Recetas con gambas y camarones

Recetas con gambas y camarones

Danos tu valoracion

Hoy os proponemos algunas de las mejores recetas con gambas y camarones que os hemos ido compartiendo durante los últimos meses. Son platos sencillos que se pueden elaborar en casa sin dificultad alguna.

Como ya sabréis aquellos que nos seguís, las gambas son uno de los ingredientes que más seduce al equipo de personas que se encarga de elaborar nuestras recetas, y no es de extrañar teniendo en cuenta el sabor y textura de un ingrediente con el que se pueden elaborar multitud de deliciosos platos. Para quienes no estáis muy familiarizados con estos productos os recomendamos que dediquéis unos minutos a la lectura de nuestro artículo; “Cómo cocinar gambas, langostinos y camarones“, donde encontraréis interesantes consejos.

Además de por su delicioso sabor y textura, hay otros motivos por los que debemos incluir este alimento en nuestra dieta. Desde el punto de vista nutricional, las gambas constituyen una fuente excelente de ácidos grasos omega 3, minerales, vitaminas y proteína con un alto valor biológico. Además, aportan pocas calorías y no contienen hidratos de carbono. Aún así, hay que comerlas con moderación, porque sus niveles de colesterol son elevados.

Para el recopilatorio de hoy hemos elegido cuatro recetas. Arrancamos con unas croquetas con gambas, un plato muy sencillo de preparar y con el que se obtiene un plato lleno de sabor. Le sigue un arroz con almejas y gambas, un plato sencillo, nutritivo y muy sabroso. En tercer lugar, os proponemos un cóctel, un plato muy refrescante que resulta ideal para tomar en épocas de calor. Y, como no podía ser de otro modo, hemos dejado para el final una de las tapas más tradicionales de los bares y tabernas españoles, unas ricas gambas al ajillo, un plato elaborado con muy pocos ingredientes, de sabor contundente y delicioso.

Ya os dejamos con las recetas, para ver el paso a paso de cualquiera de ellas solo tenéis que pinchar en el título de la que sea de vuestro interés. No dejéis de ver los vídeos que también os compartimos porque con ellos aprenderéis a preparar estos platos sin ningún esfuerzo.

¿Os apetece que nos metamos en faena?

¡Vamos con las recetas!

Croquetas de gambas

¡Me encantan las croquetas! En casa solemos hacerlas con todo tipo de ingredientes, pero las os proponemos en esta receta son mis preferidas, me encanta el contraste el contraste de texturas que se experimenta al comer una; tiernas y jugosas por dentro y muy crujientes por fuera, ¡deliciosas! Además, partiendo de la base de esta elaboración, se pueden preparar otras versiones, incorporad un poco de merluza, o bacalao desmigado, y preparaos para entrar en otra dimensión, ¿creéis que exagero? ¡Animaos a hacerlas y me contáis!

Arroz con almejas y gambas

El secreto de este plato es el uso de un fumet de gambas, un fondo elaborado a partir de las pieles y cabezas de las gambas, con el que se potencia espectacularmente el sabor de este arroz. Si no tenéis tiempo de preparar el fondo, podéis sustituirlo por un caldo de pescado, pero os aseguro que el resultado no será el mismo. Si os apetece, podéis enriquecer aún más esta elaboración añadiendo unos mejillones, unos trozos de merluza, atún, o lo que os apetezca.

Cóctel de gambas

Esta es una elaboración que se suele servir fría. Aunque en el cóctel clásico las gambas se sirven acompañadas únicamente de lechuga y salsa rosa, en esta receta quiero proponeros la versión que aprendí de mi madre. Además de lechuga y salsa rosa, he incorporado palitos de cangrejo y huevo. Sentíos libres de hacerla cómo consideréis oportuno. Independientemente de los ingredientes que uséis, la única recomendación que os damos es que no dejéis de preparar la salsa rosa que os presentamos, ya que es, bajo nuestro punto de vista, la que hace de hilo conductor de los diferentes sabores y texturas que forman este plato.

Gambas al ajillo

Concluímos esta entrada con una de las tapas más consumidas en este país, y no es de extrañar que así sea porque su sabor y aroma son deliciosos. Cuando era pequeño, los domingos solía acompañar a mi padre a comprar pollo asado para toda la familia. De camino, siempre parábamos en un pequeño bar para comernos un plato de pulpo al horno y otro de gambas al ajillo. Mientras mi padre se comía las gambas, yo solía rebañar con pan aquel aceite con sabor a mar, guindilla y ajo. Si nunca habéis cocinado esta elaboración, os ruego encarecidamente que lo hagáis cuanto antes, porque estoy seguro de que a partir de ese día este plato pasará a formar parte de vuestro recetario.

Esperamos que los platos que os hemos ofrecido os hayan gustado lo suficiente como para que os animéis a hacerlos. Si lo hacéis, no olvidéis contarnos qué os parecen, ya sea dejándonos un mensaje en la web, en las redes sociales o escribiéndonos un email, estaremos encantados de tener noticias vuestras.  Para terminar, os dejamos un enlace para que podáis seguir viendo más recetas de platos elaborados con gambas y camarones, ¡no os los perdáis!

Descubre aquí más Gambas al ajillo

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook