Trucos para pelar frutas y verduras

Trucos para pelar frutas y verduras

Danos tu valoracion

¡Ojalá todas las frutas y verduras fueran tan fáciles de pelar como el plátano! Pero como no es así, muchas veces nos encontramos con que nos da pereza comer ciertas frutas y verduras o utilizarlas para cocinar simplemente por el hecho de tener que pelarlas. Hoy os vamos a dar algunos trucos para pelar frutas y verduras que esperamos que os gusten y os resulten útiles. Y si os apetece saber más trucos con frutas, no os perdáis nuestros trucos con naranjas.

Trucos para pelar frutas y verduras

¡Toma nota de estos trucos para pelar frutas y verduras! Estamos seguros de que te facilitarán la vida.

Frutas de piel fina

Las frutas de piel fina suelen resultar muy difíciles y latosas de pelar porque tienen la piel muy adherida a la carne. Para hacerlo fácilmente, solo tienes que colocarlas en un recipiente y cubrirlas con agua hirviendo. Déjalas durante un minuto sumergidas y pélalas con un cuchillo de pelar patatas: verás qué fácilmente sale la piel.

Otro truco es pinchar la fruta con un tenedor y mantenerla sobre la llama del fuego de la cocina hasta que la piel se abra: a continuación, verás qué fácil puedes pelarla.

Pelar tomates

Hay dos posibilidades, que parecen contradictorias pero funcionan. La primera es enfriarlos en la nevera, para a continuación coger fuertemente el tomate y rasparlo con un cuchillo de abajo arriba varias veces. Pincha la piel con la punta del cuchillo y se desprenderá con facilidad. Otro truco es meterlos en agua caliente durante unos minutos, escurrirlos y pelarlos.

Pelar granadas

Para que pelar las granadas y desgranarlas sea mucho más sencillo solo tienes que darles un golpe seco, partirlas y ponerlas boca abajo: verás qué fácil salen los granos.

Pelar nueces

Si quieres que las nueces salgan enteras de su cáscara (suelen romperse al cascarlas para abrirlas), déjalas toda una noche en agua con abundante sal. Por la mañana solo tendrás que romperlas con cuidado y la nuez saldrá entera.

Quitarle las hebras al maíz

Para deshebrar el maíz, lo más fácil es humedecer una servilleta de papel o una toalla y frotar la panocha de arriba abajo. Todas las hebras se desprenderán.

Sacarle partido al pelapatatas

Algunas verduras de piel fina, como por ejemplo la zanahoria, y otras de piel gruesa, como el calabacín, se pelan muy fácilmente con el pelapatatas. Pruébalo y verás. Créditos-Shutterstock

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook