El albaricoque: propiedades y recetas

El albaricoque: Propiedades y recetas

¿Nos votas?

El albaricoque es una fruta deliciosa y popular. Su sabor dulce y su facilidad para incluirla en la dieta diaria la han convertido en una fruta que, prácticamente, se vende sola. Sus beneficios para la salud, además, son amplios, lo que la convierte en un alimento necesario en nuestra dieta (recordando siempre que es necesario llevar una dieta sana y equilibrada).

Si quieres más consejos para llevar una dieta basada en comida saludable, te recomendamos que leas nuestro artículo Alimentos de temporada: frutas y verduras de verano. En él abordamos la cuestión de los alimentos de temporada, te contamos los beneficios particulares y te damos una amplia lista de aquellos alimentos de temporada en los meses de calor. Recuerda que si consumes alimentos de temporada, encontrarás productos más baratos, frescos, con menos químicos y evitarás consumir alimentos que hayan pasado grandes cantidades de tiempo en congeladores industriales.

La temporada del albaricoque coincide con los meses de más calor, siendo el momento ideal para consumirlo entre los meses de mayo y agosto, ambos inclusive. Esto lo convierte en una fruta ideal para el verano. Sin embargo, podrás encontrarlo en el mercado durante casi todos los meses del año en su forma de fruta. No sólo eso, si no que además también podrás encontrarlo en forma deshidrata, donde tendrá más nutrientes, pero también tendrá un contenido de azúcar más elevado.

Entre los muchos beneficios para la salud de esta fruta, quizá los más importantes sean las vitaminas que contiene, entre ellas las vitaminas A, B3, C, K y E, además de contener potasio, fibra.

Propiedades

El albaricoque: propiedades y recetas

Vitaminas

Como te decíamos antes, esta fruta es una gran fuente de vitaminas, entre ellas las mencionadas arriba: las vitaminas A, B3, C, K y E. Cada una de ellas es importante por distintos motivos. Te los contamos a continuación: la vitamina A es fundamental para nuestra salud, se encarga de nuestra visión y del correcto funcionamiento de órganos tan importantes como el corazón o los riñones. La vitamina B3 o niacina, por su parte, nos ayuda a mantener niveles de energía óptimos y mantiene el equilibrio químico del sistema nervioso. En cuanto a la vitamina C, es importante porque produce antioxidantes (que evitan la degeneración celular), su deficiencia provoca una enfermedad grave: el escorbuto. La vitamina K se caracteriza por su funcionamiento en sangre: ayuda a la coagulación y a la creación de glóbulos rojos. Por último, la vitamina E es un importante antioxidante.

Como puedes ver, las vitaminas que se encuentran presentes en los albaricoques son de gran importancia. Es obvio que esta fruta no puede suplir una dieta equilibrada y rica en diversidad de alimentos, pero no tienes ninguna excusa para no incorporar a los albaricoques en tu dieta diaria.

Fibra

Como todas las frutas, el albaricoque tiene gran cantidad de fibra, en concreto más o menos un 13% del consumo diario de fibra. Además, esta fibra es soluble, lo que significa que ayuda a los niveles de glucosa en sangre y ayuda a mantener sano el corazón.

Prácticamente cualquier fruta tiene aportes importantes de fibra. Esto, además de sus beneficios para la salud ya conocidos (mejora la actividad gastrointestinal y todos los beneficios mencionados anteriormente), favorece que te sientas más saciado con las comidas. Esto a su vez consigue que no se coma entre horas, facilita una alimentación equilibrada y contribuye a la pérdida de peso.

Potasio

Este mineral, del cual el albaricoque contiene grandes cantidades, es fundamental para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo. Esto se debe a que ayuda a la acción muscular y al sistema nervioso. El potasio tiene importantes funciones en nuestro organismo, como puedes ver, por lo que es imprescindible consumir correctamente este mineral dentro de una dieta equilibrada.

Entre otras frutas en las que puedes encontrar grandes aportes de potasio, se encuentran los aguacates y los plátanos. Por lo que puedes elegir libremente tu fuente de potasio.

Mantiene sano el corazón

Todas las claves de los beneficios a la salud que ya te hemos contado favorecen la salud del corazón. La fibra se encarga de eliminar el colesterol malo, el potasio reduce la presión sanguínea y la vitamina C protege de radicales libres y es antioxidante. Esto convierte al albaricoque (y a un selecto grupo de frutas) en perfectas para proteger el funcionamiento y salud de nuestro sistema cardiovascular. Es obvio que una fruta de por sí no puede hacer milagros, pero añadir esta pieza de fruta a una dieta ya equilibrada, y hacer deporte regularmente, contribuirán a conseguir un cuerpo sano.

Mantiene sanos los huesos

Proteger los huesos es una prioridad que debemos mantener mientras somos niños y durante toda la vida adulta. Por ello, consumir alimentos que nos ayuden a protegerlos en importante. Entre esos alimentos se encuentra el albaricoque. Gracias a sus vitaminas, su capacidad antioxidante y su contenido en minerales tales como calcio, hierro o potasio, el albaricoque es una fruta que puede ayudarnos a conseguir un mantenimiento eficaz de nuestros huesos.

Recetas con albaricoques

Bizcocho de albaricoques

Bizcocho de Albaricoques. Casero y Fácil
Bizcocho de Albaricoques. Casero y Fácil / Foto cocina-casera.com

Quizá comer fruta a veces puede ser difícil, sobre todo para los más pequeños de la casa. Es normal que los niños puedan resistirse a probar fruta, un hábito que, con la edad, suele desaparecer. Sin embargo, es imprescindible que consuman fruta, pero podemos hacer que sea algo divertido y apetitoso para ellos, en vez de intentar que coman una pieza de fruta sin éxito. Para ello tenemos este delicioso bizcocho de albaricoques, un sabroso y saludable postre que hará las delicias, no solo de los más pequeños, sino de todos tus amigos y familiares.

Ver receta de: Bizcocho de albaricoques

Mermelada de albaricoque

El albaricoque: Propiedades y recetas

Una manera amena y deliciosa de consumir albaricoques es a través de la mermelada. Se puede tomar en el desayuno o merienda, untada en una tostada. Es mejor si es natural y preparada a mano, pues evitamos así que contenga azúcares y químicos añadidos.

Galletas de albaricoque

El albaricoque: Propiedades y recetas

Otra opción para comer albaricoque de manera fácil y deliciosa es a través de galletas caseras de albaricoque. Fáciles de hacer, se convertirán en un postre común en tu dieta si les das una oportunidad.

¿Conocías todas las propiedades de los albaricoques? ¿Consumes albaricoques con frecuencia? ¿Se te ocurre alguna otra receta con albaricoques? Déjanos tus ideas y pensamientos abajo en los comentarios, y si te ha gustado este artículo, no te olvides de recomendarnos a tus amigos y familiares a través de las redes sociales. Si te has quedado con ganas de saber más acerca de comida saludable, te invitamos a que visites nuestro artículo ¿Qué es la intolerancia a la lactosa? En él te contamos qué es esta enfermedad y cuáles son los alimentos que no se pueden consumir.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook