Quimiofobia. Miedo a los aditivos. ¿Está justificado?

Quimiofobia. Miedo a los aditivos. ¿Está justificado?

Danos tu valoracion

¡Hola, Cocinacas! ¿Cómo estáis hoy? ¿Preparados para aprender algo más sobre nutrición? En esta ocasión hablaremos de la famosa Quimiofobia. Un término que suena a químicos y aditivos y que es probable que desconozcas pero también puede que te sientas identificado con las personas que la sufren. Seguro que tú también te has preguntado alguna vez si todos los alimentos naturales son buenos y si todos los aditivos son malos. En este post te explicamos todo esto y si te quedas hasta el final del post, te contaremos qué hacer con alimentos que contienen ciertos aditivos que pueden llegar a ser cancerígenos y de qué forma evitarlos. ¡Vamos allá!

¿Qué es la Quimiofobia? ¿Merece la pena sentir miedo por los aditivos que consumimos?

Quimiofobia. Miedo a los aditivos. ¿Está justificado?

La quimiofobia es es el miedo irracional a las sustancias químicas y a la química en general y este miedo, por supuesto, también incluye a los aditivos alimentarios. Estas sustancias se han utilizado durante milenios para conservar, modificar el sabor y aroma, dar color y modificar el producto para darle cierto atractivo. Pero vamos a explicarte más detalladamente qué son los aditivos.

¿Qué son los aditivos? ¿Son perjudiciales?

Simplemente son sustancias muy variadas que se añaden en pequeña cantidad a los alimentos con una finalidad tecnológica como conservar el color, textura, etc. Actualmente, un aditivo en Europa se considera como tal porque así aparece en la lista de aditivos escrita por el poder legislativo de la Unión Europea, la cual se revisa con regularidad y de manera constante.

A los aditivos alimentarios se les conoce por tener un código. Por ejemplo: El E-420 se trata del sorbitol, un edulcorante, aunque en la lista de ingredientes también se les puede ver escritos por su nombre. De esta manera, la industria alimentaria juega con la falta de conocimiento de las personas para hacerles pensar que al no tener códigos en la lista de ingredientes, ese alimento será más natural o mejor.

Todos los aditivos aprobados, es decir, con su código E- xxx, han pasado por pruebas de toxicología para garantizarnos que ese aditivo es seguro en las dosis utilizadas. Es importante hacer hincapié en la dosis o cantidad, porque cualquier sustancia, hasta el agua,  en dosis muy altas es tóxica. Sí, beberte 5 L de agua en pocos minutos puede causar problemas graves. Vamos a verlo en números: Por ejemplo, para superar la ingesta diaria admisible de la sucralosa, un edulcorante de 300 a 600 veces más dulce que el azúcar de mesa, necesitaríamos tomar más de 3 litros de zumo de frutas edulcorado al día. Aun así, todavía tendríamos que tomar 300 litros para notar efectos adversos por ese aditivo. Es imposible tomar tanto zumo en un día y con este ejemplo, nuestro objetivo es hacerte ver que las cantidades de aditivos que se usan son muy pequeñas.

Además, muchos aditivos se encuentran en alimentos y está presente en muchos vegetales, como algunos ricos en vitamina C. Con esto no queremos aventurarnos a decir que los aditivos son buenos, simplemente habría que decir que es seguro comerlos y no debería preocuparte hasta tal punto de sufrir Quimiofobia.

Los alimentos naturales: ¿Técnicas de Marketing?

Otro reclamo que se utiliza mucho en publicidad es el término “natural”, que se puede malinterpretar y asociar como algo positivo. Existen alimentos naturales que no son buenos para nuestra salud como el pan del molde que alega ser 100% natural, pero lleva harina refinada, eso sí, natural. El término natural quiere decir que en su producción NO ha intervenido el hombre.

Mucha gente asocia natural a poco procesado y saludable,  ahí está el error. Existen productos procesados que son saludables. Por ejemplo, las legumbres de bote, que ya vienen cocidas y contienen EDTA, un aditivo antioxidante. Es mejor cocerlas en casa, pero no siempre tenemos tiempo para ello y no debemos preocuparnos por una pequeña cantidad de EDTA que se irá en su mayoría al lavar las legumbres y quitar el líquido de cobertura

De lo que sí debemos de huir es de los alimentos ultraprocesados. Este tipo de alimentos tienen pobre calidad nutricional y bastantes aditivos ya sea para potenciar su sabor, período de conservación u otra característica.

Por lo tanto, como conclusión queremos hacerte ver que existen algunos aditivos más seguros que otros. Por ello, la ley permite que se puedan añadir según lo necesite el fabricante. No obstante, este tipo de aditivos son los que menos te tienen que preocupar.

Cómo minimizar la toxicidad de los nitritos y nitratos

Quimiofobia. Miedo a los aditivos. ¿Está justificado?

Existen otro tipo de aditivos como los nitritos que se sabe que no son saludables pero es necesario utilizarlos para evitar un peligro mayor como es la bacteria Clostridium Botulinum. Este microorganismo genera la toxina más letal que existe. Un ejemplo de alimento que contiene estos nitratos y nitritos son los embutidos, de los que efectivamente no podemos abusar. Sus códigos son E 250, E 251 y E 252. ¡Apúntalos!

¿Qué podemos hacer para minimizar esta toxicidad que nos aportan los nitritos y nitratos? Éstos se encuentran principalmente en carnes como el jamón curado, el lomo y otros alimentos principalmente proteicos. Además, tienen aminas, que son compuestos químicos orgánicos derivados del amoniaco. ¡Y atención porque aquí viene el peligro! Si calentamos estos alimentos con nitritos y nitratos, se van a unir a las aminas. Entonces se forma un compuesto cancerígeno llamado nitrosamina. Por lo tanto, con un simple gesto como no calentar estos alimentos, estarás evitando consumir esta sustancia plenamente perjudicial.

¡Hasta aquí el post de hoy Cocinacas! Esperamos que te haya sido útil y recuerda, no te preocupes por consumir aditivos, ya que actualmente no son un problema. Lo que debe preocuparte es que elijas alimentos saludables y que sean de alta calidad nutricional, que acompañados de la ausencia de aditivos, harán que tu salud esté en mejor estado que nunca. Si te interesa este tema y quieres profundizar sobre lo que lleva cada alimento que compres, pásate por nuestra entrada sobre Etiquetado: lista de ingredientes. La verdad de un alimento y descubre toda la información que necesites.

Tampoco te olvides de suscribirte a nuestro Canal de Youtube, donde subimos un montón de recetas saludables y fáciles de elaborar que te encantarán.

¡Hasta la próxima, Cocinacas!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook