El arte de comer bien

El arte de comer bien

Danos tu valoracion

En esta ocasión, queremos hablaros de el arte de comer bien. Recuerdo que cuando era pequeña y mi abuela me ponía lentejas con arroz para comer siempre le decía “Ay abuela! que comidas más raras haces!”. Hoy en día, gracias a mi trabajo, sé que aquel plato de lentejas con arroz me estaba aportando un perfil de proteínas súper completo, y posiblemente, ni mi abuela lo sabría.

¿A qué viene esto? a que cocinar es una actividad que siempre ha formado parte de la historia, pero hoy en día se está perdiendo la tradición de la cocina casera. El ritmo de vida, las excusas de la falta de tiempo o que por horario de trabajo hay que comer fuera de casa, o muchas veces por la simple pereza de cocinar, recurrimos a comer fuera de casa o a establecimientos de comida rápida o los súper de moda take away. Esta alternativa es la fácil, pero tenemos que pararnos a pensar sobre todo en nuestra salud y, en alternativas que nos pueden ayudar a disfrutar de la cocina casera. Pero antes, veamos qué ventajas tiene.

Al cocinar en casa sí sabemos lo que comemos y sí podemos medir la cantidad que queremos comer sin, a veces, ese miedo a pasarnos cuando salimos a comer fuera. Siempre aconsejamos elegir alimentos de temporada y locales ya que, por ejemplo, en el caso de frutas y verduras, la distancia que recorren del campo a casa es muy corta y por tanto conservan sus propiedades nutricionales y organolépticas.

Podemos planificar las comidas. Cuando diariamente salimos a comer, ya sea de menú o carta, nos podemos ver en la situación de repetir muchas veces las mismas comidas, sobre todo, arroces, pastas… Y esto muchas veces nos hace olvidarnos de grupos de alimentos también muy importantes como lo son las legumbres. Si cada semana planificamos las comidas obtendremos un menú de lo más variado!

Aprendes a cocinar. Es una buena excusa para desempolvar ese libro de recetas que a todo el mundo alguna vez nos han regalado. También puedes entrar en la web de Cocina casera y probar sus recetas y/o incluso adaptarlas con otros ingredientes que te gusten más. En Koa Center somos muy “cocinillas”, nos encanta cocinar, probar alimentos nuevos e introducirlos en recetas para crear otras diferentes. Dicen que “el saber no ocupa lugar”, así que por qué no aprender a cocinar. Además, seguro que se te da genial y recibes felicitaciones de familiares y amigos.

Es más económico. Si en vez de comer todos los días fuera pruebas a realizar alguna de las comidas en casa, seguro que tu bolsillo lo nota.

Ganas salud. Aparte de que, como ya he comentado antes, podemos elegir lo que comemos y la calidad de estos productos; seguro que hay mucha gente que pasa más tiempo mirando la tele o pendiente del móvil que cocinado. Mientras cocinas estas realizando actividad física, puede ser que te vuelvas más creativo y posiblemente te haga evadirte de algunos problemas del día a día porque estás pendiente de que no se te queme lo que tienes en el horno.

Muy bien, la teoría está clara, pero, ¿cómo lo hago?:

Dedícale unos 30 minutos a la semana a planificar qué días comes en casa, y qué quieres comer. Esto te permitirá que aunque tengas poco tiempo, ya vas a casa con la idea clara de qué vas a cocinar. Piensa que te suele ofrecer el restaurante que frecuentas a ir y planifica comidas diferentes.

Ves al mercado o al super con la lista de la compra ya echa. Además de ganar tiempo, te aseguras que en el momento de ponerte cocinar no te faltará ningún ingrediente para realizar la receta. Y recuerda, elige alimentos frescos, de temporada y locales

Si por motivos de trabajo o cualquier otro tienes que comer todos los días fuera de casa, te lo puedes llevar preparado en un tupper, y si además no tienes opción para calentarlo, puedes prepararte una riquísima ensalada, una sopa fría, un ceviche… Además, puedes hacer de tus tuppers todo un espectáculo añadiendo germinados para decorar tus preparaciones, con alimentos de diferentes colores, un variado de semillas en tu ensalada… Seguro que a más de uno le despiertas la curiosidad y te pregunta que es eso con tan buena pinta que llevas para comer.

¿Y qué sucede si algún día no puedo hacer lo que tenía preparado y tengo que improvisar? ¡No pasa nada! Gracias a la web Cocina Casera tienes una gran variedad de recetas a las que acudir.

Por tanto, una vez vistas las ventajas de la comida casera y de cómo podemos ponerlo en práctica sea cual sea nuestro día a día, solo me falta decir que para tener un estilo de vida saludable, aparte de una correcta alimentación, no podemos dejar de lado otros hábitos de vida saludables como realizar actividad física frecuentemente y mantenernos correctamente hidratados.

Patricia Ortega
Dietista- Nutricionista de equipo de Anabel Fernández
Centro de entrenamiento personal y nutrición KOA

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook