Batch Cooking y Meal Prep: ventajas y desventajas

Batch Cooking y Meal Prep: ventajas y desventajas

Danos tu valoracion

¡Hola Cocinacas! Seguro que has oído hablar alguna vez sobre el batch cooking pero puede que no tanto sobre el meal prep. Ambos términos consisten en planificar un menú semanal y cocinar todas las comidas en un único día pero no son exactamente lo mismo. Hoy te contaremos cuáles son las diferencias que existen entre ellos, así como sus ventajas y desventajas para que a partir de ahora tú decidas qué técnica de las dos emplear en tu planificación semanal.

Uno de los principios básicos para comer saludable es la organización, y esta debes mantenerla desde el momento en el que planificas qué comer y cenar cada día de la semana para poder hacer la lista de la compra y seleccionar los productos que formarán parte de tu dieta. Organizarte al cocinar es una de las claves para ahorrar y comer saludable y, sobre todo, forma parte de los consejos para no desperdiciar los alimentos.

Batch cooking significa literalmente cocinar por lotes, mientras que meal prep significa preparación de comida. Ambos términos anglosajones han revolucionado la forma de cocinar en casa de forma saludable. Y es que cada vez somos menos los que disponemos del tiempo suficiente para cocinar cada día. El trabajo o los horarios cambiantes, nos llevan a pasar menos tiempo en casa y a estar demasiado cansados como para dedicarle a la cocina el tiempo y el mimo que se merece.

Sin embargo, estos dos métodos de cocinar en un solo día pueden ahorrarte mucho tiempo entre semana porque ya habrás cocinado todos los ingredientes previamente y también dinero, porque comprarás solo los alimentos que vayas a consumir. Además, harán que seas capaz de eliminar los ultraprocesados de tu dieta y que cada día comas platos diferentes.

Organización de alimentos antes de cocinar

Diferencias entre batch cooking y meal prep

Como ya hemos explicado anteriormente, tanto el batch cooking como el meal prep consisten en cocinar lo que vayas a comer y cenar durante toda la semana, en un único día (normalmente el domingo). Sin embargo, estos dos términos no significan lo mismo.

El batch cooking consiste en cocinar cada uno de los alimentos que van a ser consumidos y almacenarlos de forma individual en táperes. Es decir, cada uno de los alimentos que se han cocinado por separado, se almacenan independientemente. De esta forma tendrás un táper con arroz cocido, otro con pasta, otro con legumbres, otro con caldo, otro verduras al horno, etc.

Mientras que en el meal prep, a diferencia del batch cooking, se guarda la comida preparada dividida en raciones. Diferentes ingredientes se cocinan a la vez y el resultado, el plato final, es el que se guarda en un único táper.

Un ejemplo de meal prep sería cocinar unos macarrones a la boloñesa y guardar la pasta y la carne ya cocinada en el mismo táper. Mientras que si se hubiera preparado como batch cooking, se necesitarían dos táperes: uno para la pasta y otro para la carne. O incluso un tercero si se cocina también la salsa de tomate aparte.

Con la técnica de batch cooking seleccionas cada día los alimentos de los diferentes táperes para combinarlos como quieras, mientras que con la técnica de meal prep abres el táper y ya tienes todos los ingredientes que conforman el plato, listo para comer.

Tápers para el Batch cooking

Batch Cooking: ventajas y desventajas

Entre las principales ventajas se encuentra el poder componer el plato con los ingredientes que más te apetezcan cada día, así como poder elegir la cantidad, dependiendo del hambre que se tenga (aunque es importante medir las cantidades). De esta forma, se preparan platos mucho más versátiles y la elaboración es más rápida que en el meal prep.

Por el contrario, si hay algo negativo que podamos decir de esta técnica es que en el día a día sí que necesitarás tiempo para preparar lo que quieras comer y al no ser raciones ajustadas, cada vez que abras y cierres el táper en el que se encuentre el ingrediente que quieres, entrará aire en el táper y eso hará que se conserve en buen estado durante menos días. Para evitar que esto ocurra, lo más recomendable es congelar. Además, requiere tener suficiente espacio tanto en el frigorífico, como en el congelador.

Meal prep: beneficios e inconvenientes

A través de esta técnica se preparan platos que ya están acabados por lo que es válida tanto si se come en casa, como en el trabajo. Tan solo hay que abrir el táper y calentar la comida. De esta forma la posibilidad de que se estropee la comida es menor, ya que solo se abre el táper el día que se vaya a comer.

Sin embargo, podría convertirse en un inconveniente si a la hora de comerlo hay algún ingrediente que no te apetece. Además, antes de cocinar es importante dejar el menú cerrado. Es decir, tener claro qué ingredientes llevará cada táper y esto requiere invertir algo más de tiempo.

¿Cuál de las dos técnicas crees que es más factible para ti llevar a cabo? Sea cual sea la respuesta, estamos seguros de que hará que a partir de ahora comas mejor y más saludable.

Si te ha parecido interesante nuestro artículo de hoy, quizá también te interese saber cómo poner fin a los errores que cometes al comer en la oficina y que puedes evitar.

¡Hasta la próxima Cocinacas!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro YouTube