Bombones caseros

Bombones caseros

Danos tu valoracion

Bombones caseros

Hoy os vamos a enseñar cómo hacer unos ricos bombones en casa. ¡Sí!, habéis leído bien; ¡bombones! Y es que estos pequeños dulces son tan fáciles de preparar que solo necesitamos un poco de chocolate, algún ingrediente para rellenarlos y unos moldes para darles forma. A la hora de elegir el chocolate os recomiendo que no escatiméis, y que os decantéis por un chocolate de calidad. Del mismo modo, el resto de ingredientes que elijáis deben estar a la altura de la calidad del chocolate.

¿Os imagináis la cara que pondría un amigo, o vuestra pareja, si le regaláis una cajita repleta de unos deliciosos bombones caseros? Con esta receta os lo ponemos muy fácil para hacerlo posible, ya que, además del detallado paso a paso de la receta escrita, os compartimos un vídeo en el que podéis ver todo el proceso de elaboración.

¿Estáis preparados para hacer unos ricos bombones caseros?

¡Comenzamos!

Vídeo de la Receta

Ingredientes [Para 30 unidades]:

  • Chocolate negro – 250 gramos
  • Chocolate blanco – 100 gramos
  • Cerezas – confitadas 8 unidades
  • Dulce de leche – 80 gramos

Elaboración de la Receta

  1. Preparamos el baño María para fundir el chocolate.
  2. Troceamos el chocolate blanco y lo ponemos en el cuenco que tenemos en el baño María. Lo calentamos suavemente para que se vaya fundiendo poco a poco. Removemos con una espátula de silicona para facilitar el proceso.
  3. Una vez que el chocolate está fundido, lo ponemos dentro de una manga pastelera desechable.
  4. A continuación, cortamos un pequeño trozo de la punta de la manga y comenzamos a poner chocolate en los moldes de silicona. Nosotros hemos usado dos tipos de molde, uno con forma de flor y otro con forma de concha. En el primero ponemos chocolate solo en los bordes de los pétalos. En el caso del monde de conchas, cubrimos con chocolate blanco 2/5 partes de su capacidad. Cuando hayamos puesto el chocolate, golpeamos el molde contra la mesa para que el éste se acomode y no nos queden burbujas de aire.
  5. Seguidamente, metemos los moldes en la nevera para que el chocolate solidifique. Dejamos reposar durante 30 minutos.
  6. Mientras tanto, cortamos en trozos las cerezas confitadas.
  7. Troceamos el chocolate negro y lo ponemos a fundir al baño María. Removemos regularmente con una espátula de silicona.
  8. Pasados los 30 minutos, sacamos el molde de conchas de la nevera. Ponemos en su interior varios trozos de cereza.
  9. Cuando el chocolate negro se haya fundido, lo ponemos en el interior de una manga pastelera. Cortamos la punta, y comenzamos a rellenar el molde con forma de conchas. Cuando hayamos terminado, golpeamos el molde contra la superficie de trabajo para que el chocolate se asiente y no queden burbujas de aire. Seguidamente, y con la ayuda de una rasqueta, retiramos el exceso de chocolate. Llevamos de nuevo el molde a la nevera y dejamos que el chocolate solidifique durante varias horas.
  10. Continuamos con la elaboración de los bombones con forma de rosa. Rellenamos los huecos con el chocolate negro. Cuando terminemos, golpeamos el molde contra la mesa de trabajo para que el chocolate se acomode. En este momento, damos la vuelta al molde, sobre un plato alargado o una bandeja, y lo sacudimos enérgicamente para que el chocolate caiga, de este modo, las paredes de cada uno de los huecos quedan cubiertas por chocolate, formando un armazón que albergará el relleno de dulce de leche. Cuando haya caído el chocolate, retiramos con la rasqueta el exceso de chocolate  y llevamos el molde a la nevera. Dejamos enfriar durante 30 minutos.
  11. Mientras tanto, procedemos a meter el dulce de leche en una manga pastelera.
  12. Pasado el tiempo de enfriado, sacamos el molde, cortamos el extremo de la manga pastelera, y ponemos un poco de dulce de leche en el interior de cada hueco. El dulce no debe llegar hasta arriba, ya que aún nos queda por poner otra capa de chocolate para cerrar el bombón.
  13. Una vez que hemos repartido el dulce de leche, golpeamos el molde contra la mesa de trabajo para que el dulce se asiente.
  14. A continuación, terminamos de rellenar los huecos con chocolate negro. Una vez más, golpeamos el molde para que el chocolate se asiente. Con la ayuda de la rasqueta, retiramos el exceso de chocolate y metemos el molde a la nevera donde lo dejaremos enfriar durante varias horas.
  15. Varias horas después, ya podemos desmoldar los bombones.

Anotaciones y Consejos

En esta receta os mostramos cómo hacer dos tipos de bombones, pero se pueden hacer infinidad de variaciones, combinando distintas proporciones de chocolate y usando todo tipo de ingredientes como relleno o cobertura (mermeladas, siropes, frutos secos, fruta escarchada, crema de leche, licores, praliné de avellanas o almendras, etc).

Debemos tener en cuenta que estamos trabajando con chocolate fundido, por lo que debemos ser relativamente rápidos a la hora de rellenar el molde para que el chocolate no comience a solidificar. Si vemos que empieza a hacerlo, podemos doblar la punta de la manga pastelera y volver a poner el chocolate al baño María.

Para hacer estos bombones es importante que os hagáis con moldes de silicona adecuados para la ocasión, no sirven moldes rígidos destinados a otro tipo de elaboraciones.

Si por el motivo que sea vamos a dejar los moldes en la nevera durante varios días, es importante guardarlos en el interior de un recipiente hermético, o envolverlos con plástico de cocina para evitar que el chocolate absorba olores de otros alimentos.

Una vez que los desmoldéis, lo mejor es meterlos en un recipiente hermético y guardarlos en la nevera.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook