Recetas de asado

Recetas de asado

¿Nos votas?

Ya estamos aquí con otra nueva colección de algunas de las recetas que podéis encontrar en Cocina Casera. En esta ocasión, he elegido cuatro platos que han sido cocinados al horno. Mientras que en países como Argentina, el término “asado” suele hacer referencia a una parrillada de carne cocinada por la acción de las brasas, en España, la palabra “asado” se suele referir a un plato que ha sido cocinado al horno, como por ejemplo, nuestro cabrito al horno.

En este sentido, hoy os propongo cuatro recetas de asado muy diferentes unas de otras. En dos de ellas hemos utilizado pollo como ingrediente principal, en otra, el cabrito ha sido la carne elegida, y, en una cuarta, os propongo un asado muy atípico porque está elaborado con ingredientes 100% de origen vegetal. Aunque no lo parezca, la foto que aparece al principio de este artículo es la de un asado totalmente vegetal.

Los asados siempre han ocupado un lugar destacado en la cocina del hogar donde me crié. Mi madre preparaba a menudo asados de cordero, de cabrito, de pulpo, de pollo, etc. Ella conoce los secretos de este plato, y sabe cómo sacar el máximo partido a cada uno de los ingredientes empleados en un asado. Algo logré aprender durante los años que la vi cocinar. Recuerdo con mucha nostalgia las míticas hornadas en el horno de leña que había en el patio trasero de casa. Solo se encendía en contadas, una de ellas era con motivo de la Navidad. Varias vecinas se reunían en casa para preparar los dulces tradicionales de esas fechas, y, entre unas hornadas de dulce y otras, siempre se reservaba un tiempo para preparar un asado de carne y patatas, principalmente se usaba cordero, una carne muy presente en la Navidad de mi familia.

Lo que más me gusta de este tipo de elaboraciones es la sencillez y rapidez con la que se preparan. Hay poco más que hacer que pelar alguna verdura y poner en una fuente todos los ingredientes. Además, una vez se mete la fuente en el horno no hay que andar demasiado pendiente, lo que nos permite compaginar la preparación de un rico asado con otras tareas del hogar.

Ya os dejo con las recetas elegidas por el equipo de Cocina Casera, si queréis ver el paso a paso solo tenéis que pinchar en el título de la receta. Espero que esta selección sea de vuestro agrado.

Muslos de pollo al horno

En esta receta se combinan a la perfección unos muslos de pollo con una guarnición de zanahoria y patatas. El conjunto se hornea tras regarlo con una buena cantidad de vino blanco, y se aromatiza con diversas hierbas, entre las que se encuentran el laurel, el romero y el orégano, que se añaden en fresco, lo que potencia notablemente el sabor de este sabroso plato. Además, también hemos usado especias como el pimentón dulce y la pimienta negra. Imagino que no es necesario que os diga lo espectacular que resulta el plato obtenido. ¿No os lo creéis? ¡Pues os animo a comprobarlo por vosotros mismos! Estoy totalmente convencido de que no os arrepentiréis si hacéis un hueco a este plato en vuestro plan de comidas semanal.

Asado vegano con guarnición de patatas

Sí, aunque no lo parezca, este plato es, como su nombre indica, “vegano”. Para quienes no conozcan el término, este se aplica a aquellas elaboraciones que han sido preparadas haciendo uso exclusivo de ingredientes vegetales. Por tanto, es un plato libre de colesterol y bajo en grasas saturadas, lo que lo convierte en una elección más saludable para nuestro organismo que los asados a base de carne. Pero, además, el sabor de este plato es delicioso. La única “pega”, es que este asado es un tanto laborioso, por lo que no es el más indicado para aquellas personas que andan escasas de tiempo, pero, si podéis, no lo dudéis; si queréis un plato saludable, rico y muy nutritivo, este es el vuestro. ¡Probadlo y nos contáis!

Pollo asado al vino blanco con patatas fritas

Este plato es muy típico en muchos bares de España, así como en comedores de colegios y universidades. Lo sé porque durante mi época de universitario era uno de los platos que no dejaba escapar cuando lo ofertaban en el comedor. Mi madre también lo preparaba en casa. Es importante acompañarlo de patatas fritas, ya que así se da una mezcla deliciosa entre la jugosidad de la carne y el exterior crujiente de la patata. Si no os queréis complicar demasiado, también podéis añadir las patatas a la fuente para hornearlas, pero os aseguro que el plato gana mucho si las freímos. Probadlo, y veréis como pasará a formar parte de vuestro recetario.

Cabrito asado

Cerramos este recopilatorio con un asado de cabrito. El uso de este tipo de carne da lugar a un plato exquisito, pues al tratarse de un animal joven su carne es mucha más tierna y jugosa que la de ejemplares de mayor edad. Partiendo de una base así, no es necesario mucho más para obtener un gran resultado. Resaltar la sencillez y rapidez de esta elaboración; solo tenemos que poner el cabrito en la fuente, salpimentarlo y regarlo con un caldo compuesto por ron y agua, y en poco más de una hora estará listo.

Y esto es todo por hoy, esperamos que estas recetas hayan cumplido con vuestras expectativas. Si no es así, sentíos con total libertad para mejorar aquellas cosas que consideréis oportunas. Si os habéis quedado con ganas de ver otras ricas recetas de asados, os dejo el siguiente enlace, que os llevará directamente a otras de las muchas recetas de nuestra página.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook