Roscón de Reyes casero

Roscón de Reyes fácil y riquísimo!

¿Nos votas?

Sé que ando apurado de tiempo, pero os aseguro que si lo hacéis siguiendo mi receta, a mediados de febrero aún seguiréis comiendo roscón de lo bueno que está. El rosco de reyes es una elaboración de panadería más que de pastelería, que lleva 2 fermentaciones; una en frío y otra en calor.

Sabréis que el rosco suele ir decorado con unos trozos verdes y rojos (hechos con calabaza teñida) y con naranja, pues en mi receta, os diré como hacerlo con naranja, ya que lo otro, lo detesto.

Antes de comenzar, deciros que para favorecer la correcta fermentación del rosco vamos a hacer una esponja.

Ingredientes Para 1 roscón de reyes

Para la esponja:

  • 18 gr de levadura fresca
  • 25 gr de harina fuerte
  • 25 ml de leche tibia

Para el rosco:

  • 75 gr de azúcar
  • 50 ml de leche
  • 100 gr de mantequilla
  • 1 huevo
  • 1 yema
  • 250 gr de harina fuerte
  • Agua de azahar
  • Ralladura de una naranja

Para la naranja confitada:

  • 1 naranja
  • 60 gr de azúcar
  • 60 ml de agua

Para el relleno:

  • 300 gr de nata 35% mg.
  • 40 gr de azúcar

También necesitaras:

  • 1 ensaladera
  • 1 cuenco
  • 1 cazuela

Pasos del Roscón de Reyes casero

  1. El primer paso, va a ser hacer la esponja, para ello, calienta un poco el horno y cuando tenga 60º apágalo.
  2. Calienta ligeramente la leche (a 35º) y júntala en un bol con la levadura desmigada. Incorpora la harina y unifica.
  3. Deja fermentar en el horno apagado 10 – 15 minutos.
  4. Para hacer el rosco, pasa la esponja a una ensaladera grande y añade; el azúcar, la harina, la ralladura, una cucharada de agua de azahar y un huevo. Ahora remueve para distribuirlo todo uniformemente. Finalmente, añade la yema y la leche poco a poco y homogeniza todo.
  5. Una vez tengas la masa homogénea, incorpora poco a poco (en 3 tandas) la mantequilla en pomada (blanda pero no derretida). Puede que te parezca que no la va a absorber, pero si, es solo cuestión de amasar y de dejarla reposar 2 minutos entre tanda y tanda.
  6. Ya está la masa lista, ahora toca la primera fermentación, que bien puede hacerse en nevera o cerca de una fuente de calor. Si optas por hacerla en nevera, simplemente deja la bola en la ensaladera y cúbrelo con papel film (no en contacto) y déjalo en la nevera por 24 horas.
  7. Si bien prefieres hacerlo antes, déjalo de 2 a 3 horas cerca de una fuente de calor como la cocina, (también con papel film sin tocar).
  8. Durante la fermentación, vamos a confitar la naranja. Lo que hay que hacer es poner el azúcar y el agua en una cazuela pequeña y hervirlo. Lava la naranja y córtala en finas rodajas. Sumérgelas en el almíbar y déjalas cocer de 15 a 25 minutos o hasta que no estén muy duras.
  9. Pasado el tiempo de la primera fermentación, hay que hacer la forma de rosco. Para ello, pon papel de horno o parafinado encima de la bandeja de horno, y sobre esta, forma un aro que será el rosco.
  10. Pon las rodajas de naranja encima del rosco aún sin la segunda fermentación.
  11. Hay recetas en las que dice de ponerle un aro en el centro para que el rosco no se cierre al fermentar, pero a mí personalmente, no me gusta cómo queda, así que prefiero que se cierre.
  12. Colócalo otra vez cerca de una fuente de calor y déjalo 2 o 3 horas, (hasta que duplique su tamaño)
  13. Calienta el horno a 210º C y si quieres, pinta el roscón con huevo batido.
  14. Hornéalo a 210º C durante 10 – 12 minutos.
  15. Cuando esté frío y sea la hora de comerlo, córtalo transversalmente y monta la nata. Simplemente junta la nata y el azúcar y bátelo con una batidora eléctrica de varillas.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook