es que se trata de un producto mucho más estable que los obtenidos de semillas de girasol u otras semillas vegetales. Por ello, se degrada más lentamente, lo que nos permitirá reutilizarlo con un mayor margen de seguridad, pero no por ello obviando el hecho de que es preferible reutilizarlo muy pocas veces. Se considera que, si está limpio, el de oliva se puede reutilizar hasta 6 veces y el de girasol entre 2 y 3. Aunque es preferible no llegar al límite y respetar siempre una serie de pautas a seguir.

Consejos para un correcto uso.

  • Evitar el sobrecalentamiento. No superar nunca la temperatura de 180º, ya que a partir de esa temperatura aumenta el grado de formación de compuestos nocivos para la salud. El aceite nunca debe humear, ya que esto es signo de que se ha sobrepasado la temperatura de seguridad. Si esto nos sucede, lo más conveniente es desecharlo.
  • No mezclar aceites. Nunca mezclaremos el de oliva con el de girasol, u otras semillas, ni viejos con nuevos.
  • Quitar las impurezas antes de guardarlo. Para ello haremos uso de un colador fino que retenga toda la suciedad posible.
  • El agua acelera su descomposición. Por ello, si lavamos alimentos, nos aseguraremos de secarlos todo lo posible antes de freírlos, para que no aporten agua al aceite. Del mismo modo, no taparemos la sartén para que el agua no se condense en la tapa y caiga dentro del aceite.
  • Observa su aspecto. Si después de varios usos presenta un aspecto muy denso o turbio es indicativo de que ha llegado el momento de desecharlo.

crédits-flickr:jlastras Fuentes:20minutos.com Demoslavueltaaldía.com

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook