Tarta de queso en Thermomix

Tarta de queso en Thermomix

Danos tu valoracion

La tarta de queso es un postre estrella y uno de los más recurrentes, ya que por un lado está deliciosa, y por otro, es muy sencilla de preparar, todavía más si tienes una Thermomix te recomiendo que hagas tu propio pan con thermomix. Con esta receta de tarta de queso en Thermomix tendrás un postre riquísimo y que parece muy elaborado en muy poco tiempo, y tan fácil de hacer que te sorprenderá y la prepararás una y otra vez. Además, al no ser necesario hornearla, su preparación es aún más rápida. Y si no tienes Thermomix también puedes hacer estupendas tartas de queso sin ningún problema: no te pierdas nuestra tarta de queso.

Ingredientes para una tarta

  • 200 ml de nata líquida
  • 200 gramos de queso para untar (tipo Philadelphia)
  • 300 ml de leche (mejor si es entera)
  • 180 gramos de azúcar
  • 150 gramos de galletas tipo Digestive (más densas y compactas que las normales)
  • 2 sobres para preparar cuajada
  • 70 gramos de mantequilla
  • Mermelada de frambuesa

Pasos de Tarta de queso en Thermomix

  1. Trituramos las galletas en el vaso de la Thermomix para preparar la base, durante 10 segundos a velocidad 10.
  2. Añadimos la mantequilla (mejor que esté a temperatura ambiente), y mezclamos a velocidad 5 durante 5 segundos. Quedará con un aspecto parecido al de la arena húmeda.
  3. Colocamos en el fondo de un molde desmontable la masa de galleta, presionando bien para que quede una base bien compacta. Metemos en el congelador para que se endurezca.
  4. Limpiamos y secamos el vaso de la Thermomix y colocamos la nata, el queso de untar, el azúcar, la leche, los sobres de cuajada y programamos durante 8 minutos a 90 grados y velocidad 4.
  5. Una vez preparado, vertemos cuidadosamente en el molde, y dejamos que enfríe para a continuación dejarla durante por lo menos 3 horas en la nevera.
  6. Cuando ya esté bien frío, cubrimos con la mermelada de frambuesa, desmoldamos y servimos.

Anotaciones y consejos

Si queréis que quede más bonita y con un toque especial, una vez que cubráis con la mermelada podéis colocar frutas del bosque de distintos tipos por toda su superficie: nosotros hemos utilizado arándanos, moras y por supuesto frambuesas, que combinan a la perfección con la mermelada. Y si queréis que sea más fácil de desmoldar y que tenga aún mejor aspecto, preparadla de un día para otro. ¡A disfrutar!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook