Quiché de espinacas

Quiche de espinacas

¿Nos votas?

En Cocina Casera nos encantan los quichés, y buena muestra de ella son las numerosas recetas que podéis encontrar en nuestro recetario, de entre las que cabe destacar, por su fama, nuestro quiché Lorraine.

Lo que más nos gusta de esta preparación es su gran versatilidad y su fácil preparación, pudiendo ser elaborada por cualquier persona, hasta por quienes no tienen conocimientos de cocina. En cuanto al relleno, este pastel admite todo tipo de ingredientes; carnes, pescados, verduras, etc, por lo que podéis confeccionar versiones a vuestro gusto con aquellos alimentos que más os agraden. También podéis usar distintos tipos de masa, además de la que os proponemos en esta receta, también se pueden obtener muy buenos resultados haciendo uso de masa de hojaldre. A vuestro criterio dejamos la elección de una u otra.

En la receta de hoy os compartimos la elaboración de un delicioso quiché de espinacas. Como muchos de vosotros ya sabéis, esta verdura goza de grandes propiedades nutricionales. Para hacer aún más completo este plato, hemos incorporado un poco de salchicha troceada y queso. Todos los ingredientes quedan aglutinados por el huevo batido, dando lugar a una preparación con un alto valor nutritivo, que nos aporta una buena dosis de minerales, vitaminas, hidratos y proteínas de gran valor biológico. Además, el pastel obtenido tiene un sabor y aroma deliciosos. ¿Qué más se puede pedir?

Ingredientes [Para 4 personas]:

  • Cebolla – 1 unidad
  • Dientes de ajo – 2 unidades
  • Espinacas – 600 gramos
  • Salchicha tipo frankfurt – 100 gramos
  • Queso mozzarella – 200 gramos
  • Leche – 200 mililitros
  • Nata líquida – 60 mililitros
  • Queso rallado – 50 gramos
  • Huevos – 3 unidades
  • Sal – al gusto
  • Pimienta negra – al gusto
  • Nuez moscada – 1/2 cucharada pequeña
  • Aceite de oliva – 2 cucharadas grandes

Para la masa:

  • Harina de trigo – 200 gramos
  • Sal – una pizca
  • Aceite de oliva – 50 gramos
  • Agua – 75 gramos

Pasos para el Quiché de espinacas

  1. En primer lugar vamos a preparar la masa, para ello, mezclamos en un cuenco la harina con la sal. Seguidamente, vertemos el agua y el aceite de oliva. Con la ayuda de una espátula, o una rasqueta de panadería, mezclamos todos los ingredientes hasta que la harina se hidrate por completo. En ese momento, tapamos el cuenco con un plástico y dejamos que la masa repose durante 20 minutos. Durante este tiempo la harina terminará de hidratarse y sin apenas esfuerzo tendremos lista nuestra masa.
  2. Pasado el tiempo de reposo, destapamos el cuenco y amasamos durante unos segundos. Volvemos a tapar el cuenco y lo llevamos a la nevera donde dejamos que la masa repose hasta que tengamos listo el relleno.
  3. Pelamos los dientes de ajo y los picamos finamente.
  4. Pelamos la cebolla y la cortamos en juliana.
  5. Calentamos aceite en una sartén y añadimos ambos ingredientes. Cocinamos, a fuego medio, para que la cebolla se vaya ablandando.
  6. Una vez que la cebolla está tierna, comenzamos a añadir las espinacas y seguimos cocinando para que pierdan parte de su agua.
  7. Cuando las espinacas estén tiernas añadimos la pimienta molida, la nuez moscada y la sal. Removemos y cocinamos 5 minutos más. Apartamos la sartén del fuego y reservamos.
  8. Cascamos los huevos y vertemos su contenido en un cuenco. Batimos con la ayuda de un batidor.
  9. Vertemos la leche y la nata líquida. Volvemos a batir.
  10. Seguidamente, incorporamos el contenido de la sartén y mezclamos.
  11. Troceamos la salchicha y el queso y reservamos.
  12. Sacamos la masa de la nevera y la estiramos con la ayuda de un rodillo hasta que tenga una forma circular y un tamaño mayor que el del molde. Con la ayuda del rodillo ponemos la masa sobre el molde y retiramos el exceso de masa haciendo pasar el rodillo por el borde del molde.
  13. Ahora, ajustamos una lámina de papel vegetal dentro del molde y ponemos encima garbanzos para que no dejen que la masa leve durante el horneado.
  14. Llevamos el molde al horno precalentado a 200ºC y horneamos durante 15 minutos.
  15. Pasado el tiempo de horneado, retiramos el molde y quitamos el papel vegetal con los garbanzos.
  16. Colocamos sobre la masa los trozos de salchicha y de queso y vertemos la mezcla de huevo batido y demás ingredientes. Finalmente, repartimos por encima el queso rallado.
  17. Llevamos el molde de nuevo al horno. Horneamos, a 200ºC, durante 35 minutos o hasta que el huevo cuaje. Para comprobarlo, pinchamos la masa con un palillo y comprobamos que éste no presente restos de masa.
  18. Cuando el huevo esté cuajado, desmoldamos y servimos.

Anotaciones y Consejos

Aunque podéis comprar masa quebrada o masa de hojaldre para elaborar este quiché, os recomiendo encarecidamente que hagáis en casa la masa que os proponemos en esta receta. Como habéis podido comprobar en el paso a paso, es una masa que se hace en muy poco tiempo y cuya calidad supera con creces a la de cualquier versión que podáis comprar.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook