Tipos de tomates y su uso en cocina

Tipos de tomates y su uso en cocina

¿Nos votas?

El tomate ¿es una fruta o una verdura? La eterna duda. La respuesta es muy sencilla: ¡ambas! Tan solo depende si lo clasificamos desde el punto de vista botánico o alimentario. Sea como sea, el tomate es uno de los ingredientes que más juego dan en la cocina, tanto como protagonista como para acompañar a otros ingredientes en un sinfín de deliciosos platos, y tanto en crudo, por sí solo, como cocinado. Hoy, aprovechando que se acerca el verano, la mejor época para los tomates, os vamos a hablar de los tipos de tomates y su uso en cocina. Y si ya se os está abriendo el apetito y os apetece ver recetas con tomates, no os cortéis.

Tipos de tomates y su uso en cocina

Aunque es originario de América, hoy en día el tomate se ha extendido por todo el mundo, y existen muchísimos tipos y variedades diferentes, tanto en su forma como en su tamaño y en su color, y, por supuesto, en su sabor y en las características de su piel, su carne y su pulpa. Actualmente las más conocidas y que más se comercializan son unas sesenta variedades, y hoy vamos a hablaros de las más conocidas. Cada una tiene sus particularidades, tanto a la hora de consumirlos (los hay que son mejores para tomar en crudo mientras que otros dan mejor resultado cocinados) como en su textura, y en todos los casos se recomienda no guardarlos en la nevera, sobre todo si se van a consumir en crudo.

Tomates cherry

Pequeños, apetecibles y muy vistosos para cocinar y sobre todo para decorar y acompañar platos. Dentro de los tomates cherry hay muchísimas variedades, tanto en tamaño como en colores y sabores. Los de pera (alargados, mientras que la mayor parte son redonditos), son muy aromáticos y afrutados, los amarillos muy dulces… cada uno, con sus particularidades. También los hay anaranjados y rosados. Son ideales para consumirlos en fresco, en ensaladas y guarniciones, y se pueden cultivar en macetas muy fácilmente, lo que hace que sean uno de los favoritos para los huertos urbanos.

Tomates raf

Se caracterizan por una forma irregular y con muchos surcos (lo que hace que sea difícil pelarlos), y por un color verde oscuro. Su carne es muy jugosa, tiene un sabor dulce y se recomienda consumirlo siempre en crudo. Son originarios de Almería, y según dicen, el suelo salino de esta zona les da un sabor muy característico. Es uno de los más caros, y su nombre se debe a que es Resistente Al Fusarium (RAF), un hongo que afecta a los tomates.

Tomate rosa de Barbastro

Tienen un característico tono rosado, piel fina, carne muy gustosa y delicada, y son muy aromáticos, con un toque entre cítrico y dulce. Es típico de Aragón y partes de Cataluña, y los más entendidos recomiendan comerlo siempre en crudo, incluso solo, con un toque de sal y aceite. Suelen ser grandes, macizos por dentro, y también tienen un precio elevado.

Tomate Kumato

También conocido como tomate negro, por su color verde muy oscuro, es dulce, pequeño y de forma redondeada, y sirve tanto para su consumo en crudo como para cocinarlo, por ejemplo, al horno. Es originario de Almería (de donde proceden la mayor parte de los tomates en España, debido a su particular clima y a su suelo), y es muy jugoso, con un toque ácido y una textura firme, lo que hace que sean muy buenos para ensaladas, ya que no se desarman.

Tomate corazón de buey

Su nombre viene de su forma acorazonada, suelen ser grandes y con un color rojo intenso. Tienen una piel muy fina (perfecta para quienes no la toleran bien pero no quieren pelarlos), pulpa abundante y muy carnosa, y un sabor intenso. Dado que suelen ser grandes, y debido a su forma característica, son perfectos para rellenar, y sobre todo se utilizan en crudo por su delicioso sabor. Muy aromáticos y jugosos.

Tipos de tomates y su uso en cocina

Tomate de pera

Se llaman así por su forma alargada, tienen un color rojo intenso, son muy carnosos y con pulpa prieta, lo que hace que sean perfectos para elaborar salsas o platos como gazpacho y salmorejo, a los que aportan mucho cuerpo y color. También se preparan asados, y no suelen utilizarse para ensalada. Es uno de los favoritos para prepararlo en conserva.

Tomate redondo

Es el más común, y dentro de esta categoría hay muchos tipos distintos, difíciles de distinguir si no se es un entendido en la materia. Suelen tener la piel bastante dura, se presentan con o sin rama, y su superficie es muy lisa. Aunque no son los más sabrosos para tomar en crudo, son los más fáciles de encontrar y los más económicos, por lo que se utilizan para todo tipo de usos (especialmente para cocinar).

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook