Sepia rellena

Sepia rellena

¿Nos votas?

Sepia rellena

La sepia, o también conocida como choco o jibia, es uno de los moluscos marinos más consumidos en países como España, donde se suele usar para elaborar numerosos platos. En muchos bares se presenta como una tapa típica a la hora de los aperitivos, preparándose de una manera muy sencilla que consiste en hacer la sepia a la plancha y acompañarla de una salsa verde elaborada con perejil, dientes de ajo, sal y aceite de oliva.

En la receta que os propongo hoy he usado una sepia grande para rellenarla con diversos ingredientes de origen marino, como es el caso de gambas y merluza, ingredientes ambos que ya hemos usado en otras ocasiones en Cocina Casera para preparar recetas como nuestra deliciosa merluza en salsa con gambas, o nuestras gambas al ajillo picantes, que es otra de las típicas tapas que forman parte del recetario de numerosos bares y tabernas del territorio español.

La preparación de éste plato es muy sencilla, como casi todas nuestras elaboraciones. Como ya sabéis, en Cocina Casera apostamos por recetas al alcance de todos nuestros seguidores, platos que no entrañen dificultad en su elaboración y cuyos ingredientes sean económicos y fáciles de encontrar.
Si no tenéis a vuestro alcance alguno de los ingredientes, o, sencillamente, queréis cambiar unos por otros, sentíos con total libertad para hacerlo.

Vídeo de la Receta

Ingredientes [Para 2 personas]:

  • Sepia – 500 gramos
  • Filetes merluza – 200 gramos
  • Gambas – 150 gramos
  • Patata – 1 unidad
  • Cebolla – 1 unidad
  • Aceite de oliva – 3 cucharadas grandes
  • Dientes de ajo – 5 unidades
  • Sal – al gusto
  • Pimienta negra – al gusto
  • Pan rallado – 20 gramos
  • Vino blanco – 150 ml
  • Perejil picado – 1 cucharada grande

Elaboración de la Receta

  1. Comenzamos esta receta pelando la cebolla y picándola finamente. Hacemos lo mismo con dos de los cinco dientes de ajo. Reservamos el resto de dientes de ajo para preparar una salsa verde.
  2. Añadimos ambos ingredientes a una sartén en la que previamente habremos calentado un poco de aceite de oliva. Cocinamos, a fuego medio, hasta que la cebolla esté transparente.
  3. Mientras tanto, cortamos en trozos la merluza, las patas de la sepia y las gambas peladas.
  4. Cuando la cebolla esté bien pochada, añadimos a la sartén los ingredientes que acabamos de trocear. Seguimos cocinando para que la merluza suelte parte de su agua y se cueza.
  5. Cuando las gambas y la merluza están cocidas, añadimos a la sartén el vino blanco y cocinamos hasta que todo el líquido se evapore.
  6. Mientras cocinamos el contenido de la sartén, pelamos y cortamos en trozos los tres dientes de ajo que nos quedan, y los ponemos en el mortero.
  7. Quitamos los tallos más gruesos al perejil y picamos finamente las hojas. Ponemos éstas en el mortero y añadimos un poco de sal. Machacamos ambos ingredientes hasta obtener una pasta. Para concluir nuestra salsa verde, vertemos en el mortero un buen chorro de aceite de oliva y mezclamos a conciencia con la ayuda de una cuchara.
  8. Cuando el líquido de la sartén se ha evaporado, echamos parte de la salsa verde. Debemos reservar un poco de ésta para untar con ella el lecho de patatas sobre el que pondremos la sepia. Añadimos también a la sartén el pan rallado. Mezclamos para que ambos ingredientes se repartan de manera uniforme. La adición del pan rallado dará consistencia a la masa, lo que nos vendrá muy bien para poder rellenar fácilmente la sepia. Una vez listo, yo pongo el relleno en un plato, ya que así me es más cómodo manejarme a la hora de usarlo.
  9. A continuación, pelamos la patata y la cortamos en finas láminas de, aproximadamente, 1 ó 2 milímetros de grosor.
  10. Encendemos el horno y lo calentamos a 200ºC.
  11. Untamos con un poco de aceite el fondo de una fuente para horno.
  12. Distribuímos las patatas laminadas formando una capa sobre la que pondremos la sepia.
  13. Repartimos por encima de las patatas la salsa verde que habíamos reservado. Hacemos uso de una espátula para repartirla uniformemente.
  14. Colocamos la sepia encima de las patatas y, con la ayuda de una cuchara, introducimos el relleno.
  15. Metemos la fuente al horno y horneamos, a 200ºC, durante 45 minutos.
  16. Retiramos del horno y servimos de inmediato.

Anotaciones y Consejos

A la hora de comprar la sepia lo normal es que nos la vendan limpia, para que solo tengamos que cortarle las patas y rellenarla, si no fuese así, pide a tu pescadero que te las prepare para tal fin.

La cantidad de relleno está pensada para una sepia grande de, aproximadamente, entre 500 y 600 gramos, pero, si lo deseáis, podéis preparar varias sepias más pequeñas, o usar este mismo relleno para elaborar unos ricos calamares rellenos.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook