Todo sobre la cerveza

Todo sobre la cerveza

Danos tu valoracion

Si hay una bebida popular, dejando el agua y el vino a parte, es la cerveza. Perfecta para ir de tapas, para comidas informales, para cenas con amigos o para tomar mientras ves un partido de fútbol (por supuesto, siempre con mesura, con cabeza y sin coche), la cerveza es, desde la antigüedad, una bebida que gusta en todas las culturas. Hoy te lo vamos a contar todo sobre la cerveza, para que además de disfrutarla, sepas todo lo que tienes que saber acerca de ella.

Todo sobre la cerveza

Agua, malta de cebada, lúpulo, levadura y otros ingredientes que matizan su sabor y su graduación son los componentes esenciales de la cerveza. El agua constituye el 90% de su composición, y a ella se añaden la malta de cebada (que se consigue mojando la cebada para que empiece a germinar), el lúpulo (que le da el toque amargo), y la levadura, la responsable de que tenga gas. Actualmente existen variedades sin gluten, que las personas con enfermedad celíaca o intolerancia al gluten pueden tomar sin ningún riesgo para su salud.

Propiedades de la cerveza

Además de ser refrescante y deliciosa, y de servir para quitar la sed, la cerveza presenta muchas propiedades interesantes para la salud (insistimos: siempre tomándola con moderación). Por un lado, contiene antioxidantes, que ayudan a frenar el envejecimiento celular. Por otro, es rica en vitaminas, especialmente del grupo B, muy buena para mantener fuerte el sistema nervioso. Es muy rica en minerales que ayudan a mejorar la densidad de los huesos y prevenir la osteoporosis, como el magnesio, el silicio o el fósforo, y además, tiene un efecto diurético, gracias a su contenido de potasio.

Tipos de cerveza

Por lo general, la cerveza se clasifica según la fermentación de la levadura que contiene, y se suelen dividir en lager y ale, los principales tipos. Pero además encontrarás muchas otras variedades, como las sin (que suelen contener bajos niveles de alcohol), las 0,0% (que no tienen alcohol), o las variedades con frutas. No se suele mezclar, excepto si es con limón (conocida como lejía o clara con limón), o con gaseosa (que se suele llamar clara).

Cerveza lager

Las cervezas lager son suaves y ligeras, con sabor y aroma equilibrados, y son las que más se producen (y consumen en el mundo). Se sirven frías, y las más comunes son:

Pilsener

Es una cerveza rubia con un toque brillante, muy ligera y refrescante, y su origen está en la ciudad de Pilsen, en la República Checa. Casi todas las cañas que puedes tomar en cualquier bar son de este tipo.

Múnich

Es menos clara que la Pilsener, tiene más cuerpo y un sabor marcado a malta. La más oscura, que se llama Dunkel, es bastante fuerte.

Viena

Se llama Viena porque antes se producía en la capital austríaca, aunque ahora es muy popular en Múnich por ser la que se bebe en la famosa Oktoberfest (la fiesta de la cerveza que se celebra cada año en esta ciudad). Su color es rojizo o bronce, y tiene mucho cuerpo.

Lager Americana

Tiene un punto dulce muy característico, que le aportan el almidón de maíz y arroz.

Bock

Es una cerveza muy fuerte, con un tono oscuro, casi negro, y con alta graduación de alcohol. También hay una variedad que se hace con trigo.

Cerveza ale

Las cervezas ale son cremosas, muy aromáticas y con mucho cuerpo y un sabor intenso, a menudo, con un toque afrutado. No se beben tan frías como las lager: se recomienda tomarlas a entre 7 y 12 grados. Las más famosas son las británicas y las belgas, y las más conocidas dentro de las ale son:

Pale Ale

Es una cerveza ámbar, ligera, con un toque especiado y cuyo sabor recuerda ligeramente a la tierra. Puede ser tradicional o envejecida.

Stout

Es una cerveza negra, originaria de Guinness, en Irlanda, con un sabor muy potente y aromas a café y regaliz. Su espuma es muy cremosa y con cuerpo.

Porter

Se toma mucho en Londres, y es muy pareceida a la Stout, pero más fuerte y tostada.

De abadía

La cerveza de abadía suele ser belga, con un tono ámbar o bronce, ligeramente turbia, y con una espuma tostada y cremosa. Los más entendidos aprecian en ella un aroma a caramelo o a frutas.

De trigo

La cerveza de trigo se elabora con malta de trigo, lo que le da un color más blanquecino, y por eso también se conoce como cerveza blanca. Tiene un sabor suave y ligeramente tostado. Créditos-Shutterstock

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook