Beber café o té no daña al corazón según los últimos estudios

Beber café o té no daña al corazón según los últimos estudios

¿Nos votas?

Si hace unos días comentábamos que el café podría incluso ayudar a prevenir el cáncer, a continuación seguimos hablando de efectos positivos de este.

Según un estudio realizado por la Sociedad Europe de Cardiología, el hecho de beber té o café no daña al corazón ni está relacionado con ninguna otra causa de muerte. Este estudio se ha realizado durante tres años y medio, con una muestra total de 130.000 pacientes de entre 18 y 95 años.

La encargada de presentar dicho estudio, es Almudena Castro, cardióloga del hospital de La Paz de Madrid. Esta misma ha declarado que “el resultado del estudio permite desmitificar la relación que se ha establecido históricamente entre el consumo de café o té y el desarrollo de enfermedades cardiovasculares” Además, a parte de eso también ha explicado que “del estudio también se desprende que lo consumidores de café son más consumidores de tabaco, mientras que los de té acostumbran a tener unos hábitos cardiovasculares más saludables”

Las bebidas energéticas sí son perjudiciales

Por otro lado, en el mismo congreso donde se ha presentado el estudio nombrado anteriormente, también se ha presentado otro estudio. En esta ocasión realizado por la Agencia Francesa de Seguridad Alimentaria y en este se pone en alerta el gran consumo de bebidas energéticas, sobretodo por parte de la juventud.

Este tipo de bebidas no son inocuas, como se ha querido hacer creer, y muchos jóvenes están sustituyéndolas por el alcohol.

Explica Eduardo Alegría, una médico cardiólogo de la Policlínica Gipuzkoa de San Sebastián.Este mismo médico advierte de que hay que llevar mucho cuidado al beber estas bebidas, ya que en la mayoría de casos son muy edulcoradas y carbónicas. Además potencian una subida de la tensión arterial debido a su alto contenido en sodio.

Taquicardia, ansiedad, palpitaciones, temblores o dolor de cabeza son solo algunos de los efectos y síntomas que puede provocar el hecho de beber en grandes cantidades bebidas energéticas.

Eduardo Alegría también expone que “cada vez son más lo pacientes que acuden a los servicios de urgencias con el síndrome hiperadrenérgico, que es cuando a un corazón sano se le somete a un exceso de estímulos externos, en este caso, provocados por este tipo de bebidas

La fruta reduce el riesgo cardiovascular

Otro de los temas destacados por la Sociedad Europea de Cardiologia, es que cosumir fruta de manera diaria puede ayudar a disminuir hasta un 40% el riesgo cardiovascular.

Después de realizar un estudio durante siete años a medio millón de personas en China, la Universidad de Oxford, observó como las personas que comían fruta de manera regular reducían el riesgo cardiovascular entre un 25 y un 40%.

Por otro lado, también se ha informado que exponerse a episodios de estrés puede aumentar la tensión arterial y frecuencia cardiaca, provocando un accidente cardiovascular

El estrés y el aumento de infartos

Xavier García-Moll, un cardiólogo del hospital Sant Pau, también ha confirmado el que de que “la elevación espontánea de factores como la frecuencia cardiaca, la presión arterial y los mediadores neurohormonales pueden favorecer la ruptura de placas arteroescleróticas, lo que a su vez puede desencadenar en la formación de coágulos que provocan infartos”

Así pues, tal como estamos en la actualidad, con la crisis económica, esta puede ser una causa de estrés para provocar un aumento de infartos. Es por ello que también se ha llevado un estudio a cabo, en el cual se muestra un incremento del numero de infartos durante la crisis. “Especialmente entre las mujeres, entre las que se contabilizaron un 86% más de infartos, mientras que entre los hombres la incidencia de infartos creció un 28%” declara el cardiólogo Xavier García. créditos-Fuente: 20minutos.es Foto.flickr:Martin Fisch

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook