Crumble de frutos rojos

Crumble de frutos rojos. Receta fácil y casera

¿Nos votas?

55 m
Calorias: 280
Fácil
4 personas

¡Hola Cocinacas! ¿Os apetece cocinar un postre diferente y delicioso? Nuestro crumble de frutos rojos es un tipo de pastel que se suele servir caliente, acompañado con helado, natillas o compota de diferentes frutas. Es muy fácil de hacer en casa y estamos seguros de que te encantará.

Si estás buscando elaborar recetas de postres típicos de otros países, este crumble es perfecto porque tiene su origen en Gran Bretaña. Se hizo muy popular durante la Segunda Guerra Mundial debido a la carencia de ingredientes, ya que no era fácil encontrar todos los ingredientes necesarios para elaborar sus pies (tartas).

Crumble significa deconstrucción y le pusieron este nombre tras intentar elaborar la tradicional tarta de manzana sin éxito, por la falta de ingredientes. De ahí que el crumble original lleve esta fruta.

Para nuestro crumble de frutos rojos hemos preferido utilizar algunos de los que ya están en temporada, como los arándanos y las fresas. Mientras que otros como las frambruesas y las moras, lo estarán en los próximos meses.

Consumir frutas de temporada tiene múltiples ventajas, entre ellas el poder disfrutar al máximo de su sabor. Como además son productos kilómetro cero, es decir, que son cultivados a menos de 100 km. del lugar de venta, contribuirás en la protección medioambiental y te saldrán más baratos que si los compras en cualquier otra época del año.

Lo mejor de este postre es que combina a la perfección el intenso sabor y la textura suave de la fruta, con el crujiente que le otorga el horneado. ¿Te apetece descubrirlo por ti mismo? No te llevará más de 3 pasos.

Ingredientes para 4 personas

Para la fruta

  • Frutos rojos - 800 gr.
  • Azúcar moreno - 80 gr.

Para el Crumble

  • Harina - 300 gr.
  • Azúcar moreno - 175 gr.
  • Mantequilla - 200 gr.

Cómo hacer la receta de Crumble de frutos rojos. Receta fácil y casera

  1. Comenzamos precalentando el horno a 200ºC, con calor arriba y abajo. Mientras, lavaremos primeros los frutos rojos naturales, los echaremos en un bol con el azúcar moreno y lo mezclaremos bien. Reservamos.
  2. A continuación, prepararemos las migas crujientes del crumble. Para ello, echaremos la harina y el azúcar en un bol y lo mezclaremos hasta que ambos ingredientes estén bien integrados. Y después, la mantequilla. Ahora es cuando tendremos que mezclarlo todo con las puntas de los dedos, hasta que quede una masa granulada y conseguir una textura arenosa.
  3. Por último, pondremos los frutos rojos que habíamos reservado en una fuente o molde apto para horno. Encima echaremos el granulado del crumble y hornearemos durante 15-20 minutos a altura media, hasta que esté dorado.

Notas y Consejos

El crumble de frutos rojos puede hacerse con frutos naturales como fresas, arándanos, frambuesas y moras o con frutos rojos congelados. En caso de elaborar la receta con estos últimos, es importante tener en cuenta que cuando los mezclemos con el azúcar y los dejemos reposar, soltarán bastante jugo. Tendrás que quitárselo antes de echarlos en el molde del horno, pero te recomendamos que no lo tires porque está buenísimo y podrás utilizarlo si haces tortitas caseras o en un yogur.

La receta acepta múltiples versiones, por lo que si quieres enriquecerla y que sea más saludable, puedes utilizar harina de espelta o de maíz e incluir en el crumble avena y frutos secos.

A la hora de servirlo, no te olvides de acompañarlo con una bola de helado de vainilla, natillas o nata.

¿Se te ocurre algún otro acompañante para este crumble de frutos rojos? Cuentanoslo a través de los comentarios y si te ha gustado la receta, no olvides compartirla con tus amigos y familiares.

¡Hasta pronto Cocinacas!

Si te ha gustado esta receta de Crumble de frutos rojos. Receta fácil y casera te aconsejamos no te pierdas más Recetas de Postres y no olvides seguirnos en Youtube donde tenemos más de 1.000 Vídeos gratis para ti. HAZ CLICK AQUÍ.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro YouTube