Los beneficios de una dieta vegana para tu salud

Los beneficios de una dieta vegana para tu salud

Danos tu valoracion

¡Buenas Cocinacas! ¿Últimamente te cansa la carne y quieres apostar por una dieta completamente vegetariana y vegana? Pues échale un vistazo a lo que hoy te contamos, los múltiples beneficios que puedes tener frente a una dieta convencional.

Últimamente se ha impuesto esta clase de dieta, ya sea por temas de ecologismo, por evitar el maltrato animal, las duras condiciones a las que se enfrentan en la industria alimentaria animal, etc. Pero no sólo podemos ver estas ventajas, también cabe destacar el tener un aporte mayor de antioxidantes, que nuestra esperanza de vida aumente, padecer menos problemas gastrointestinales… Muchas son las ventajas que te pueden proporcionar los vegetales y las frutas.

Eso sí, no todo iba a ser perfecto. Y es que, al prescindir de alimentos de origen animal, podemos sufrir ciertas carencias nutricionales relacionados con un déficit de estos productos. Pero esto tiene especial solución: Tan sólo debemos primar la ingesta de alimentos ricos en hierro, así como en vitaminas D y B12, dado que los tres suelen hallarse en alimentos de origen animal.

¿Quieres descubrir todas la ventajas que esta dieta puede tener para tu organismo? ¡Pues quédate y sorpréndete. que te lo contamos con todo lujo de detalle!

Las ventajas de seguir una dieta vegetariana para nuestra salud

Los beneficios de una dieta vegana para tu salud

Mayor poder antioxidante

Esta dieta será especialmente rica en antioxidantes, debido a los compuestos y las vitaminas muy presentes en frutas y verduras. Esto a la larga hará que tengamos menos probabilidades de padecer una enfermedad relacionada con el envejecimiento, la artritis, la cardiopatía o especialmente, con el cáncer. Estos alimentos ayudarán a impedir la formación de los radicales libres, unas moléculas que se producen en nuestro organismo con el paso de los años o frente a la exposición del tabaco o la radiación. 

Por un lado, la vitamina E encontrada en semillas o en frutos secos, tiene la capacidad de evitar el colesterol y la oxidación de las células grasas. Por otro lado, la vitamina C, además de mantener nuestro sistema inmunológico más fuerte que nunca, también funciona como antioxidante, contribuyendo a prevenir el daño de los radicales libres.

Por último, cabe hablar de los carotenoides, un pigmento presente en plantas y algas que protegen los ojos y la piel y potencian nuestro sistema inmunitario. Destaca especialmente el betacaroteno, muy presente en frutas y verduras de color rojo, naranja, amarillo, verde oscuro y morado, como el tomate, los frutos rojos, las zanahorias, las moras, la calabaza, la sandía, la remolacha o algunas verduras de hoja verde.

Por lo tanto, esto quizá posibilite que la esperanza de vida de una persona cuyo consumo de vegetales sea mayor aumente, por encima de una que abusa de alimentos ultraprocesados, hidratos de carbono y carnes rojas. No obstante, mantenernos activos y realizar ejercicio físico es algo fundamental para mantenernos jóvenes por más tiempo.

Colesterol prácticamente inexistente

Varios estudios han certificado que efectivamente una dieta vegariana permite vivir con unós niveles de colesterol ínfimos. Esto es debido a que la gran mayoría de estos alimentos no aportan grasas saturadas ni sustancias que aumenten el LDL o colesterol malo, como sí que lo puede hacer un exceso de consumo de carnes rojas, por ejemplo.

Y por si no fuera poco, la fibra también juega un papel importante en esto. Además de la prevención del estreñimiento y su gran poder saciante, la fibra tiene capacidad para controlar los niveles de colesterol y así, poder prevenir enfermedades cardiovasculares. Esto es debido a que reduce la absorción de las grasas, ayudando a eliminar de este modo una buena parte del colesterol que ingerimos en la dieta.

Por lo tanto, lo indicado es tener muy presentes las legumbres e incorporarlas a nuestra mesa al menos 2 o 3 veces a la semana, ya que te aportarán una gran cantidad de fibra, además de proteínas vegetales muy necesarias.

Puedes disfrutar de platos igualmente deliciosos

Hacer una dieta vegetariana no es sinónimo de dejar de disfrutar de los platos deliciosos y llenos de sabor. Puedes recurrir a recetas veganas de pasta y arroz, platos de legumbres con vegetales o setas o recurrir a elaboraciones que imiten a la carne, protagonizadas por alimentos como el seitán, la soja o el tofu. Estos alimentos son ricos en proteínas y en el caso del tofu, es una fuente esencial de calcio y hierro. Y si eres novato, puedes empezar por intentar esta elaboración de Soja texturizada con tomate y aceitunas. ¡Te va a sorprender muy gratamente!

Puedes bajar más fácilmente de peso

Esto es debido a que es una dieta rica en verduras y frutas, alimentos frecuentemente bajos en calorías y cuyo perfil nutricional presenta un bajo índice de grasas saturadas y perjudiciales. Sin embargo, debes tener en cuenta dos principales factores:

El primero de ellos es la cocción, un punto determinante y que juega un papel importante a la hora de poder adelgazar más o menos. Las forma de cocción más sana es a la parrilla, al horno, a la plancha, al vapor o al papillote y limita los fritos y rebozados. De esta manera no añadiremos mucho aceite y el porcentaje de grasas de nuestro plato será prácticamente imperceptible.

Otro de los factores a tener en cuenta es que tendrás que vigilar la cantidad y calidad de los platos que escojas. Por ejemplo, de nada sirve consumir muchos frutos secos si llevamos una vida sedentaria o abusar de las frutas especialmente azucaradas, como el plátano o las cerezas. Aunque el azúcar contenido en estos alimentos sea más saludable que el azúcar blanco más refinado, abusar de estos alimentos puede conllevar que suframos Diabetes o tengamos picos de azúcar altos que conviene evitar.

Beneficioso para el medio ambiente

La última ventaja de la que te vamos a hablar tiene que ver con ser más sostenibles. Y es que, si estás especialmente concienciado con el ecosistema y medioambiente, debes saber que realizar una dieta vegetariana contribuye a reducir la explotación tierras y bosques dedicados especialmente a la ganadería.

Estas tierras se ven afectadas constantemente por procesos de destrucción o por el excesivo uso de fertilizantes, los cuales provocan grandes cantidades de gases de efecto invernadero. Pero no sólo esto, también permite ahorrar agua, pues la producción animal requiere de una cantidad de agua casi 20 veces mayor que la producción de vegetales.

Así que, con esta dieta, además de cuidarte a ti, también estás cuidando del planeta.

¡Esto es todo por hoy Cocinacas!

¿Has visto cuántos beneficios puedes encontrar en la dieta vegana o vegetariana? Siguiendo esta dieta puedes disfrutar de todo el sabor de tu pasta, vegetales o legumbres, sin necesidad de recurrir a alimentos animales. Puedes preparar elaboraciones que se asemejen a la carne y que serán mucho más saludables y fáciles de digerir. Es el caso de esta Hamburguesa de Calabaza, un vegetal bajo en calorías y muy nutritivo. ¡Perfecta para tus comidas y cenas!

Y si quieres descubrir más recetas como esta, suscríbete a nuestro Canal de Youtube y no te pierdas nada.

¡Hasta la próxima Cocinacas!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro YouTube