Clásicos remedios caseros con alimentos

Clásicos remedios caseros con alimentos

Danos tu valoracion

¡Hola Cocinacas! Seguro que has oído alguna vez a tu madre o a tu abuela hablar sobre algunos remedios caseros con alimentos, como que la miel es buena para la garganta o que un vaso de leche te ayuda a dormir mejor. Hoy queremos hablarte sobre aquellos remedios caseros que realmente funcionan, ya que también existen muchos mitos sobre esto.

En nuestra sección sobre Nutrición y Salud encontrarás artículos en los que te hablamos sobre cuáles son los alimentos que pueden ayudarte a prevenir enfermedades o aliviarlas. Incluso, trucos caseros par ahuyentar a los mosquitos de verano con la ayuda de ciertos ingredientes.

Y es que si conocemos los nutrientes que cada tipo de alimento puede aportarnos y sus propiedades, aprenderemos a comer saludable y esto nos ayudará a sentirnos bien por dentro y por fuera. ¿Sabías que algunos alimentos que favorecen el bronceado?

Algunos remedios caseros con alimentos son muy conocidos porque se han ido transmitiendo de generación en generación. Sin embargo, algunos de los más populares (como que el agua con azúcar quita las agujetas) no son verdad, o al menos no se ha podido demostrar cientificamente que lo sean.

Los remedios caseros con alimentos que te vamos a enseñar a continuación funcionan, y son algunos de los más comunes por lo que quizá alguno de ellos ya lo hayas llevado a la práctica en algún momento de debilidad.

Zumo de limón y miel para el dolor de garganta

Zumo de limón y miel, remedios caseros con alimentos

El limón es rico en vitamina C, además de tener propiedades antibacterianas. Mientras que la miel es uno de los remedios naturales más populares para el resfriado o durante la temporada de alergias. Funciona como antiinflamatorio y combate la tos, ya que cubre las paredes de la garganta y la suaviza, calmando la tos y la irritación. La combinación de estos dos productos forma una excelente combinación para aliviar el dolor de garganta.

Calienta un poco de agua, añade el zumo de limón y después una cucharada de miel. Mezcla bien hasta que esta se disuelva y ya estará listo para tomar.

Sopa de pollo para el resfriado

Sopa de pollo para el resfriado

Aunque a veces no cueste creerlo, la sopa de pollo calienta el cuerpo desde el interior y la ingesta de este líquido mantiene húmedas las mucosas. Científicos han demostrado que la sopa de pollo casera tiene, debido a minerales como el zinc y el hierro, un efecto saludable contra los resfriados y la gripe. Además tiene propiedades anti-inflamatorias que pueden disminuir la hinchazón y el enrojecimiento de las membranas mucosas.

Un vaso de leche antes de dormir

Vaso de leche con pajita

Es un remedio casero muy antiguo que se recomienda a las personas que tienen problemas para conciliar el sueño. La leche contiene calcio y un aminoácido, el triptófano, que ayuda al cuerpo a producir melatonina, la hormona del sueño.

Se debe tomar la leche siempre templada y entre media hora o una hora antes de acostarse, para que se digiera mejor.

Jengibre para las naúseas

Infusión de jengibre, remedios caseros con alimentos

Tomar un gramo de raíz de jengibre es útil para aliviar los síntomas del mareo, las náuseas del embarazo e incluso las inducidas por tratamientos de quimioterapia.

Para preparar la infusión, debes cortar dos trocitos del tamaño de una moneda de jengibre fresco y colocarlos en una olla con agua, esperar a que hierva durante unos minutos, apagar el fuego y servir.

Manzanas y zanahorias para limpiar los dientes

Manzana mordida

La manzana limpia los dientes por el efecto arrastre de los residuos de comida que quedan entre la encías, al acoplarse a los dientes casi como si fuera un molde. Además, como es una fruta aromática, ayuda a combatir el mal aliento. Además, al ser un alimento rico en fibra, estimula ligeramente la producción de saliva y contribuye a mantener el aliento fresco.

Tanto a la manzana como a la zanahoria también se les atribuye que sean capaces de blanquear ligeramente los dientes, porque posee ácido málico.

Masticar zanahorias crudas también reduce la placa bacteriana de la dentadura. Y siempre se ha dicho que ayuda a proteger la vista, gracias a que contiene betacarotenos, precursores de la vitamina A.

Manzanilla para el dolor de estómago

Taza de infusión de manzanilla

Tomar una infusión de manzanilla para aliviar el dolor de estómago o tras haber hecho una comida copiosa es una práctica muy habitual. Con el paso de los años se ha convertido en una de las infusiones más populares en todo el mundo.

Las flores secas de la manzanilla contienen terpenoides y flavonoides que contribuyen a sus propiedades medicinales. Es especialmente recomendable para las afecciones del tracto gastrointestinal ya que se le atribuye propiedades antiinflamatorias, como el síndrome del intestino irritable.

También se le atribuyen propiedades carminativas que ayudan a reducir la sensación de gases y la hinchazón causantes del malestar estomacal. Al reducir el gas abdominal, alivia la sensación de dolor causado por los calambres estomacales.

Esperamos que estos clásicos remedios caseros con alimentos te ayuden a superar tus dolencias y te animes a recurrir a ellos como primera opción, siempre que sea posible.

Seguro que tú también conoces otros remedios caseros que te recomendaba tu madre o tu abuela. Cuentanoslo a través de los comentarios para darlos a conocer. Y recuerda compartir nuestro artículo en tus redes sociales si te ha gustado.

Quizá también puede interesarte saber cuáles son los alimentos más saciantes que te ayudarán a comer menos este verano.

¡Hasta la próxica Cocinacas!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro YouTube