Donuts o Berlinas rellenos de Nocilla

Berlinas rellenos de Nocilla

Danos tu valoracion

Está claro que nadie puede resistirse a unas berlinas, pero si encima son rellenamos de nocilla, pues mucho mejor. Los ingredientes para preparar la masa de estas berlinas rellenos o también llamados Berlinas, es prácticamente la misma, la diferencia es que al estirar la masa la dejo un poquito más gruesa, y no les quito el agujero claro, por lo demás es idéntica.

Para el relleno podéis utilizar nocilla por ejemplo, o nutella, cualquier crema de chocolate y avellanas de las que venden en los supermercados, así ahorráis tiempo, aunque si queréis también podéis elaborar una ganache casera y luego añadirle los frutos secos. Ahí va la receta, espero que os guste.

Ingredientes Para 15 berlinas caseras

  • 350 g de harina de fuerza
  • 150 g de harina de trigo
  • Un poco más de harina de fuerza para espolvorear la mesa de trabajo
  • 16 g de levadura seca de panadero (en polvo)
  • 2 huevos pequeños
  • 85 g de azúcar blanquilla
  • 250 ml de leche entera a temperatura ambiente
  • Una cucharilla de sal fina
  • 55 g de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • Aroma de vainilla, o agua de rosas, o agua de azahar
  • Aceite de girasol

Para el relleno:

  • 1 bote de nocilla , nutella, o crema de chocolate con avellanas
  • 300 g de chocolate negro de cobertura
  • avellanas, o pistachos picados finamente.

Elaboración de las Berlinas rellenas de Nocilla

  1. Lo primero que vamos a hacer, es poner las dos harinas en un cuenco grande, le añadimos la levadura en polvo, y con una cuchara de madera mezclamos muy bien. Reservamos.
  2. En el recipiente de la batidora o robot de cocina, colocamos los dos huevos y el azúcar, comenzamos a mezclar (con la pala mezcladora)  a velocidad media-baja. Mas o menos en la posición 2. Si no tienes Robot de Cocina al final de la receta en anotaciones te explicamos cómo hacerlo.
  3. Seguidamente añadimos la cucharilla de sal, aproximadamente unos 5 g., y a continuación vertemos la leche en el recipiente, poco a poco  y sin dejar de mezclar. Incorporamos también un chorrito de agua de azahar, o unas gotas de aroma, lo que vosotros queráis. Seguimos mezclando.
  4. Ahora es el momento de añadir las harinas que hemos mezclado con la levadura, lo haremos poco a poco, con una cuchara iremos agregando toda la harina sin dejar de mezclar, hasta terminar. Esperamos unos segundos hasta que se integre bien la harina, y por último incorporamos la mantequilla, que debe estar blandita.
  5. Cuando la mantequilla se haya integrado, despegamos la masa de la pala mezcladora, y la volcamos sobre la encimera , que habremos enharinado previamente un poco para que no se pegue la masa. Comenzamos a amasar con los puños y las palmas de la mano. Si vemos que se nos pega, espolvoreamos la encimera con un poco más de harina.
  6. Cuando tengamos una masa lisa, elástica y homogénea, hacemos una bola, y la colocamos en un recipiente grande espolvoreado con un poco de harina o aceite.  La tapamos con un paño de cocina, y la dejamos reposar dentro del horno apagado una hora y media, hasta que la masa duplique su tamaño.
  7. Desinflamos la masa apretando en el centro de la bola con el puño. La volcamos en la encimera, enharinamos de nuevo, y comenzamos a estirar la masa con un rodillo, hasta obtener un grosor de unos 2 cm.
  8. Con un corta pastas o un vaso de unos  6 cm de diámetro, hacemos discos de masa, que los iremos depositando sobre una bandeja con papel de horno, y dejando una separación entre ellos. Hacemos lo mismo con los recortes de masa que nos han quedado. Dejamos crecer los discos de masa unos 40 minutos más, dentro del horno apagado, hasta que vuelvan a doblar su tamaño.
  9. En una cacerola grande ponemos abundante aceite de girasol, lo calentamos hasta los 160º C Cortamos el papel de horno de alrededor de los discos, y los depositamos con el papel en la cacerola, de uno en uno, retiramos el papel con unas pinzas y los freímos ligeramente, dándoles la vuelta varias veces, hasta que los berlinas esté doraditos. Los vamos retirando y los colocamos sobre un papel absorbente de cocina. Dejamos enfriar por completo.
  10. Cuando estén fríos, rellenamos una manga pastelera con una boquilla pequeña y lisa, con la nocilla o nutella,. Vamos rellenado todos las berlinas, clavando la boquilla con cuidado el los lados.Fundimos el chocolate negro en el microondas, y bañamos la pare de arriba de las berlinas. Decoramos con pistachos y avellanas, o con los frutos secos que más nos guste.

Anotaciones y Consejos

* Si no tenéis robot de cocina, no pasa nada. Ponemos la dos harinas que hemos mezclado con la levadura, en la encimera, le hacemos un hueco en el centro, añadimos los huevos, el azúcar . Con los dedos mezclamos estos dos ingredientes, solo en el centro, sin añadir harina.

Incorporamos entonces la leche, el aroma y la sal, y ahora si, mezclamos añadiendo un poco de harina de los bordes.

Mezclamos todo muy bien con las manos hasta que se integren todos los ingredientes. Abrimos un poco la masa y entonces integramos la mantequilla cortada en dados, la mantequilla debe estar blandita. Amasamos muy bien con las manos hasta conseguir una masa lisa. Elástica y homogénea. Espolvoreando un poco de harina en la mesa para que nos sea más fácil amasar.

A partir de ahora, seguimos la receta desde el paso nº 6.Un saludo, y espero que hagáis estas berlinas rellenas, que os van a encantar. Autor: Ettore Cioccia

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook